Talegas para el Pan

Cuando mis padres comenzaron a hablar de boda, mi madre se apresuró a bordar y a confeccionar ella misma todo su ajuar. Ya podéis imaginar las sábanas, colchas, mantelerías, toallas, paños de cocina y demás que bordó tan mimosamente. Conservo casi todo, hasta las de mi abuela pues son una preciosidad y el cariño que les tengo es enorme. Pero el paso de del tiempo y el mucho uso han hecho que algunas cosas se hayan deteriorado. Es inevitable.

Colgadas de una perchita en la cocina de la casa de mis padres, la mía, siempre había unas talegas para el pan. Eran de tela de puro algodón con unos bordados muy sencillos y bonitos. Esas mismas talegas las he usado en mi propia casa, pero temía que el algodón terminara rasgándose en cualquier momento. A la vez, no quería que se quedaran guardadas para siempre en un cajón sin que volvieran a lucir, pues sé que mi madre no las hizo para tal fin. 
Decidida me puse manos a la costura. Saqué unas telas blancas preciosas que tenía guardadas, recorté los bordados y los cosí a esas telas con las que hice nuevas talegas. 

Me siento feliz de haber podido dar nueva vida a los bordados que mi madre hizo con tanto esmero. 

talegas_pan

Si os fijáis en la cinta en zig-zag que los rodea, procede de los adornos de un antiguo traje de flamenca que ya una de mis hijas no se pone. 




talegas_pan


 No hay más remedio que mantener la mente ocupada, son muchas las horas que pasamos en casa y toda distracción es poca.
#YoMeQuedoEnCasa

Imagináis bien, estas talegas para el pan son mi aportación para el proyecto 1+/-100 Desperdicio 0. de Themofan Estoy segura de que mi amiga Marisa las recogerá con mucha ilusión. Yo encantada, como siempre, de aportar mis pequeños reciclajes.





Comentarios

  1. Cuando era pequeña también recuerdo ir a la panadería con mi bolsa del pan, de hecho cuando en el colegio se hacían labores, hice una de punto de cruz. Tendremos que volver a usarlas de nuevo para no consumir tanto plástico. Tu idea es para copiar y no solo en talegas, también para otras cosas que nos traen recuerdos y de las que no queremos separarnos. Genial.
    Un beso. #yotambienmequedoencasa

    ResponderEliminar
  2. Son preciosas!! En mi casa siempre ha habido la típica bolsa de tela para el pan, mi madre aún tiene una que bordé yo en la escuela. Últimamente han estado un poco olvidada, pero ahora que se usa menos plástico vuelven. Has tenido muy buena idea al conservar el bordado que hizo tu madre y aplicarlo a una nueva bolsa de pan.
    Cuídate. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Querida Elisa. En mi casa también había, la que conservo no es antigua, está hecho de punto. Tu madre tenía unas manos expertas y muy buen gusto. La mía también y yo tengo alguna cosa, ya sabes. Valoro mucho todo lo antiguo, más si se elaboraba por manos hacendosas. ¿ Sabes? Hoy en día, más de una, pensará que eran mujeres explotadas, pero me parece que hay que poner a cada época en su sitio.
    Tú has heredado mucho de tu madre y eso se nota no solo en este tipo de labores, también en la cocina y seguro, en muchos de los valores que abanderas.
    Mil gracias, son preciosas. Otro regalo especial para 1+/-100.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Holaaa preciosa, que bonitas bolsas ,una muy buena idea para reciclar, como las de toda la vida,eres una artista!!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Elisa! Unas bolsas de pan preciosas, recuerdo las que había en mi casa de tela de cuadritos de vichi y que mi abuela remataba con puntillas de ganchillo preciosas, ahora volveremos a usarlas algo que no tendríamos que haber dejado de hacer
    Besitos y cuidaros mucho

    ResponderEliminar
  6. Un reciclaje perfecto, máxime cuando aporta tantos recuerdos del corazón.
    Mi madre las suele hacer también , cuando se van quedado viejitas , las renueva y hace otras nuevas .
    Están preciosas Elisa.
    Cuídate mucho amiga. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Que buen uso de las talegas de tu madre has hecho! Así puedes seguir disfrutando de ellas mucho más tiempo incluso cuando estas se estropeen... puedes volver a hacer lo mismo... es una buena idea... que me encanta Un beso y espero que todos esteis todos bien.

