Alitas de Pollo al Ajillo

 No sé si pasa en vuestras casas, pero cuando cocino alitas de pollo tengo que hacer muchas pues se comen como pipas. Siempre saben a poco y todos se pelean por la última.

Son un éxito adobadas y en microondas, exquisitas con miel y limón y si las preparo al ajillo no pueden gustar más. Quedan deliciosas, con una salsita que invita a mojar pan, peligroso ya lo sé, pero un día es un día. 

Vamos a disfrutar de nuestra cocina sencilla, fácil y económica con estas alitas de pollo al ajillo. 

INGREDIENTES

  • 1 k. y 1/2 de alitas de pollo
  • 12 dientes de ajo pelados 
  • 4 ramitas de perejil fresco sin los tallos, sólo las hojas
  • 2 hojas de laurel
  • 200g. de vino blanco  el mío Manzanilla)
  • 50 g. de agua (1/2 vaso)
  • 1/2 pastilla de caldo de ave
  • sal y pimienta negra
  • 70 g. de AOVE

PREPARACIÓN THERMOMIX

Pon en el vaso 6 dientes de ajo pelados, programa 5 segindos, velocidad 5. Añade el aceite y los restantes dientes de ajo sin pelar y machacados ligeramente. Pograma 5 minutos, 120º, velicidad cuchara , giro a la izquierda. 
Incorpora las alitas de pollo salpimentadas cortadas en dos, y sin las puntas. Programa 10 minutos, 120º, velocidad cuchara, giro a la izquierda.
Añade el vino, agua, perejil picado, laurel y 1/2 pastilla de caldo. Programa 15 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda.

Sirve a disfruta.


 PREPARACIÓN TRADICIONAL

Pon a calentar aceite en el fondo de una cazuela. Añade los ajos ligeramamete machacados. Cuando empiecen a dorarse incorpora las alitas de pollo salpimentadas, cortadas en dos y sin puntas. Cuando adquieran color por fuera, pero no hechas totalmente, añade el vino, agua, pastilla de caldo, perejil picado y laurel. Cuece unos minutos a fuego alto hasta que se evapore el alcohol. Baja el fuego, continúa cociendo unos 15 minutos más hasta que la salsita quede concentrada y las alitas tiernas



 





Comentarios

  1. Elisa no sé pero no me ha salido tu post en mi lista de lectura, ni en mi blogroll, no sé pero de casualidad lo he visto en IG, que hace días que no entraba, y me digo: esto no me lo pierdo yo, ni por todo el oro del mundo ¡Qué ricas! Ja, ja, ja...
    Ya lo sé, soy una exagerada, pero es que me conoces, y sabes que estas cosas me vuelven loca, cuanto más sencillo, más me gusta, porque dan poco trabajo, y porque todos disfrutamos comiendo hasta chuparnos los dedos, jajajaja...
    Besos y feliz tarde de lunes.

    ResponderEliminar
  2. Literalmente para chuparse los dedos porque se pueden comer con cuchillo y tenedor, pero su gracia es con los dedos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. A nosotros nos encantan también , yo las preparo con miel, limón y soja, en el horno , se caramelizan muy bien y siempre nos faltan. Hace tiempo que no las hago por cierto, con esto de variar tanto con el blog, aparcamos recetas por hacer otras, pero caen pronto, seguro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Chiquilla no es de extrañar que desaparezcan 😋yo con una barra de pan un vasin de vino y ese plato🤤....ya no necesito más...bueno si..🏃‍♀️🏋️‍♀️unas cuantas flexiones 😂besinos

    ResponderEliminar
  5. Tienen que estar muy ricas...y parecen fáciles.

    BESOS

    ResponderEliminar
  6. Para chuparse los dedos!! en casa nos encantan las alitas, y al ajillo ni te cuento!! Bs.

    ResponderEliminar
  7. Hola Elisa, pues me apunto con los ojos cerrados. Tiene muy buena pinta tu plato, para dejarlo bien rebañado. Besitos!

    ResponderEliminar
  8. Mi familia se apunta a tu mesa enseguida Elisa, y seguro que pelean por la última......les encantan cocinadas de cualquier manera, pero al ajillo son las que más. A mi no me dicen demasiado, prefiero dejarlas para ellos jeje. Te han quedado de rechupete!!
    Un bst guapa.

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué ricas Elisa! Me encanta la carne con un toque de ajillo ¡Espérame para atacarlas! ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  10. Me encantan esas alitas son un no parar!!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Qué ricas Elisa, en casa también les encantan hechas con especias de pollo asado y en salsa se pirrian. Nunca sobran , así que te aseguro que les harían un buen homenaje a este plato tuyo ja ja.
    Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
  12. Bocado peligroso pero divino!!!
    Asi que estamos perdonadas.
    UN BUEN ACIERTO QUERIDA...
    Besos mil ^:^
    Conxita

    ResponderEliminar
  13. Pues justo tengo unas alitas en el congelador, y no se me ocurría como ponerlas, así que ya me has salvado la comida de uno de estos dias!
    Tienen una pintaza increible, eso sí, tendré que sacar un buen trozo de pan, porque aquí no nos podemos resistir a las salsas...
    He estado unos meses fuera, pero ya he vuelto, así que te espero por mi cocina!! :)

    ResponderEliminar
  14. Sencillamente deliciosas. Si además el pollo es de calidad, faltarán para repetir.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Perfecta receta y autenticamente deliciosas sin lugar a duda lo que has realizado querida amiga. Gracias por tu comentario por mi blog que siempre son maravillas y bien recibidos. Besos

    ResponderEliminar
  16. Buenisimas , asi es como me gustan besitos

    ResponderEliminar
  17. Me derrito con el sabor que tienen que tener estas alitas de pollo con ese sabor del ajo, que ricas Elisa un plato de esos que llenan la casa con aroma a hogar y buena cocina como la que siempre nos regalas.
    te mando un beso

    ResponderEliminar
  18. Elisa, mira que procuro comer de todo, pero precisamente las alitas no me van mucho, no me llaman la atención, eso no quita para ver que has preparado una receta estupenda que volverá locos a los amantes de las alitas

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  19. ¡Qué ricas!. Me encanta esta forma de prepararlas (es que me gustan mucho las carnes al ajillo).
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Pues debo ser de las pocas personas a las que las alitas, ni fu ni fa, la verdad, pero eso no quita para que tu guiso me parezca muy rico, sólo es cuestión de cambiar las alas por contramuslos troceaditos, por ejemplo y arreglado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. En mi casa las alitas desaparecen en un abrir y cerrar de ojos, y si encima están tan ricas como estas te aseguro que aún tadarían menos jajaja, deliciosas Elisa, me las llevo con tu permiso. Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Encantada de recibir y leer tus comentarios. Me importa mucho tu opinión y me ilusionan tus visitas
¡ Muchas gracias y vuelve pronto !

Print Friendly and PDF