Nuestro "totebag" español

 Recuerdo aquellos años en los que detrás de la puerta de la cocina estaba colgada la bolsa de la compra. Una bolsa que se duraba años y se mantenía muy limpia después de cada salida a las tiendas. Más tarde, llegaron los carros de la compra, enormes con dos ruedas de los que tiraban las señoras en su paseo por el mercado y vuelta a casa, cargados y bien repletos. 

Pero volviendo a la famosa bolsa de la compra... ¿Qué fue de ella? Pues pasó que llegaron las "maravillosas bolsas de plástico" anulando así la actividad de aquella bolsita, contribuyendo de manera eficaz a llenar nuestro planeta de residuos contaminantes muy perjudiciales para el medio ambiente. Hay otros factores que también son de vital importancia pero que no voy a relatar. Lo dejaré para otro día.

Pero en los últimos años nos hemos ido concienciando de lo importante que es reciclar. Ahora somos más modernos y se ha puesto de moda el "tote bag". Sí, hemos vuelto a utilizar nuestra bolsita de la compra. Claro está, llamada así no es nada glamuroso, sin embargo, si le ponemos un nombre inglés, la cosa es diferente. 

El afamado tote bag comenzó siendo una práctica bolsita de tela, pero en la actualidad podemos encontrar mil variedades distintas, más o menos grandes, con asas cómodas, aportando apariencia desenfadada y jovial... En fin, volvemos a llevar nuestra bolsa de la compra, bienvenida sea.

Ya sabéis que reciclo todo lo posible, me gusta dar nueva vida a cosas que irían a la basura y procuro tirar lo mínimo. Espero no padecer el síndrome de Diógenes, aunque no lo creáis, a veces lo he pensado, je je je.

Para hacer mi nueva bolsa he reutilizado una camisa de mi marido pasada de moda, sin embargo la tela estaba en perfectas condiciones y nada deteriorada. La tela exterior de la bolsa es un resto de loneta que me sobró después de hacer una cortina para una ventana. El adorno de la bolsa es una pasamanería sobrante de otra labor. Sólo tuve que comprar la guata interior para darle cuerpo.

Da rienda suelta a tu creatividad y seguro que saldrán mil ideas a las que darás forma.  Serán originales, únicas, tendrás la satisfacción y el orgullo de haberlas hecho por tí misma. Además, contribuirás a que el desperdicio sea 0.



Estoy segura que nuestra querida amiga Marisa G. estará encantada de "colgar" esta bolsa de la compra en Thermofan, para su proyecto 1+/-100 Desperdicio 0. No lo olvides, antes de tirar piensa en reciclar.





Comentarios

  1. Querida Elisa, aunque de rienda suelta a mi creatividad cosas tan bonitas y perfectas como las que tú haces no me salen. A mi esa bolsa me parece monísima, tanto para el pan, como para otra cosa, es multiusos, yo sigo todavía con el carrito de la compra y que dure, porque a veces viene atestado. Estupenda para el proyecto de reciclaje, allí nos vemos hoy.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Así es Elisa, hubo un tiempo en que nos hicieron perder las buenas costumbres en algunos sentidos, como la de llevar bolsas reutilizables a la compra, luego llegó el boom por el cambio climático, y que ahora ya somos la mayoría conscientes de esta realidad, y además de ser necesario, llevar tus propias bolsas se está convirtiendo en moda, y más para algunas como nosotras, que salir no salimos sino vamos compuestas de los pies a la cabeza, antes muerta que sencilla, Jajajaja...
    Tu bolsa ha quedado monísima, desde luego nadie como tú dándole utilidad a las camisas de tu A. Y que de lo contrario hubieran acabado en el cajón de los trapos del polvo, Jajajaja...., seguro él también utilizará, porque ya me lo imagino yendo al mercado con esa bonita bolsa hecha por ti, y de la que seguro más de una fan del Club #CVCQ se le van los ojos detrás de una bolsa tan chula.
    Besos, feliz finde.

