En Buena Onda:"Espinacas con Garbanzos"

Las espinacas con garbanzos es un plato típico de la cocina andaluza que se elabora con mucha frecuencia en tiempo de Cuaresma. En mi casa es habitual en cualquier época del año, pues tengo la suerte que gusta mucho a toda la familia. Así, hace tiempo, me decidí a cocinar este potaje íntegramente en microondas. Ahorrar tiempo y, a veces, aligerar en la cocina es de agradecer. En nada, tendremos preparado este guiso tan lleno de ricos sabores y de ingredientes insuperables.

Las recetas más clásicas también se pueden adaptar a la cocina en microondas. De ninguna forma estamos hablando de cocina rápida y no saludable, sino de todo lo contrario, nos referimos a una cocina llena estupendos sabores y sana que sigue oliendo a hogar. 

En cocina, tradición y modernidad van de la mano, innovar tanto con nuevas técnicas o formas,  así como con nuevos ingredientes, me gusta. Poco a poco intento mejorar mis platos pues cocinar se ha convertido en mi afición y pasión a la vez. 

En Buena Onda parte de nuevo con nuevas recetas y os animamos desde aquí a participar con vuestras aportaciones, siempre imprescindibles para nosotras y para este proyecto de cocina en microondas. 

Mi compañera y amiga Marisa G. nos tiene preparado el caprichito ideal para los muy chocolateros.  Nos regala una deliciosa crema de chocolate negro que estoy deseando ver y probar. Sin duda, la haré mía. Estoy segura que Marisa nos tiene preparadas las más bonitas fotos que nos hará suspirar por ella. Siguiendo sus explicaciones tan detalladas tenemos el éxito asegurado. 

Podéis seguir a En Buena Onda en nuestras páginas de Facebook e Instagram, así como ver todas las recetas aportadas hasta ahora en los recopilatorios mensuales de Thermofan.

Por mi parte, os invito a cocinar conmigo deliciosas espinacas que como a Popeye, nos darán la fuerza y energía que necesitamos para seguir adelante.

Del 15 al 15 de cada mes

Antes de comenzar con la receta quiero hacer una aclaración. Los garbanzos que utilizo proceden de un caldo de puchero que había hecho días antes. Cuando lo preparo, suelo echar más garbanzos en remojo de los que son necesarios para esta receta. Así, los puedo aprovechar en otras preparaciones pues ya están cocidos, ahorrando tiempo y dinero. Además, quedan mucho más ricos pues tienen más sabor que cocidos en agua directamente o los de bote. 
Me parece un buen aprovechamiento y he pensado en seguida que debería estar en el proyecto de Marisa, 1+/-100, Desperdicio 0. Seguimos aprovechando y no tirando nada en la cocina. Marisa nos espera con todas las ideas que podamos aportar. Este proyecto cada día se hace más enriquecedor gracias a su labor y a todos los que participan en él. 



 INGREDIENTES                                                                                                                                     
  • 900 g. de espinacas congeladas (las que vienen en bloques)
  • 400g. de garbanzos cocidos
  • 6 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de cominos en granos
  • 1 cucharada de pimentón dulce de La Vera
  • 15 g. de vinagre de vino
  • 50 g. de agua
  • 5 rebanadas de pan de 1 cm. de grosor
  • sal y pimienta
  • 50 g. de AOVE
  • huevos duros

PREPARACIÓN

Lo primero que vamos a hacer es poner a descongelar las espinacas sobre un escurridor. Estas espinacas suelen traes mucha agua, iremos eliminando todo el líquido posible apretándolas de vez en cuando.
Pon el aceite en un recipiente apto para microondas. Pon las rebanadas de pan encima sin amontonar, mójalas en el aceite por las dos caras. Programa 1 minutos y 30 segundos, máxima potencia. Ponlas en el vaso de la batidora o Thermomix, junto con el comino, vinagre y agua. Tritura y reserva. Puedes hacerlo en un mortero pero yo prefiero ir más rápido y que quede más triturado.
En el mismo recipiente donde freímos el pan, pon los ajos laminados (si es necesario rectifica de aceite). Programa 1 minuto y medio, potencia máxima. Añade el majado (el pan triturado) y el pimentón. Remueve y programa 1 minuto, máxima potencia. 
Incorpora los garbanzos escurridos y las espinacas, pon sal y pimienta. Remueve para que todos los ingredientes queden bien integrados. Programa 10 minutos máxima potencia. Espera un par de minutos antes de abrir la puerta del microondas.

