Bizcocho de Remolacha

 En los días de invierno por la mañana, mi madre se levantaba muy temprano y nos preparaba un buen desayuno antes de marchar al "cole". Ella nunca consintió que nos compráramos nada en el colegio, ni pasar por la tienda para comprar "los Tigretones" o aquellos pastelitos de la "Pantera Rosa" con sus cromos que nunca trajo a casa.

Para eso, igual que para otras cosas, era muy estricta. Reconozco que en esos momentos, yo quería los mismos que mis amigas llevaban en su cartera, pero nunca los conseguí; jamás me comí uno. Mi madre decía que si habíamos desayunado en casa, sólo nos hacía falta algo pequeño para aguantar hasta la hora del almuerzo y, por supuesto, nada comprado pues "esas cosas" no podían contener nada bueno. Si queríamos algo dulce, ella se encargaba de hacer un buen bizcocho casero o compraba pastelitos en un obrador que le ofrecía la mayor confianza; eso los domingos.

Siguiendo las costumbres de mi casa, pues al final yo he hecho lo mismo que mi madre, los fines de semana suelo tener preparado algún caprichito dulce, sencillo, sin grandes pretensiones que nos hace disfrutar. Nunca he recurrido a la bollería industrial, seguramente es lo más rápido, pero no lo mejor para nuestros niños. 

Mis niñas ya no son tan niñas, pero no por eso hay que descuidar lo que comemos. Últimamente me he pasado a las harinas integrales ya sean de trigo o espelta, chocolates más puros y al azúcar de abedul (entre otras cosas).  Ha sido un paso obligado por motivos de salud de mi marido al que nos hemos unido. A nosotras no nos cuesta nada y para él es más fácil.

Yo creo que ha sido un buen cambio pues si consigues hacer buenas combinaciones de ingredientes y si los que utilizas son de buena calidad, los resultados son expléndidos. Podremos elaborar una repostería casera muy saludable e igualmente deliciosa.

El bizcocho de esta semana nos ha encantado, lleva remolacha. ¿Lo has probado? 


bizcocho_remolacha



INGREDIENTES
  • 250 g. de harina integral de trigo
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 3 huevos
  • 120 g. de remolacha cocida
  • 1 yogur desnatado natural sin azúcar
  • 80 g. de aceite de oliva suave
  • 200 g. de azúcar de abedúl
bizcocho_remolacha

PREPARACIÓN THERMOMIX

Precalienta el horno a 180º.
Coloca la mariposa en el vaso. Separa las claras de las yemas. Pon las claras en el vaso, programa velocidad 3 y 1/2, durante tres minutos. Los huevos deberán estar a temperatura ambiente. Comprueba que las claras están bien montadas a punto de nieve. Saca del vaso y reserva.
Pon las yemas y el azúcar en el vaso de la thermomix. Programa velocidad 1 durante 3 minutos. Añade el yogur y el aceite, sigue batiendo a la misma velocidad. Incorpora la remolacha previamente rallada y el zumo de limón. Continúa batiendo un poco más para que todo quede bien integrado. Echa la harina mezclada con la levadura, programa 2 minutos, velocidad 1. Quita la mariposa del vaso. Añade las claras reservadas mezclando todo con la espátula, con movimientos envolventes para que la masa no pierda aire y no se baje.
 Echa la mezcla en un molde untado con mantequilla o spray antiadherente. Introduce en el horno durante 30 minutos, estará cocido cuendo lo pinches con una aguja o palillo y salga limpio. 
Saca del horno, espera un poco y pásalo a una rejilla para que termine de enfriarse.

bizcocho_remolacha













Comentarios

  1. Una excelente idea es la de poner verduras en preparaciones dulces: succhini, remolacha, maíz, calabaza, zanahorias son algunas de las opciones para preparaciones saludable. Si le agregamos puré de remolacha a una tarta de chocolate verás que su miga tendrá un color interesante.
    Besos Elisa

