Lombarda con Manzanas

Siempre recuerdo la Navidad en compañía de mi familia, mis abuelos, mis tíos y primas, mi hermano... Algunos ya no están presentes aunque siguen en nuestros corazones; de eso estoy segura. Me siento afortunada, pues cada uno de ellos nos han dejado lo mejor de sí mismos. 

Las Navidades de mi casa  se han vivido con ilusión. Mi madre las disfrutaba muchísimo y decía que eran las fiestas más bonitas del año. Ponía el árbol, su Nacimiento, sacaba los manteles más bonitos, la vajilla... Lo mejor que teníamos salía fuera de los armarios. Todo le parecía poco. Se cantaban villancicos, niños y mayores nos sentábamos juntos a la mesa y mi padre brindaba por "los ausentes y los presentes". 

Ahora, yo sigo manteniendo la ilusión por la Navidad, nos vestimos de fiesta para las cenas importantes, sacamos también vajillas y cristalerías, cocinamos en familia, entre todos adornamos nuestro hogar y procuramos que sean unas verdaderas navidades. 

Sin embargo, no sólo recuerdo las de mi casa, sino que al casarme también la familia de mi marido tenía sus tradiciones. Afortunadamente, también celebraban la Navidad y mi suegra cocinaba con esmero la cena de Nochebuena. Fué en su casa, donde probé por primera vez la lombarda con manzanas. Gloria, madrileña de nacimiento, tenía costumbre de traer a la mesa el besugo al horno y lombarda entre otros muchos platos. 

Yo os la enseño tal como ella la elaboraba y os la sirvo en los antiguos platos de mi abuela. Si os apetece "venid a mi casa esta Navidad". 



Con esta receta participo en el 3er. Parrandón de Recetas Navideñas de Bizcochos y Sancochos, organizado por nuestra amiga Angélica Berrios. Es un placer estar con ella y poder visitar las cocinas de otras amigas blogueras que también huelen a Navidad.


La lombarda con manzanas es un plato sencillo, ideal para acompañar carnes y asados en general. También para degustarlas solas, como hace mi hija, pues a ella no le hace falta más acompañamiento. Esta receta sólo lleva manana pero se pueden añadir pasas y piñones quedando realmente deliciosa.

lombarda_manzanas

INGREDIENTES
  • 1 lombarda de tamaño medio
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 o 2 manzanas Royal Gala
  • sal y pimienta
  • nuez moscada
  • AOVE


PREPARACIÓN

Lava y corta la lombarda en trozos pequeños. Reserva. Pon a calentar aceite en el fondo de una cazuela . Pica la cebolla y dora en el aceite. Añade también los ajos laminados. Cuado esté todo doradito añade la lombarda, rehoga unos minutos, pon sal, pimienta y la cucharadita de nuez mosccada. Cuece la lombarda a fuego lento hasta que esté tierna, alrededor de 1 hora. En los últimos minutos incorpora la manzana cortada en cuadraditos. Remueve para que todo quede integrado, la manzana adquiera el color de la col lombarda y ésta el sabor dulce de la manzana.

lombarda_navidad





Comentarios

  1. Vaya Elisa, sabes que me fascina todo lo que sea auténtico, con solera, como ese precioso plato de tu abuela, que me ha vuelto loquita, Jajajaja. Si oír mí fuera tendría media casa llena de Liza, cuanto más antigua, y desportillada (aunque no sea el caso de tu plato) más me gusta, señal del mucho uso y de lo que se hace con la calidad de antaño, ni como las cosas de ahora, que hasta el menaje de cocina trae obsolescencia programada, Jajajaja.
    Me gusta la lombarda, aunque solo la como cruda, porque me fascina su color morado, pero veo que a ti te queda precioso también incluso después de cocinada, probaré tu receta porque me apetece después de ver como lo haces.
    Besos y feliz Parrandón.

    ResponderEliminar
  2. En mi casa tampoco falta una lombarda por Navidad, de hecho fue mi plato del parrandón del año pasado. Es una hortaliza que le pegan cantidad de ingredientes, dulces y salados, y se puede servir sola o como guarnición. A mi me encanta, también como la has preparado tú, y el plato de tu abuela es una joya para celebraciones especiales como ésta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta este plato y sobre todo en Navidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado esa lombarda, me parece una combinación riquísima.
    Y la vajilla es una auténtica preciosidad, una joya.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Pero que receta tan navideña!! Y con esa vajilla tan bonita le da un toque de lo más especial. Es una manera preciosa de recordar a los que no están en estas fiestas, haciendoles homenaje con recetas y tradiciones ;)
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar
  6. Que joya de receta Elisa, con sabor a las de antes. Y presentadas en esos platos que seguro que han visto montones de recetas familiares. Me encanta, yo creo que al igual que tu hija, me la comeria sola sin mas. Un plato estupendo para las fiestas. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  7. A mi me encanta!!! la lombarda así.
    Eli en tu casa hay personas que físicamente no están, pero hay otras que han venido nuevas, que son tu prole ;-)))))
    Un saludito

