Salsa de Tomates con Mermelada y Pimientos Rojos

Empezamos la semana y en muchas provincias entramos en una nueva fase. Espero que sigamos adelante con ellas, que la conciencia y el sentido común de todos haga que no se produzca un retroceso. Si hemos conseguido llegar hasta aquí, no lo echemos a perder ahora. Muchos inocentes han perdido la vida, recordémoslo siempre. Es más, ninguno de los que quedamos estamos libres de ser contagiados. Ahora tendremos que aprender a vivir con este maldito virus que nos ha fastidiado la vida.

Yo he llevado el confinamiento bastante bien, dentro de lo que cabe, no es la mejor situación pero había que adaptarse. Pero lo que me ha causado un estrés grandísimo ha sido "la compra". He procurado distanciar las salidas al "super" lo más posible, mi marido se ha encargado de ella lista en mano, pero la llegada del suministro... ¡Madre mía! Parecemos un batallón de limpieza y desinfección. A mi marido no lo dejamos entrar hasta que no se ha quitado los zapatos, lejía en las suelas, pasa al cuarto de baño para ducha, ropa a la lavadora, desinfección de mascarilla. En la cocina todos los productos se limpian con el máximo cuidado, todo lo posible se desempaqueta... Al finalizar, limpieza de encimera y suelo... ¡Qué barbaridad! Termino nerviosa, dudando de si todo lo hemos hecho correctamente y no se nos ha pasado nada por alto.

No describo nada que no hayáis vivido, seguramente todos os estáis reflejando. Por eso, aprovechar es esencial, no tirar nada y hacer estupendos platos con lo que tenemos en casa es la marca de mi cocina. Así, las salidas a la compra no son tan asiduas y el ahorro muy notable.

Hace unos días, abrí el frigorífico y encontré una fiambrera con un resto de tomate triturado de lata y un bote a medio acabar de mermelada de tomate casera; en el cajón de las verduras dos pimientos rojos que había que utilizar rápidamente, y en la encimera de la cocina un plato con dos tomates maduros. No tenía más remedio que declarar "ESTADO DE EMERGENCIA".

El resultado final ha sido una salsa deliciosa, perfecta para acompañar quesos fundidos, huevos cuajados o fritos, cualquier carne, hamburguesas, patatas...

Me encantan estos aprovechamientos y cuando los presento en la mesa decir: ¡Esta vez no vais a acertar qué lleva! 



Mi amiga Marisa G. estará preparando el mejor pan para probar esta salsa y yo encantada de compartirla en su proyecto 1+/-100. Desperdicio 0.



INGREDIENTES

  • 300 g. de tomate triturado de lata
  • 2 tomates pera maduros
  • 100 g. de mermelada de tomate casera
  • 2 pimientos rojos dulces (no los grandes de asar)
  • 2 dientes de ajo
  • sal y pimienta
  • 50 g. de AOVE



PREPARACIÓN THERMOMIX

Pon en el vaso el diente de ajo laminado, los pimientos y tomates pera cortados en dados, tomate triturado y el aceite. Añade sal y pimienta al gusto. Programa 15 minutos, temperatura 120º, velocidad 1. Quita el cubilete y sobre la tapadera coloca el cestillo para evaporar el agua de los tomates. Pasado este tiempo, añade la mermelada y programa 5 minutos más, igual temperatura y velocidad. 




PREPARACIÓN TRADICIONAL

Pon en una cazuela el ajo laminado, tomates pera y pimientos cortados en dados, el tomate triturado, sal, pimienta y AOVE. Cuece a fuego medio, removiendo hasta que la salsa quede concentrada y los pimientos tiernos, alrededor de 20 minutos. Remueve de vez en cuando. Coloca una tapadera encima, sin llegar a cerrar la cazuela del todo para que evapore el agua de los tomates pero evitarás salpicaduras.
En los últimos minutos añade la mermelada, remueve, espera a que cueza un poco más y retira del fuego.







Comentarios

  1. Elisa describes tu estrés de la compra y es que me veo identificada, y por partida doble que sabes llevo dos casas, en fin que después de todo el esfuerzo que estamos haciendo, esperemos que sirva para algo, a pesar de tanto insensato que anda suelto, crucemos los dedos y confiemos que la mayoría somos conscientes de lo que se debe o no hacer en beneficio de todos.
    Tu salsa tiene un color buen llamativo, imposible con todo lo que lleva que no esté rica. Besos.