    ResponderEliminar
  8. Elisa que preciosidad!!
    Hoy en día ya se ha perdido mucho los bordados.
    Yo tengo una colcha de ganchillo que me hizo mi abuela, y que tuvo que terminar ya por último mi tía.
    Algo así ya no se encuentra, así que le tengo un cariño muy especial.
    Me ha encantado tus talegas!!

    Besos

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Elisa!! Me ha encantado tu idea de hoy, recuperar esos bonitos bordados del ajuar de tu madre, qué maravilla. Es preciosa la idea y poder seguir perpetuando esas bolsas de pan que con tanto cariño bordó tu madre.
    Yo también uso las bolsas del pan, no me gustan que me den las de plástico, y como voy a la panadería todos los días a por mi barra diaria, me gusta llevar mi bolsita del pan, que muchas me las han regalado y hecho especialmente para mi. Tengo de muchas maneras y me encanta ir cambiándolas, no tienen tanto poder sentimental como las tuyas, pero son regaladas y les tengo cariño igualmente. Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Pero Elisa, qué idea más bonita y original has tenido. Yo recuerdo que en mi casa (mejor dicho la casa de mis padres, que aún sigo considerando mía...) siempre hubo y hay una talega de pan, con bordados hechos a mano, o por mi madre o por mis hermanas... no por mí, dicho sea de paso, pues soy una inútil en este sentido... no sé ni coser un botón... lo mío nunca han sido las manualidades, ni la costura... qué le voy a hacer. Pero sí valoro mucho a las personas que lo hacéis con tanto amor y cariño y estoy segura que tu madre estará muy orgullosa y feliz por esa bonita idea de reciclar y renovar sus bordados, en éstas nuevas talegas.

    Te mando un beso y un abrazo virtuales, cuídate mucho, amiga, tú y los tuyos. Nos vemos pronto.

    ResponderEliminar
  11. Hola Elisa.
    Los recuerdos son bonitos cuando transmiten tanto buenos sentimientos.
    Recuperar parte de esas bonitas bolsas de pan don un acierto.
    Yo siempre las vi en mi casa.
    De echo mi tía nos hizo de ganchillo bolsas de pan, colchas, cojines, picos de manteleria y servilletas, agarradores, cestas, y un sin fin de cosas más.
    En mi ajuar tengo bolsas de pan que ahora es un buen momento para darles uso y dejar las bolsas de plastico aparcadas.
    Muy bonito y provechoso reciclaje.
    Besossssss

    ResponderEliminar
  12. Una idea estupenda Elisa,y lo mejor tener de nuevo al uso y a la vista esos bordados que con tanto cariño hizo tu madre
    El mismo que tu has puesto en darles una nueva vida¡¡
    Muchos besitos y Cuídate¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  13. En mi casa estaba de cuadros de vichi , le has dado una segunda vida besitos cuidate

    ResponderEliminar
  14. Hola guapísima, siempre tan apañada, que salida tan especial y bonita que le has dado a los bordados de tu madre, por cierto son preciosos. Cuídate, besos.

    ResponderEliminar
  15. Elisa qué apañá eres miarma, jajaja...
    Es una idea fantástica, así conservas lo esencial, que son los bordados salidos de las manos de tu madre.
    En casa también utilizamos talegas de tela para el pan, pero no ahora que los plásticos se están limitando, sino toda la vida, tengo varias que hice en el colegio, y las utilizo sin problemas porque están como nuevas. La verdad es que nunca me he plateado reciclarlas como tú, guardo tu consejo a tener en cuenta, más cuando tienen un valor sentimental importante.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Yo también uso una talega para el pan y eso que en casa de mi madre nunca la hubo, así que la mía es moderna y claro, no tiene el mismo encanto que las tuyas, con sus bordados antiguos, así que me produces una envidia sana pues yo, que soy muy torpe con la aguja, valoro muchísimo los bordados. Una bonita y práctica idea de reciclaje.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Cuantos recuerdos me traen estas bolsas para guardar el pan,te hice unas cuantas cuando era niña....se decía mis labores, de punto cruz o bordadas👍alguna conservo y uso. Preciosas Elisa👌cuídate wapa
    Yomequedoencasa💪💪