    ResponderEliminar
  3. Hola Elisa. Ni idea tenía de la palabreja en inglés. Estoy tan en contra en que todo se traduzca cuando existe un palabra para definirlo en nuestra lengua... Además, si tenemos en cuenta el nivel de inglés de la ciudadanía, ya es para ponerse a pensar. Por otro lado, el tema del plástico. Es un tema que tengo ganas de tratar en el proyecto 1+/-100, porque la hipocresía es enorme y de la teoría a la práctica, va un mundo.
    Volviendo a tu bolsa, menuda preciosidad. Esa camisa, que no es la primera que reciclas, va a servir de mucho y lucirá cada vez que vayáis a la compra. No hay que dejar de lado, lo bien que quedará en tu cocina, colgada como las que tenían nuestras madres y abuelas. En valenciano la llamábamos "coixinera".
    La recibo con la alegría de que con ella y con el pescado de Lola, tenemos 30 y es un récord maravilloso.
    Feliz con mis amigas recicladoras.
    Más besos preciosa.

    ResponderEliminar
  4. me parece una bolsa monisima ,yo soy de las que lleva la bolsa a la compra desde hace mucho ,creo que aun tengo por algún lugar una de aquellas de red super incomodas ,(que no uso )
    me parece un reciclaje de 10
    besitos

    ResponderEliminar
  5. Admiro tu CREATIVIDAD ELISA!!!
    Madre mía, yo que soy tan negada para la costura, es decir que mis dedos se pierden entre la aguja y el hilo y quieren desaparecer jaja, le doy mucho valor a las personas que como tu lo manejáis con tanta soltura.
    FELICIDADES AMIGA MÍA, disfruta de tu bolsa o de tus bolsas, porque estoy casi segura que no será la última que hagas.
    MIL BESOS Y HASTA PRONTO ^:^
    tedeternura.com

    ResponderEliminar
  6. ¡Magnífica bolsa para la compra, Elisa! Nosotras preferimos llamarla tal cual, en vez de su variante anglosajona, la verdad... Qué buena idea reciclar hasta la camisa de tu marido.

    Un beso enorme de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  7. Una manera estupenda de reutilizar materiales. Con tu relato recordé aquella coqueta bolsa de tela en la que se guardaba el pan y que decoraba nuestra cocina.
    Besos Ely

    ResponderEliminar
  8. Hola Elisa!! De lo más práctica y bonita tu bolsa!! Yo también llevo mis bolsas cuando voy a la compra, no son tan bonitas, todo hay que decirlo pero desde hace tiempo me resulta impensable salir sin ellas. Ahora me he pasado también a las bolsas de malla de tela para la fruta, cero plásticos. Y con idea como las tuyas, reciclando telas, este mundo se va a convertir en algo más sostenible. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Qué bella! Me encantan las bolsas de tela y no sólo para la compra sino para mi uso personal, soy feliz con una fundita así estilo tote bag donde pueda meter de todo, jaja. Te ha quedado de lujo, ya quisiera una así para mi.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  10. Qué poco moderna debo ser, no había oído hablar de "tote bag", de todas maneras siempre llevo al menos una bolsa de tela dentro del bolso para no tener que recurrir al plástico.
    Hay que decir que tienes unas manos mágicas para las labores, yo para estas cosas me cuesta coger la aguja, más de una vez desearía pegar los botones o dobladillos con pegamento por no tener que coser.
    Te ha quedado preciosa y hecha a conciencia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Desde luego que me acuerdo.......y aún más en casa de mi madre esta en la cocina la bolsa del pan colgada del pomo de la despaensa
    Y tu como tienes esas manitas has hecho una versión de lo más moderna y actualizada......
    La emjor utilidad de una camisa que ya ha cumplido su ciclo........
    Y ya sabemos amiga " desperdicio Cero "
    Muchos besitos ¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. No estoy nada actualizada pues es la primera vez que oigo eses término. Has hecho una bolsa preciosa, que a mí me daría pena usarla para la compra porque se machacan mucho y antes usaría una de rafia de las que ahora hay tantos modelos donde elegir, que esta tuya tan bonita.
    Yo hace años que llevo mis propias bolsas, pero si te fijas en la tienda, sobre todo en las pequeñas, pocas personas llevan las suyas propias y eso que mucha gente puso el grito en el cielo cuando empezaron a cobrarlas, pero eso no ha hecho cambiar los hábitos de muchas personas. No entro más en el tema porque seguro que termino ofendiendo a alguien, pero tenemos todavía mucho que aprender.
    Disfruta del fin de semana. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Yo si usé durante años bolsa y también el capazo de mimbre...ese que llevava lo poco y lo mucho 😊tu bolsa es monisima tienes unas manitas de oro👌besinos wapa