    ResponderEliminar
  2. ESpectacular la receta, y se me ocurren un montón de recetas con ella, un beset

    ResponderEliminar
  3. Este tiempo difícil saca lo mejor de nuestra imaginación en la cocina, pero ya veo que esa máxima tu la llevas a rajatabla, si hasta ahora las recetas de aprovechamiento eran algo extraordinario, ahora son nuestro pan de cada día. Esa salsa concentrada y con puntito dulce son las que me gustan y rebaño hasta acabarlas. Muy buen aspecto el que presenta.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. No imaginaba ni de lejos la receta que ibas a publicar. Es una salsa de li más original y estoy seguro de que me encantará si la pruebo. Un buen queso y un buen pan o a cucharadas. Está ya con todos los honores en 1+/-100.
    Ya sé de cuestras complicaciones al hacer la compra y colocarla. Todo esto es una pesadilla y esperemos que con tanto irresponsable, no vayamos atrás. Aquí seguimos en el 0 y mira que en el PV han estado muchísimo peor. Por desgracia, la política, también manda y es muy triste. La cosa no es para bromas.
    Besos y gracias, amiga.

    ResponderEliminar
  5. Buen aprovechamiento, yo hace tiempo que no añado azúcar a la salsa de tomate, le pongo un poco de mermelada de tomate y queda tan rica aprovechando el mismo sabor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Elisa!!
    El verdadero rollo es ese. Llegar con la comprar y procurar desinfectarlo todo.
    Yo solo salgo una vez a la semana, pero mi marido no para. Siempre ha sido "culillo de mal asiento" y no aguanta quedarse quieto.
    Siempre le digo, que yo el virus no lo voy a coger en la calle sino que él me lo va a traer a la casa. Y encima se me enfada.
    Estoy todo el día desinfectado las llaves del coche, el volante todo lo que me trae, pero es que ya me canso. Porque llega a ser varias veces al día.

    En fin... que te has marcado una salsa riquísima y que la has sabido aprovechar muy bien!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjj... Pepi, estoy leyendo y parece mi marido que es primo del tuyo...
      Besosss

      Eliminar
  7. Yo creo que la mayoría de nosotros nos vemos reflejados en ese stres que se genera al ir a la compra. Hoy tuve que ir porque ya no me quedaba más remedio pues estaba bajo mínimo y llegué agotada , más después lo que conlleva cuando llegas a casa. Enfin, así debe ser , pero telita .
    La receta , menudo reciclaje tan bueno . Además debe saber a gloria, seguro que a partir de ahora se queda como un básico de tu cocina.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Ely una salsa con un montón de matices para paladear :-))))))

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Elisa!! Pues te ha quedado una salsa, que nadie diría que es con productos de aprovechamiento. A mí me encanta el toque dulcecillo que tiene que tener esta salsa al añadirle la mermelada. Sé que es ideal como acompañamiento, pero yo me la comería tal cual, con un trocito de pan y me serviría hasta de aperitivo, ¡qué buena ha quedado!
    El momento de la compra estos días, si que es un poco caótico. El día que salgo a hacer la compra, lo hago tan rápido, que a pesar de llevar anotado todo lo que me falta, me suelo dejar algo casi siempre, pero es que intento estar fuera lo menos posible. Me resulta agotador. En la parte de las verduras, siempre hay demasiada gente , nos concentramos todos el supermercado en el mismo lugar y resulta estresante. No es nada agradable esta situación. A ver si poco a poco este virus remite casi a cero, aunque sigamos alerta, por lo menos que intentemos hacer una vida lo más normal posible, dentro de la alerta. Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Elisa.
    Una salsa de lo mas deliciosa, que rica debe de estar y que color más apetecible.
    Yo también me estoy imaginando con queso y.... uhmmmm
    Lo de la compra como bien dices, da perece hasta pensar en que hay que ir.
    Yo estoy comprando en una tienda pequeña y las verduras encargadas y bien las acercan o ya las tenemos pesadas y sólo recogerlas y pagarlas.
    A los comercios grandes donde tanta gente va y de todos lados sólo lo que necesitamos y ya no se encuentra en ningún sitio.
    Creo que he ido dos veces en todo este tiempo, y luego a pasar como tu... lejía, desinfectantes.... y demás.
    Un besazoooooo

    ResponderEliminar
  11. Elisa,que trabajito ,el que este todo como tiene que estar
    Y si antes lo aprovechamos ....casi todo ,ahora con más razón
    Por lo que tu salasa de tomate me parece estupenda y maravillosa para acompañar muchos aperitivos¡¡¡¡
    Muchos besitos ¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. Vaya que si me veo reflejada, es lo que hay en todas las casas para mntener el virus fuera de casa.
    Aquí no hemos cambiado de fase y aunque salgo a trabajar todos los días, no salgo para nada mas a la calle, excepto un día en semana a hacer la compra y que quieres que te diga en casa no se esta tan mal, yo no echo mucho de menos la calle, haber si la cosa mejora pronto.
    Esa salsa la has aprovechado de bien y debe tener ese toque dulzón tan rico de la mermelada.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Una salsa muy rica y muy bien aprovechada besitos

