lunes, 16 de octubre de 2017

Manitas de Cerdo en Salsa

¡Hola a todos !
Después de los días festivos que hemos pasado, ha llegado de nuevo el lunes. Temido para muchos, aunque soy de las raras que me gustan. Es día de volver a cocinar y de publicar nuevas recetas. Nada mejor que empezar la semana con un plato de siempre y de nuestra cocina tradicional. 
Para cumplir con estos requisitos, he elegido manitas de cerdo. 

Las cocino de diferentes formas, de hecho hace tiempo ya que publiqué una de ellas ( aquí podréis ver la receta anterior ). Hoy la presento de distinta manera. Para mi, siempre ricas. Pero vosotros elegid la que más se adapte a vuestros gustos. 


Mi padre me las pidió este verano, como le encantan así, no se hable más:  ¡ Cocinamos hoy para él ! Elaboradas como más le gustan.


También podemos hacerlas con garbanzos, añadiendo chorizo, morcilla y tocino... Un ingrediente que se presta a muchas preparaciones diversas y que os seguiré mostrando poco a poco.

Como se trata de un receta especial, quiero participar con ella en un reto organizado por Sergio Benito Hernández del blog Sergio Recetas y  Marisa González de Thermofan. Los dos grandes blogueros y cocineros. Para mí, buenos amigos que es lo más importante. Ellos se han unido para animarnos a participar en Recetas de aquí y de allá. Recetas de toda la vida, tradicionales, de nuestra casa y de nuestra familia. Esas joyas, que como siempre digo, nunca deberían perderse.  



Este plato está entre los tradicionales de mi familia y de mi madre. Así la aprendí. No hay duda que es cocinada con esmero y cariño, con los aromas y sabores de mi casa que perduran en mi memoria. 






Espero que sea de vuestro agrado y encantada de participar.  Es todo un honor y un placer. 


INGREDIENTES
  • 1 k. de manitas de cerdo
  • 150 g. de salsa de tomate frito ( tomate frito casero )
  • 1 cucharadita de Pimentón de la Vera
  • 1 copita de vino blanco 
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo de asar
  • 1 cabeza de ajos
  • 50 g. de AOVE
  • sal y pimienta
  • 1 l. de agua
  • 1 hoja de laurel

PREPARACIÓN

 -Enjuaga bien las manitas, ponlas en agua un rato, tira ese agua y vuelve a enjuagar hasta que el agua salga totalmente clara.
-Hecho esto, en una cacerola pon las manitas de cerdo, la hoja de laurel, una cebolla pelada y cortada en cuartos, la cabeza de ajos y una cucharadita de sal. Cubre de agua y ponlas a cocer alrededor de  1 hora y 1/2 ( hasta que estén tiernas ). 
-Saca del caldo un vez cocidas, deja enfriar y escurre bien ( puedes trocearlas y quitar los huesos, aunque esta vez las he dejado enteras ). 
-Cuela el caldo y reserva también.


-En una cacerola pon aceite a calentar y sofríe la cebolla  y pimientos picados.


-Cuando estén dorados incorpora el vino.


-Espera un par de minutos para que evapore el alcohol, pon un cacito del caldo reservado de la cocción de las manitas.


-Añade el tomate frito, la cucharadita de pimentón dulce, sal y pimienta al gusto.

                          

-Rehoga unos minutos más, para que todo quede bien integrado e introduce las manitas en esta salsa.


-Sigue cocinando a fuego medio, hasta que la salsa quede concentrada y espese ( unos 15-20 minutos más ). Removiendo con cuidado de vez en cuando.
-Opcionalmente, en estos últimos minutos de cocción, puedes añadir garbanzos tiernos de bote. Si lo prefieres, acompaña con patatas fritas.
-Si la haces con tiempo y antelación, incluso el día antes, quedan mucho más ricas, pues los sabores y aromas quedan más patentes. 



miércoles, 11 de octubre de 2017

Potaje de Garbanzos con Coles

Comer con cuchara es comer bien. Sano y rico, suculento, en definitiva, comer con gusto.  Las legumbres no faltan en casa y eso me parece una estupenda forma de cuidar a mi familia. Hubo una época que dejaron de tener buena fama: que si engordaban mucho, que si no eran tan sanas como se decía...
Un sin fin de teorías que hicieron que en algunas familias, se dejaran de tomar y se sustituyeran por comidas más "modernas".

Menos mal  que ha vuelto la cordura, las buenas costumbres y han ido recobrando, poco a poco, el puesto importante que se merecen.

La receta de hoy es bien sencilla, libre de grasas pues si queremos cuidarnos un poquitín, se pueden hacer deliciosos platos de legumbres sin añadir pringues y carnes. Son potajes riquísimos y ayudan a que mantengamos la línea y buena salud. Así podremos hacerlos con más asiduidad. Eso no quita, que de vez en cuando, podamos darnos el gusto de comer una estupenda "pringá" en un cocido con todos sus avíos.