NOTA
            
El microondas tiende a potenciar los sabores, por eso hay que moderar el uso de sal, pimienta, especias y ajos. Cuidado con el pimentón pues si se quema amarga la comida. Por eso n hay que programar demasiada temperatura. Es mejor quedarse cortos y si es necesario programar un poco más. Lo mismo ocurre el sofreír los ajos.
                            

Sirve acompañada con huevos duros y unas rebanaditas de pan frito, así las hemos tomado siempre en casa.

Mil gracias a todos por seguir y participar En Buena Onda, es un placer cocinar con vosotros.












You are invited to the Inlinkz link party!

Click here to enter
-- Elisa & Marisa


Comentarios

  1. Buenas noches, querida Elisa. Tú dices que vas a hacer tuya mi receta y ya te aviso que lo mismo me he propuesto yo. Adaptar un plato de tu casa y tradicional al microondas, es algo que a ti se te da especialmente bien. Además, como siempre, nos das consejos para que, como en tu casa, sea éxito asegurado.
    Como siempre, sin hablar, compartimos platos sencillos y deliciosos con ingredientes que tenemos fácilmente en nuestras cocinas.
    Mañana, con menos cansancio (menudos días llevo), me lo apunto de "pe a pa".
    Un beso enorme y seguimos en muy buena onda.

    ResponderEliminar
  2. Hola Elisa, riquísima receta además de fácil y cómoda de hacer, desde luego cada día me convenzo más de que el microondas en una bendición, ahorras tiempo, electricidad (porque se tarda muy poco) y encima casi no se mancha nada, un triplete de lujo para cualquier cocinera.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Un clásico en muchas cocinas que tú nos traes, pero mucho más rápido de hacer y viendo el resultado sin perder ni una pizca de sabor.
    En mi congelador no faltan los garbanzos cocidos, simplemente con agua o los del cocido que también pongo en mayor cantidad para luego aprovecharlos en otras muchas recetas.
    Besos guapa!!

    ResponderEliminar
  4. Elisa, lo que tú no hagas en el microondas... no se te resiste ni una sola receta, bravo por ti! Has adaptado todo un clásico aprovechando además esos garbanzos que habías cocido previamente. Las espinacas con garbanzos me gustan mucho, también puedo comerlos todo el año, no solo en Cuaresma

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  5. Soy mucho de comida tradicional, se puede ver en mi blog, y también de innovación, en tu receta de hoy has mezclado las dos, así que ya puedes imaginar cuanto me gusta. Esas espinacas con garbanzos nunca me faltan en esta época del año, son ingredientes y comida de temporada, aunque en el resto del año las prepare alguna vez, cada estación tiene las suyas, se que lo sabes porque tú también las haces. Hoy por aquí es un buen dia para comer este guiso, apetece con el tiempo tan desapacible que hace.
    Bss

    ResponderEliminar
  6. ¡Un clásico en nuestras casas todo el año, Elisa! Pero nunca elaboradas al microondas, así que probaremos.