    ResponderEliminar
  8. Se parece mucho al chucrut rápido alemán que tiene, además, el agregado de vinagre.
    Besos Elisa

    ResponderEliminar
  9. Un buen acompañamiento, que platos mas bonitos y cuantas historias habran vivido besitos

    ResponderEliminar
  10. Hola Elisa!! No sé si qué me ha gustado más, si la receta o esa monada de plato de tu tu abuela. Es una auténtica joya.
    Yo también he hecho alguna vez que otra este plato, muy rico por cierto y estupendo como entrante porque es ligero y eso se agradece cuando tenemos por delante días de mucho comer. Me encanta que estés en este Parrandón. Besitos.

    ResponderEliminar
  11. En estos momentos en que me siento fatal, agradezco muchísimo tus palabras de apoyo y cariño que acabo de leer en mi espacio.
    Personalmente no llegamos a conocernos, ella vivía en Inglaterra, aunque era española.
    Pero estoy convencida y lo digo a través de mi sentir, que las amigas virtuales son capaces de traspasar fronteras y llegar al corazón, hemos mantenido muchas charlas telefónicas y su familia llegó a conocer tanto a Kasioles como la mía a Ámbar.
    Todo se supera, el tiempo me ayudará.
    Abrazos en el corazón.
    Kasioles
    kasioles

    ResponderEliminar
  12. Una buena receta y una buena presentación. . .quizas la Navidad sea eso una suma de recuerdos de otras navidades, como la receta de tu suegra, el plato de tu abuela y tantas tradicioned que van pasando de generación en generación.

    Gracias Elisa por compartir .

    BESOS

    ResponderEliminar
  13. Que bonita es la lombarda, a mi también me enamora el color y también me recuerda a la Navidad, aunque no la hemos tomado mucho en casa este año voy a hacer intención de ponerla de acompañamiento.
    Al leer los pasos veo que primero lo rehogas y luego lo cueces, yo lo hago al revés pero esta vez lo prepararé como lo hacer tú que tengo ganas ñam.
    besotes

    ResponderEliminar
  14. Que bonita entrada Elisa!!!!!
    Todas esas Navidades....vivencias y recuerdos....ese brindis de tu padre y tu madre poniendo todo su csriño en la mesa y la casa...
    Sin duda has tomado ese relevo con todo el cariño, como bien nos muestras...
    Espero y deseo que sigas celebrando y transmitiendo esta bonita tradición y que nos sigas mostrando estas recetas llenas de historia y cariño.
    Un muy cariñoso abrazo!!!!💗

    ResponderEliminar
  15. Elisa es muy bonito seguir manteniendo la ilusión por estas fiestas. Hay mucha gente que ha vivido navidades muy felices en compañía de sus padres y que cuando estos faltan dejan de celebrarlas porque no es lo mismo sin ellos. Yo creo que ya que nos inculcaron el amor por estos días se les homenajea si seguimos haciéndolo como ellos nos enseñaron.

    Me encanta la receta de hoy, que viene de manos de tu suegra y que seguro está muy buena. En mi zona no es muy tradicional utilizar la lombarda en navidad pero me ha gustado la idea

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  16. Desde luego no puede faltar una Navidad madrileña sin que haya una lombarda en la mesa! Es curioso, yo nunca la he comido asi, como cambian las cosas de un sitio a otro verdad? Es seguro un acompañamiento ideal. Estupenda aportación al parrandón!

    ResponderEliminar
  17. Aquí en Alemania no falta la lombarda de acompañamiento en los platos. De echo aquí es donde por primera vez la he probado y además aficionado. Me encanta!! Y así con manzana ya es el remate.
    Estupendo el parrandón de este año ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Hola Elisa. Cuando vi la foto en Facebook, pensé en Madrid y ahora ya tengo claro el porqué de tu receta para el Parrandón. Me gusta mucho el color que tiene la lombarda y que se transfiere a la manzana. Preciosa y deliciosa receta.
    Los platos me han encantado. Me he quedado con ganas de heredar una antigua vajilla familiar, pero ya sabes quién se la habrá quedado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Que rico plato! Huele a Navidad con tu receta! Felices fiestas!
    Bs

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola Elisa! Creo que yo también me la comería sola como hace tu hija jaja... creo que esta receta me tiene que encantar... y lo de añadirle pasas y piñones... tiene que ser lo más... Me encanta... seguro que la probaré... Ah! Y los platos de tu abuela... preciosos.. Un beso

    ResponderEliminar
  21. La verdad es que en mi casa nunca se ha comido lombarda por Navidad pero es una buena propuesta y los platos monísimos. Un besote y feliz puente!!

