Alitas de Pollo con Salsa Barbacoa

 Las alitas de pollo se comen sin sentir, son bocaditos exquisitos que, con un buen adobo, se convierten en verdaderos manjares. En casa siempre son bienvenidas tanto si las preparo con miel y limónal ajillo o con azúcar moreno y canela en microondas. Pero en la variedad está el gusto y, una vez más, las he elaborado de diferente forma, acompañadas de salsa barbacoa que aporta el sabor perfecto a las alitas de pollo. Han quedado deliciosas y ha pasado a ser una receta frecuente en mi casa. La familia siempre es la más crítica, si ellos dicen que están de rechupete, no hay más que hablar. 

Las alitas de pollo es un producto económico y las encontramos muy bien preparadas en el mercado. Así, con muy poco, podremos llevar a nuestra mesa un magnífico plato que nos hará disfrutar. Puedes acompañarlas con patatas fritas, asadas, cocidas, arroz blanco o cualquier verdura.  Sólo hay que dejarlas macerar en el adobo durante unas doce horas, de esta forma me aseguro de que toman bien el sabor. De vez en cuando, las remuevo para que se impregnen todas por igual. 

La salsa barbacoa también difiere un poco de la que habitualmente hago. Os recuerdo la que ya tengo publicada en el blog en microondas para que podáis elejir la que más os guste. 

Feliz semana  y para empezarla con una sonrisa en los labios dejo esta bonita frase:

                                              "La risa no tiene tiempo,

                                               la imaginación no tiene edad

                                               y los sueños son para siempre"

                                               Walt Disney

INGREDIENTES PARA EL ADOBO

  • 1 kg. de alitas de pollo patidas por la mitad y sin puntas
  • 1 cucharada de pimentón dulce de la Vera
  • 2 dientes de ajo picados
  • 2 cucharadas de azúcar integral (panela)
  • pimienta
  • 1 limón
  • 4 cucharadas de salsa de soja
No pongo sal pues ya es suficiente con la soja.

INGREDIENTES PARA LA SALSA BARBACOA

  • 200 g. de tomate frito (tomate frito en thermomix y microondas)
  • 100 g. de vinagre
  • 50 g. de miel (dos cucharadas generosas)
  • 1 diente ajo picado
  • cayena  y pimienta molidas, sal 


PREPARACIÓN DE LAS ALITAS

Macera las alitas con el pimentón, los ajos picados, azúcar, soja, pimienta y el zumo de limón. Tapa con papel film y deja reposar en la nevera durante 12 horas. Perfecto de un día para otro.
Remueve de vez en cuando.

Pasado el tiempo de maceración, ponlas en una bandeja de horno, riega con un poco del adobo y hornea durante 20-25 minutos, calor arriba y abajo a 220º. Da la vuelta a las alitas a mitad del horneado.

PREPARACIÓN DE LA SALSA BARBACOA

Pon un cazo al fuego y echa el tomate, vinagre, miel, 1 diente de ajo muy picado, cayena, pimienta y sal al gusto. Cuece a fuego lento y tapado durante unos 30 minutos. Remueve de vez en cuendo y espera a que la salsa espese.

Sirve las alitas de pollo con la salsa.













Comentarios

  1. Dan ganas de coger una alita y rechupetearla bien, tienen una pinta que se salen de la pantalla. En casa las prepara mi pareja a la brasa, pues ya se sabe que muchos hombres no cogerán una sartén ni para cambiarla de sitio pero casi todos se apuntan a preparar una barbacoa, deben llevar lo del fuego en la huella genética, jejeje... Pero fuera de bromas, cuando las prepara a la brasa siempre lo hace al natural y luego las acompañamos muchas veces con alguna salsa. Me apunto tu idea de macerarlas antes, así le damos otro saborcillo y variamos el menú.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Las alitas fritas o al horno bien crujientes ya son tentadoras y si me pones esa salsa...ya me tienes sentada esperando mi plato😋y chuparse hasta los huesos 🤤besinos wapa

    ResponderEliminar
  3. En casa gustan mucho las alitas de pollo también, cuando venían los amigos de mi hijo, tenía que comprar un par de kilos mínimo porque siempre faltaban. A la barbacoa con una salsa para acompañar, son una delicatessen para los míos, así que como ya te irás imaginando tu receta me viene de perlas para sumarla a mi colección de salsas para alitas, aquí hay garantía de que van a gustar.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Elisa, las alitas de pollo me vuelven loca.
    Cuando las cocino hago gran cantidad para no quedarme con ganas jeje
    Éstas con esa salsa están tremendas de ricas!

    Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Ay que rico, por favor! Estas alitas tienen que encantar en casa, Elisa, y con el aliciente de la salsa casera, con la confianza de que sea totalmente natural...

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  6. Deliciosas . Si las pillan los mios te dejan la bandeja limpita en segundos ja ja.
    Les encantan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Mi querida Elisa, hoy he compartido tu Tortilla corazón en El Club, en un principio no pensaba decir nada que aludiera a mí persona ya que realmente las protagonistas sois vosotras y vuestras Tortillas, que cocináis especialmente para tal fin, pero he escrito lo que me ha salido del alma, en el sentido literal, espero al menos que lo leas como si me tuvieras delante y mirándote a los ojos, porque todo lo que digo, es realmente cierto.
    Un millón de besos, y de paso ponme unas cuantas alitas, que las penas con pan, son menos, Jajajaja...

    ResponderEliminar
  8. Que buena receta Elisa, las alitas en mi casa desaparecen de la mesa y con esta salsa casera que le pones seguro que es mucho más deliciosa. Por aquí desde luego el precio no es nada barato, hay veces que son más caras que los muslos por eso me sorprendo cuando comentas lo económicas que son...
    Un beso corazón y feliz semana.

    ResponderEliminar
  9. Con lo que me gustan las alitas Elisa!! que por cierto hace un montón que no las como, creo que voy a estrenarme con las tuyas, que con esa salsa tienen que estar riquísimas.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Umm que ricas tienen que estar esas alitas, a mi me encantan!!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Hola Elisa!! ¡¡Pero qué ricas!! Me encantan las alitas de pollo y más con esa salsa barbacoa tan rica que le has hecho, con ese saborcito agridulce que tanto me gusta, y todo casero. Y al horno, para restar unas poquitas calorías. Ideal para comer o cenar, una receta tan estupenda, nos sirve para cualquier hora del día. Besitos.

    ResponderEliminar
  12. En casa nos encantan las alitas de pollo, aunque las hago al horno con una mezcla de especias que hago.
    Te han quedado con un bonito color que invita a comer una tras otra, deben estar muy ricas.

    ResponderEliminar
  13. Bueno Elisa para cuando la próxima ? Es para que me llames y poder disfrutar con un buen vino que yo llevo
    Deliciosasssssss¡¡¡¡
    Besitos miles ¡¡¡

    ResponderEliminar
  14. Unas alitas siempre triunfa y con esta salsa de lujo besitos

    ResponderEliminar
  15. Qué ricas las alitas de pollo, y con esa salsa barbacoa tienen que estar de lujo!!
    Me llevo la receta de la salsa, que por aquí somos muy fan!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Ñammmm Delícia de Dioses!!!
    Se ven tan apetecibles; por no hablar de la salsa, mojar y no parar :)))))
    tedeternura.com

    ResponderEliminar
  17. Hola Elisa. Me chiflan esas alita crujientes al horno y con esa salsina, me chiflan. Un plato espectacular.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  18. Tremendas estas alitas! Con la salsa barbacoa casera, un plato para chuparse los dedos ¡literalmente! La pruebo seguro. Un abrazo preicosa!

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola Elisa! Si es que te han quedado de infarto... se ven tremendas hija mía... Además con la salsa casera de barbacoa para acompañar es imposible que no nos rindamos a ellas... ¡muy ricas! Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Que buen plan hacer alitas y ver una linda pelicula! me ecanta tu receta

    ResponderEliminar
  21. En casa las alitas nos encnatan, simplemente con sal y pimienta molida ya están ricas, así que con ese adobo y la salsita son para rechuparse los dedos!! Bs.

    ResponderEliminar
  22. Elisa, mira que como prácticamente de todo, pero las alitas de pollo no me llaman la atención, las veo y no soy capaz de comerlas. Eso no quita que vea que has hecho una receta estupenda para los que las adoran, y la salsa le tiene que venir estupenda

    Abrazos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Encantada de recibir y leer tus comentarios. Me importa mucho tu opinión y me ilusionan tus visitas
¡ Muchas gracias y vuelve pronto !

Print Friendly and PDF