Siempre acosejo que las legumbres que utilicemos sean de calidad, pues eso ahorrará tiempo de cocción, caldos más concentrados y por supuesto harán que el sabor de potaje sea espectacular. Añadimos todas las hortalizas o verduras que nos apetezca, y seguro que siempre disfrutaremos de un gran plato.

Yo no tengo costumbre de usar la olla a presión ni la olla rápida para este tipo de recetas,  pero si prefieres acortar los tiempos, no hay duda que puedes hacerlo. Quedan igualmente ricos.

Hoy cocinamos a fuego lento, sin prisas... ¿ Te animas ?


garbanzos_coles

INGREDIENTES

  • 300 g. de garbanzos
  • 1/2 col blanca
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 2 patatas
  • 2 o 3 zanahorias
  • 1 tomate rojo y maduro
  • 1 cucharada rasa de pimentón dulce de La Vera
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de cominos
  • 1 cabeza de ajos
  • sal
  • 60 g. de AOVE


coles_cocido

PREPARACIÓN



La víspera pondremos los gasbanzos en remojo con agua fría.





Al día siguiente, sacamos los garbanzos del agua y los ponemos a escurrir.
Pon a calentar agua en una cacerola, echa los garbanzos, los ajos y el laurel. Cuece a fuego medio-alto. El agua deberá cubrir los garbanzos.



Pon a calentar aceite en una sartén, sofríe la cebolla picada. Cuando se ponga transparente añade los pimientos picados.


 Cuando adquiera color dorado añadimos el tomate muy picado o rallado.


Esperamos a que esté el tomate bien pochado, removemos  y apartamos del fuego. Este sofrito lo añadimos a la cacerola con los garbanzos. Agrega las zanahorias peladas y partidas en rodajas.


Ve quitando la espuma que sale a la superficie con una espumadera. Añade el pimentón, cominos y sal.

                           

Cuando los garbanzos estén casi tiernos, más o menos tendrán que pasar unas 2 horas ( dependerá de la calidad de la legumbre y lo tierna que sea ), añade la col partida en trozos. Continúa cociendo a fuego medio, con la tapadera de la cacerola puesta.


Por último, incorpora las patatas chascadas cuando las coles estén tiernas. Deja cocer unos 15-20 minutos más, hasta que las patatas enternezcan y el caldo quede más concentrado.


Apagamos el fuego, dejamos reposar un poquito mientras ponemos la mesa y todos a disfrutar.




garbanzos_potaje

Si tenemos prisa no hay excusa para dejar de comer legumbres , os dejo aquí como se hace este misma receta con garbanzos tiernos de bote. También es una estupenda solución.







domingo, 8 de octubre de 2017

Caja de Vinos Reciclada

 ¡ Pena me da ver cuántas cajas de vinos, de frutas y mil cosas más, van a la basura !  Reciclar en los momentos que vivimos es importante. Si reciclo todo lo que sobra en la cocina, también lo hago con envases de plástico, cajas de madera, botes de vidrio y en general, con todo lo que puedo. Dar una segunda oportunidad, antes de tirar.

 Para hacer nuestras manualidades de reciclaje podemos apañarnos con cosas que tenemos en casa, reduciendo así,  el gasto del trabajo que vamos a realizar.   Por eso, para decorar esta caja de vinos he utilizado un mantelito de papel, de los que usamos para presentar tartar y pasteles, los de blonda.  Para estampar la pintura he usado una esponjita de maquillaje. Seguro que todas tenemos una  y si no es así, también podríamos emplear la esponja del estropajo, como por ejemplo, los de salvauñas. 

Lo más importante es tener ganas, dejar volar la imaginación y seguro que pasarás un rato entretenido. Despúés disfrutarás mucho más, al verla lucir en un rinconcito de tu casa, estando hecha por ti mismo.

¡ Ponte a buscar, seguro que algo encontrarás !




MATERIAL NECESARIO

  • 1 caja de madera de vinos
  • pintura a la tiza del color que más te guste ( las mías blanca y rosa fuerte )
  • 1 blonda de papel
  • 1 esponjita de maquillaje ( o de cualquier otra clase )
  • cera para pintura a la tiza
  • cinta de carrocero




MODO DE HACERLO

Limpia bien la caja por dentro y por fuera. Si ves que la madera tiene alguna astilla, lija un poco.
Pinta los laterales, frente de la caja y parte trasera con el color rosa. Da varias manos y siempre deja secar entre una mano y otra.



 La tapadera de la caja píntala de color blanco. Da varias manos, deja secar entre capas y cuando esté completamente seca, pega la blonda con cinta de carrocero.




Moja, sin cargar de pintura, la esponjita y ve dando pequeños toques encima de la blonda, por las partes caladas, hasta cubrir todo. Es importante que la esponja no tenga exceso de pintura y que hagas toques, no deslices la esponja por encima. Se tratara de estampar.



Ve repitiendo el mismo proceso por el resto de la caja, como más te guste. 




Cuando toda la vaja esté terminada de decorar y bien seca la pintura, aplica cera para protejer el trabajo. Así queda más terminada. Al día siguiente, puedes pulir la cera con un paño suave.