    ResponderEliminar
  22. Elisa, pues sí, es un clásico de la cocina de Navidad madrileña. Me encanta al igual que los cardos con salsa de almendras y también muy madrileño para poner de primer plato.
    Esto de recordar las navidades y fiestas de hace años siempre me produce tristeza, no queda casi ninguno y eso me da mucha pena. Estas fiestas son un poco tristes, solo son felices y muy ilusionantes para los más chiquitos y para los jóvenes que no tiene ni años ni penas...ja ja ja
    Te ha quedado un plato ideal para este parrandón.
    Muchos besos y felices fiestas. De momento, buen puente.

    ResponderEliminar
  23. Una buena propuesta y un buen homenaje a quienes seguro que este año continuarán arropándote, acompañándote de algún modo y en cada detalle que preparas pensado en ellos. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Qué cosa tan rica!!! Me encanta este acompañamiento para un asado o un guiso...Eso sí! En casa, me lo tengo que comer yo sala, que mi contrario lo dulce en la comida (que no sean postres) me dice que para mí...Besos

    ResponderEliminar
  25. ELisa que rica lombarda. Conservar las tradiciones que tenemos desde niños en casa es genial, pero como me gusta aprender de lo que nos traen las personas que llegan a nuestras vidas, como en tu caso tu suegra con este rico acompañamiento. Yo también tengo un montón de plato adoptados de tradiciones de mis cercanos que me encanta soy una enamorada de aprender de los demás y su forma de hacer las cosas. Me quedo tu receta me parece excelente acompañamiento.

    Un abrazo y feliz parrandón!

    ResponderEliminar
  26. una de las verduras mas ricas!1besos

    ResponderEliminar
  27. Hola Elisa! Vengo de última por las cocinas, pero con mucha alegría con este parrandón y todas las historias que estamos conociendo detrás de las recetas. En primer lugar, bellos los platos de la abuela, es un tesoro! Luego, esta lombarda debe estar deliciosa, nunca pensé podría combinar estos dos ingredientes pero de seguro es una mezcla de sabores y texturas maravillosas para acompañar los platos principales robustos de las cenas navideñas.
    Encantada de tenerte en el parrandón, mil gracias por tu interés y el cariño, desde ya invitada al próximo, que en nada, lo tenemos encima! Besos!!

    ResponderEliminar
  28. Muero de amor con los platos de tu abuela me rechiflan ,yo no seria capaz de ponerlos en la mesa por si se rompen que se le va hacer si no suelo romper nada en todo el año y llegan las fiestas navideñas y rompo algo,mi madre dice que es por las prisas que tengo de fregar todo .
    En casa tambien se hace asi la lombarda no puede faltar de acompañamiento en noche buena con el pavo asado.
    Te ha quedado de relujo y seguro esta de rexupete.
    Bicos mil y feliz finde potita mia.

    ResponderEliminar
  29. No es mi plato peferido pero la verdad es que la tuya se ve estupendaa, entran ganas de comerla. Un beso y feliz finde

    ResponderEliminar
  30. Un plato perfecto para acompañar un rico asado, me encanta esa preciosa vajilla de tu abuela.
    Besitos

    ResponderEliminar
  31. Yo tambien tengo dos platos de ese estilo de mi abuela, en una vitrina y me encantan , son chulísimos!! y la lombarda . así es como más me gusta comerla!! Bs.

    ResponderEliminar
  32. Ese plato es una preciosidad Elisa y de esos que son mucho más que loza, hacen parte de nuestra propia historia y que si se rompe alguno nos llevamos un soberano disgusto, porque es como perder un pedacito de ella. Y no hay nada mejor para llevarlo a la mesa que una receta familiar, que por cierto me gusta mucho... buen gusto el de tu madre.
    Besiños preciosa y feliz semana

    ResponderEliminar
  33. Elisa que precioso color el que deja las lombardas en la mesa, ahora puestos en los platos de tu abuela con esa delicia descubierta en casa de tu suegra, me llega al corazón, como tu hija no necesitaría nada más, los recuerdos y las tradiciones que intentamos mantener para las generaciones venideras me llegan siempre con mucho más gusto, te mando un beso grande y feliz parrandón ;)

    ResponderEliminar
  34. Me parece una maravilla de receta. Espero que disfrutes preparándola de nuevo estas fiestas. Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Un acompañamiento de lujo, no solo por el color tan bonito que tiene sino por el sabor. El plato es precioso , y que mejor receta que está para utilizarlo. Besos Elisa.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Encantada de recibir y leer tus comentarios. Me importa mucho tu opinión y me ilusionan tus visitas
¡ Muchas gracias y vuelve pronto !