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  7. Un clásico que siempre apetece.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. No sabes el ansia que me lleva este plato porque las espinacas no las puedo comer , no debo por un problemilla de salud, por eso las eliminé de mi cocina hace tiempo y las extraño muchísimo . Me encantaban en revuelto con gambas y también así con garbanzos .
    Como siempre , todo un acierto tu propuesta Elisa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Elisa un plato que en casa se hace desde siempre, pero nunca lo prepare en el microo pero te copio por que me parece super rapido, siempre me sobran garbanzos del puchero besitos

    ResponderEliminar
  10. Esta receta me viene bien por lo fácil y rápida para hacérsela a mi marido, es que yo los garbanzos...na de na🙃pero a mi medio limón le encantan..así que le daré una sorpresa 😉besinos wapa

    ResponderEliminar
  11. Hola Elisa!! Este potaje también era muy típico en mi casa por Cuaresma. Hace mucho que no lo como, por cierto, pues lo solía cocinar mi madre y desde que ella no está, pasó toda la semana santa fuera, nos vamos a la ciudad y allí no solemos cocinar, salimos todos los días fuera o nos traemos comida para llevar al piso. Pasamos una semana santa siempre muy diferente. Tú me lo has recordado hoy con añoranza y me ha encantado verlo de nuevo. Y por supuesto, la tradición no está reñida con las nuevas tecnologías y seguro que queda riquísimo en el microondas. Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Casi nunca preparo garbanzos con espinacas, pues es otro de esos platos que sólo como yo, con lo que me gustan. Aún así probaré a prepararlos en el microondas, pues me parece muy rápido y así me animo a usar el micro un poquito más.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Que me gusta un cuchareo y aqui querida amiga esto esta para hacer un homenaje tanto el garbanzo como las espinacas van de maravillas en un potaje como esta delicia que nos traes. Fantastico y me encanta. Besitos

    ResponderEliminar
  14. Ely una súper ricura de plato :-)))))))

    ResponderEliminar
  15. Mi receta preferida de espinacas, ayer las hice , una buena cazuela y ya no me queda nada de nada. Probaré a hacerlas en el micro. Bs.

    ResponderEliminar
  16. Una receta que nunca falla y riquísima!!
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Se me ha hecho la boca agua ELISA...
    Tengo unas espinacas congeladas por ahí, a las que daré salida la semana próxima con tu receta.
    MIL BESOS BONITA ^:^
    tedeternura.com

    ResponderEliminar
  18. Me encanta esta receta y la hago a menudo, pero nunca en el microondas, tengo que probar, y también añadiré el majado que tampoco lo hago. Besos!!

    ResponderEliminar
  19. Hola Elisa. No me cabe duda de que para ti el microondas no tiene secretos. Lo mismos haces un plato dulce como salado, fácil o elaborado. Eres una experta.
    yo no puedo decir lo mismo ya que solo lo he utilizado en alguna ocasión pero quiero que sepas que al ver vuestras recetas, tuyas y de Marisa, me habéis inoculado el gusanillo de intentar utilizarlo y creo que no tardaré mucho en hacerlo.
    aunque las espinacas no suelo gastarlas mucho, me gustan y junto a estos garbanzos tienen que estar muy ricas. Un plato estupendo.
    Un abrazo, buen fin de semana y no dejes de cuidarte.

    ResponderEliminar
  20. Estos platos tradicionales , los de siempre, me vuelven loca. Con cada cucharada tomas un poco de cada recuerdo de tu niñez. Me encanta, pero lo mejor es la rapidez en su preparación. Un plato exquisito. Besos, querida Elisa.

    ResponderEliminar
  21. Hay que ver Marisa lo que es innovar en la cocina, un plato tan tradicional realizado en un momento.
    Te agradezco que compartas la receta renovada y actualizada, suelo hacerla con frecuencia.

    BESOS ... Qué buena pinta tienen todas las recetas de "En Buena Onda"

    ResponderEliminar
  22. Que buen aprovechamiento, me encanta este plato me tomaría uno como el de la foto sin pestañear jejejej
    besitos milll

    ResponderEliminar
  23. Qué plato más bueno Elisa, aqui lo hacemos mucho, nos encanta!
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Madre del amor hermoso, qué plato más rico, Elisa. Sano, sabroso y lleno de vitaminas.
    Un besito y feliz semana, guapa-

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Encantada de recibir y leer tus comentarios. Me importa mucho tu opinión y me ilusionan tus visitas
¡ Muchas gracias y vuelve pronto !

Print Friendly and PDF