Ahora tengo una bonita caja para mis infusiones. ¡ Estoy encantada !






miércoles, 4 de octubre de 2017

Pastel de Coliflor Gratinada

Una vez aprendida o vista una receta, podemos dejar volar nuestra imaginación. Cambiarla con los ingredientes que más nos gustan, los que tenemos a mano o hacer mil y una combinaciones diferentes. Adaptarla a nuestros gustos y preferencias haciendo así, un poco de "magia" en la cocina.

Hace tiempo publiqué un pastel de patatas, receta de siempre en mi casa que se presta a muchos cambios. Cada uno de ellos hace que el plato sea diferente. Hoy he elegido coliflor y mozzarella. Si te gusta más, quédate con este pastel; si lo prefieres, el de patatas es igualmente delicioso y seguramente, el preferido de los niños. Pero no dudes en llevarte los dos, pues sin duda,  los vas a disfrutar.

Vamos con la receta y comenzamos a cocinar.


coliflor_pastel

INGREDIENTES

  • 1 coliflor grande y hermosa
  • 1 o 2 bolas de mozzarella
  • 5 huevos de gallinas felices
  • 4 dientes de ajo
  • AOVE
  • sal y pimienta

BECHAMEL DE COBERTURA EN THERMOMIX

  • 25 g. de aceite de oliva
  • 25 g. de mantequilla
  • 1/2  cebolla
  • 25 g. de harina
  • 300 g. de leche
  • sal
  • pimienta
  • nuez moscada
PREPARACIÓN

Pon en el vaso la cebolla. Programa 4 segundos, velocidad 4. Añade la mantequilla, aceite y programa velocidad 1, temperatura varoma, 8 minutos.

Añade la harina, velocidad 3, temperatura 100º, 2 minutos. Incorpora la leche, sal , pimienta, nuez moscada y programa velocidad 4, 20 minutos, temperatura 100º.

coliflor_gratinada


PREPARACIÓN

Pon agua en una cacerola, 1 cucharadita de sal y pon la coliflor troceada. Si lo prefieres puedes cocerla al vapor ( yo la cuezo al vapor o en microondas y es más de mi gusto pues se conservan más los sabores ). Una vez esté tierna, pero con consistencia, al dente más bien, saca del agua y escurre. Reserva.
Pon a calentar aceite en el fondo de una sartén grande o cacerola. Echa los ajos laminados y cuando estén dorados añade la coliflor reservada.  Rehoga la coliflor durante unos minutos, pon pimienta y rectifica de sal.



Unta una fuente apta para el horno con un poco de mantequilla y vierte en ella la coliflor rehogada.




Cubre con la bechamel.



Separa las claras de de las yemas. Bate las claras a punto de nieve y cuando estén montadas, no hace falta que monten mucho, añade las yemas. Bate todo a la vez y echa encima de la bechamel.



Corta la mozzarella en rodajas de finas y ponlas encima del huevo. 




 Gratina en el horno a 180º hasta que toda la superficie esté dorada. Mete un palillo y comprueba que el huevo se ha cuajado. 




coliflor_pastel


domingo, 1 de octubre de 2017

Buñuelos de Brócolis

Desde que retomé el blog después de las vacaciones de verano, no he publicado recetas de verduras. En mi casa se toman a diario y son imprescindibles en mi cocina. Tengo la suerte de que a toda la familia le gusta, y puedo cocinarlas de cualquier forma pues siempre son del agrado de todos.

Hoy lunes, empezamos con unos buñuelitos de brócolis. Un buen entrante, delicioso tapeo o cena perfecta. 

 Lo mejor es que empecemos a prepararlos pues la hora de comer se acerca.

buñuelos_brócolis

INGREDIENTES
  • 500 g. de brócolis
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • 180 g. de harina de repostería
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 350 g. de agua ( se aprovecha el agua de la cocción de las brócolis )
  • unas ramitas de perejil fresco
  • sal y pimienta 
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 l. de aceite de oliva para freír los buñuelos

brócolis_buñuelos



PREPARACIÓN

Lava bien las brócolis, pela los tallos, quita las hojitas verdes y separa los "arbolitos". 


Pon agua a calentar en una cacerola con una cucharadita de sal. Echa las brócolis y cuando estén tiernas, saca y escurre. No tieres el agua de la cocción pues nos servirá para la masa de los buñuelos.
Pon en un bol la harina con la levadura y ve echando el agua de la cocción poco a poco, una vez se haya enfriado y remueve. Añade el huevo entero y remueve la masa para que quede todo bien integrado. Rectifica de sal y añade pimienta al gusto. también es el momento de poner la cucharadita de cúrcuma.
Pica el perejil, la cebolla pequeñita y los dientes de ajo. 


Añade a las brócolis cocidas. Incorpora toda la verdura a la masa.


Tapa con papel film y deja reposar en el frigorífico al menos una hora.

Caliente aceite en una sartén. Ve echando porciones de masa con una cuchara sopera.


Cuando estén doradas saca a un papel absorvente.



brócolis_buñuelos


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...