    ResponderEliminar
  18. Me encantan Elisa me recuerdan mucho a las que utilizaba mi abuela. Un besote y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  19. ¡Qué bonitas son, te han quedado preciosas!.
    Sí, es una pena que se echen a perder labores tan bonitas, en casa también hemos reciclado algunos bordados de mantelerías y sábanas antiguas (yo no, porque no sé coser, envidio a las que tenéis esas manos).
    Cuídate mucho, y un beso.

    ResponderEliminar
  20. Una buena manera de mantenerse entretenida, y darle un futuro a algo ya más antiguo.
    Yo también recuerdo las talegas para el pan en casa de mi abuela. Tenía una de cuadritos azules y blancos, que también ponía pan, y me encanta meter la mano y dejar las barras sin el piquito, ¡qué tiempos! :)
    Espero que estéis muy bien por ahí, un abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Tuviste una idea fantástica reciclando los bordados tan bonitos de tu madre! a seguir disfrutándolos mucho tiempo!!
    Besos y por hoy..."Que no falte una talega" ;-)

    ResponderEliminar
  22. Una auténtica preciosidad!!!besos

    ResponderEliminar
  23. Que bonitas Elisa, sabes que yo tengo talegas del pan, no hechas por mi, si una por mi abuela y otras compradas y me encantan.
    Espero que esteis bien por ahi.
    Besos. LOla

    ResponderEliminar
  24. Qué apañada eres! Todo te sale de maravilla. Lo mismo cocinando, que cosiendo, que reciclando, que haciendo cositas personales... Te han quedado muy bonitas las bolsas de pan, la verdad es que era una pena no volver a usarlas viniendo de quien vienen. Gracias amiga por tus palabras. Por todo. Besos enormes.

    ResponderEliminar
  25. Elisa, qué bonitos, los bordados preciosos, qué recuerdos e historias de familia que perduran en estos detalles. Haces muy bien dándole una segunda oportunidad que disfrutarás en el día a día. Felicidades por tan lindas ideas. Cuídate mucho, besos!

    ResponderEliminar
  26. ¡Qué labor de reciclaje tan maravilloso nos presentas hoy, Elisa! Esos bordados no podían caer en el olvido, hubiera sido un pecado... Menos mal que tuviste la genial idea de reutilizarlos para el mismo fin.

    Cuidaros mucho por casa, nosotras lo estamos intentando también. Un beso enorme de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  27. Hola Elisa, qué preciosidad!! Son una monada, desde luego hay que ver las cosas tan bonitas que haces. Muchos besos y cuidaros :)

    ResponderEliminar
  28. Le has dado una nueva oportunidad de lucir de nuevo a los bordados de tu madre, eso además de sostenible y todo eso, es un bonito homenaje a ella y a la historia de tu familia, que tus hijas seguro transmitirán a las suyas. Me temo que vienen tiempos difíciles y la familia, como debe ser, es el refugio de todos.
    Un beso grande y cuidaros mucho todos.

    ResponderEliminar
  29. Muy bien recuperados esos bordados Elisa, son irrepetibles...un detalle más para tener siempre presente su recuerdo.

    BESOS

    ResponderEliminar
  30. ayyy que monada son preciosas , se las he enseñado a mi madre que la encantan estas cosas y ella me hizo una también, y dice que te diga que es preciosisisisisma :) un besazo cuidate mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsss, qué ilusión me hace, por favor da las gracias a tu madre y un gran beso. Cuidaros mucho también !!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Encantada de recibir y leer tus comentarios. Me importa mucho tu opinión y me ilusionan tus visitas
¡ Muchas gracias y vuelve pronto !

Print Friendly and PDF