    ResponderEliminar
  14. Que preciosa que te ha quedado.
    1 saludito

    ResponderEliminar
  15. Hola Elisa, eres una crack, tienes una manos para todo impresionantes! Para mi siempre ha sido la bolsa de "ir a comprar" jaja. besos.

    ResponderEliminar
  16. Hola Elisa !
    Juraría que ya te había comentado, pero veo que no, seguro que fue por redes . Hace años que llevo mi bolsita al mercado o el carro cuando voy a hacer compra grande . Siempre digo que granito a granito hacemos montaña y aunque parezca un gesto sencillo, si todos lo hiciéramos sería maravilloso.

    Un reciclaje perfecto , aunque a mi la costura no me gusta y eso que mi madre fue costurera . Es tan bonita que me daría pena utilizarla para ir a comprar.

    Un abrazo manitas de oro.

    ResponderEliminar
  17. Tu bolso esta muy bonito, ademas de que has hecho un gran reciclaje!
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Hola Elisa.
    Me parece una bolsa preciosa, para ir a comprar, a mi me encanta también reciclar, y no suelo tirar nada.
    Se da todo bien Elisa eres una manita de oro.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  19. Me recuerda a los que tenía mi madre... ella se manejaba muy bien con la costura y a día de hoy aún sigue haciendo cositas con lana y a ganchillo. Te ha quedado muy bonito, da pena usarlo!!Bs.

    ResponderEliminar
  20. La de cosas tan buenas que se hacen reciclando ¿verdad? se contribuye a cuidar el medio ambiente y llevas tu bolsa tan bonita y práctica a las compras! yo no salgo sin la mía en el bolso para los "por si acaso" (una que me hice plegable finita, hace tiempo) para la compra semanal llevo el carrito por el peso...
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Sólo falta añadir lo divina y exclusiva que vas a la compra con lo que sale de tus manos. Ganas no me faltan, pero no tengo mucha maña ni mucha paciencia. La bolsa te ha quedado muy bonita ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  22. Ohh Elisa!! Pero que maravillas nos traes siempre!!
    La verdad... yo tengo detrás de la puerta de la cocina mi bolsa y mi delantal jeje
    Todo vuelve. También en España he usado mi carro de la compra y mi madre lo sigue usando.
    Aquí en Alemania ya no porque tengo que ir en coche a comprar, que si no, la llevaría porque aún conservo mi carro en el cuarto trastero jeje
    Esta bolsa te ha quedado preciosa!!

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Yo creo que no tienes el síndrome de Diógenes, si así fuese, no estás sola, yo tengo la misma costumbre, podría hacer algunas bolsas como la tuya, porque tengo unas cuantas camisas guardadas, por las mismas razones que tu, la tela está estupenda... y es verdad, no hay más que ver lo bonita que te ha quedad esta bolsa, por dentro y por fuera, y es reciclada, que tiene mucho merito.
    Besiños corazón

    ResponderEliminar
  24. Hola Isabel, tienes un arte reciclando objetos increíble. Esta bolsa , forradita por dentro y tan bonita por fuera es uno de esos resultados de tu arte. Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Encantada de recibir y leer tus comentarios. Me importa mucho tu opinión y me ilusionan tus visitas
¡ Muchas gracias y vuelve pronto !

Print Friendly and PDF