    ResponderEliminar
  14. Para mí, además, es un rollo no poder ir los dos a la compra, entre otras mil cosas y avatares. Quien cocina soy yo pues a mi marido no los saques de lo muy,muy básico y con poco entusiasmo, así es que me ocupo yo siempre, por bien de todos. No te voy a contar la que armamos cada vez que decimos de comprar. Él se empeña en hacerla y yo me pregunto cómo se puede hacer una compra sin idea de cocinar y sin imaginación...algún día te cuento, el día que nos juntemos a comer esas habas zapatúas que aún no he probado y que tengo muchas ganas de hacerlo, acabo de verlas otra vez. La salsa de tomate ¡qué quieres que te diga! pues que seguro está para enriquecer cualquier plato, incluso así mismo debe estar para mojar pan y disfrutar de lo lindo. Gracias. Un besazo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Elisa. Has preparado una salsa deliciosa, tipo chutney, de las que me gustan a mí y que preparo de vez en cuando aunque todavía no tengo ninguna en el blog.
    Me ha hecho gracia lo de retar a los comensales a ver si adivinan los ingredientes, porque yo también lo hago y a veces puede resultar muy divertido.
    Lo de la compra es una odisea. A mí me da pereza hasta ir, pero las cosas se van acabando y no queda más remedio. Ya me lo estoy temiendo mañana, que me toca hacer compra, que después de quince días desde la última, ya no me queda ni leche.
    Un beso y que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
  16. Hay madre que esa soy yo... tal cual 😱hasta las ruedas del carro...espero que la inconsciencia algunos no la paguemos todos🤦‍♀️a esta salsa le daría yo salida enseguida..😉besinos wapa

    ResponderEliminar
  17. Me da un montón de pereza ir a la compra ,por todo lo que cuentas ,ahora el limpiar desinfectar y guardar es de lo mas farragoso a si que no voy a menudo ,a mi marido es mejor no mandarle ,tiene que ser todo apuntado y aun asi me llama tres veces para consultar ,pero bueno es que el no esta acostumbrado a comprar
    esa salsa me parece ideal muy buen aprovechamiento
    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Hola Elisa. Estoy seguro que con toda la parafernalia que haces al volver a casa y que nos has explicado con todo lujo de detalles os encontráis perfectamente. Ha sido leerte y ponerme a sudar viendo el ajetreo que llevas 😂😂.
    Siempre hay que aprovechar esos restos de preparaciones que nos han sobrado y que nunca deben tirarse ya que nos sirven para elaborar infinidad de platos, todos muy ricos como nos muestras en esta salsa de tomate. Añadirle la mermelada, además de darle más color también le ha debido proporcionar un delicioso sabor.
    Una salsa ideal.
    Un abrazo y cuidaros.

    ResponderEliminar
  19. Elisa, en esta nueva fase da la sensación de que la cosas se haya desmadrado un poco, a ver cómo acaba la cosa... Nosotros el confinamiento lo hemos llevado como hemos podido, viviendo más o menos lo que tú cuentas y con ese estrés que no termina de irse.

    En cuanto a tu receta, solo decirte que has aprovechado los ingredientes de una manera estupenda, no me cansaría de mojar pan en la salsa

    Abrazos y cuídate, ya parece que la cosa calmándose un poco y a ver si estoy influye en nuestro ánimo

    ResponderEliminar
  20. Pues te ha quedado una salsa espectacular!! Y menudo colorcito rico tiene!! Bs.

    ResponderEliminar
  21. Hola Elisa, tiene que estar muy buena la salsa con lo que lleva. Ideal lo que se aprovecha, me enanta :) Besos.

    ResponderEliminar
  22. ¡Eres una artista de la cocina, Elisa! Lo pronto que has creado esta deliciosa salsa inspirada por esos alimentos que había que consumir... ¡Para nosotras eso es arte culinario del bueno! Y con respecto a la compra, nosotras nos sentimos igual, con el agravante de que también somos las que salimos a comprar... Pero el zafarancho que se organiza en casa después es aun más temible que la visita al supermercado... Como bien dices, tenemos que acostumbrarnos a convivir con esto, aunque cuesta bastante.

    Un beso enorme de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  23. El aprovechamiento de ingredientes dió una salsa tremenda de rica, estoy segura! y la mermelada le habrá dado un punto de sabor estupendo.
    Siii, qué estrés con todo lo relacionado con la compra y su desinfección...
    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Me pasa lo mismo que a tí, la compra es un momento muy desagradable desde que salgo de casa hasta que vuelvo cargada, cansada y sabiendo que encima toca desinfectar todo. Estamos todos bastante paranoicos, yo por lo menos, veo virus por todos lados, y luego me entra una rabia cuando veo a tantos descerebrados sin ningún cuidado que me vuelvo más paranoica si cabe. En fin, ojalá algún día termine todo esto.
    La salsa me parece buenísima igual que buenísimo el aprovechamiento de todos los restos, que en general ya hacíamos pero ahora va a ser de primera necesidad.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  25. Qué buena pinta tiene Elisa. Me la apunto que me apetece mucho probarla en casa. Confío en que todos sigáis bien ¡ánimo! ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Encantada de recibir y leer tus comentarios. Me importa mucho tu opinión y me ilusionan tus visitas
¡ Muchas gracias y vuelve pronto !

Print Friendly and PDF