    ResponderEliminar
  2. Sí que me gusta la remolacha en el bizcocho, de hecho lo preparo con chocolate y es la estrella de los picnics, lo que no he hecho, todavía, es ponerle harina integral, pero todo se andará porque los bizcochos que la llevan también me gustan mucho. Me parece muy buena la idea solidaria de la familia con el padre, hace que la dieta obligada sea más llevadera para quien tiene que realizarla obligatoriamente. Olé por esa familia.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto que mucho más sano que la bollería industrial y además se ve un interior tiernecito y rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Nunca había oído lo del bizcocho de remolacha, pero la verdad es que tiene una pinta deliciosa. Un besote y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  5. Elisa aunque nunca he hecho un bizcocho con remolacha, no por falta de ganas, si me apetece probarlo, dicen que la remolacha fue la “culpable” del descubrimiento de la famosa Red Velvet, que aunque hoy se hace con colorantes, en su origen fue por un excedente de este tubérculo que las amas de casa norteamericanas idearon darle salida en repostería y así surgió algo tan delicado y excepcional como ese bizcocho que hoy triunfa donde lo pongas. Seguro que tú bizcocho no anda muy lejos en jugosidad, solo hay que ver la miga que tiene. Haces bien, cuidar a tu marido, mientras el resto de la familia os apuntáis a sus nuevos hábitos alimenticios, hará que su dieta sea mucho más confortable.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Ahora entiendo porqué estas tan guapa jeje
    Esos cuidados de pequeña han dado su fruto ;)
    El bizcocho se ve espectacular!! Super esponjoso y con ese colorcito tan bonito que le da la remolacha.
    Qué por cierto nunca la he probado en un dulce, pero viniendo de ti ya puedo asegurar que estará de rechupete.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Elisa! Mi madre tampoco me compraba pastelillos ni cosas dulces para ir al colegio... sí que llevaba mi bocata... porque yo no podía tragar nada, justo antes de levantarme y hoy por hoy... sigo igual... como mucho un vaso de leche... o un zumo... Cuando me despierto por completo... es la hora de arrasar con todo jajaa... y con ese bizcocho de remolacha que nos has traído esta semana... La verdad que nunca lo he probado... y mira que he leído maravillas de él y también mezclado con chocolate.. pero un día por otro, lo dejo en pendientes.. espero poder probarlo pronto... Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Oleeee, maravilla de bizcocho y en ese aspecto tu madre y la mia creo que se parecian mucho, el dulce era casero. Asi que por favor cuando puedas si te sobra mandame un trocito de esta delicia de bizcocho. Besos

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Elisa!! Ya sabes que yo soy una gran defensora de la repostería casera, y el incorporar nuevas harinas y otros azúcares algo más saludables me parece genial.
    He hecho varias veces bizcocho de remolacha, y queda muy esponjoso y muy rico, y no sabe a remolacha. Me encanta poner todo tipo de hortalizas en los bizcochos, ya sea calabaza, zanahoria, calabacín...
    Me encanta tu bizcocho, rezuma la palabra casero por todos lados, una manera estupenda de darle un gusto al cuerpo sin tantos remordimientos. Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Ely pinta genial tu bizcocho :-)

    ResponderEliminar
  11. prepara el caf´e de la tarde que voy para allá antes de que se termine.......no he puesto nunca remolacha en los bizcochos,pero he leido que le da gran esponjosidad y al ver el tuyo,ya estoy segura de ello.........Además le da un color muy de Semana Santa¡¡¡¡
    Muchos besitos familia¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. Hola! lo he probado con remolacha y me encanta el resultado, el sabor, el aroma.. es una delicia de bizcocho. Te cambio un trozo, jeje. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Que buena pinta tiene , no lo he probado con remolacha , pero me ha gustado asi que guardo tu receta besitos

    ResponderEliminar
  14. Pues no Elisa no lo he probado nunca con remolacha, pero estoy segura de que esta buenisimo, solo hay que ver lo bonito que se ve.
    Y sabes me parece genial que en cierta manera se lo pongáis más fácil a Alberto y de paso es bueno también para vosotras.
    Un beso a los cuatro.

    ResponderEliminar
  15. Remolacha! Qué sorprendente... Y no, no lo hemos probado, pero la receta es sencilla y muy atractiva, así que nos la tendremos en cuenta. A nosotras tampoco nos dejaban consumir esos productos de pequeñas, e igualmente lo hemos hecho así con nuestros niños... Nosotras no somos muy cocinitas, ya lo sabes... pero siempre hemos tenido abuelas dispuestas a suministrarnos bizcochos caseros...

    Un beso grande de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  16. Pues tiene cierto atractivo hacer un bizcocho de remolacha, sin duda será una alternativa muy sana y sobre todo sorprendente.

    Elisa te felicito por tus recetas he probado algunas y también las he compartido con mis amigas.

    BESOS

    ResponderEliminar
  17. Tengo que probarlo que pintaza tiene!!besos

    ResponderEliminar
  18. Hola Elisa!!! Yo sí que uso la remolacha para hacer bizcochos y magdalenas. No con frecuencia, también es verdad. Tal vez sea porque no la compro mucho. Me gusta añadir fruta, si con ello se engrandece lo que preparamos. Los arándanos por ej. me gustan mucho en los bizcochos y desde que puse mango no lo olvido. Tengo que aplaudir tu bizcocho que debe estar bien rico. Muchos besos preciosa.

    ResponderEliminar
  19. Elisa la remolacha me encanta aunque en casa no la preparo mucho por cuenta del costillo que no es muy de esta delicia, sin embargo me parece tan bonito ver como te ha quedado, que me entran unas ganas enormes de probarlo. Alguna vez hice uno con cacao, tipo brownie muy rico y jugoso. Ahora este que nos regalas lo guardo, un beso!. ;)

    ResponderEliminar
  20. Hola Elisa , introducir en los bizcochos productos del campo para dar color , dulzor y sabor me encanta, sea zanahoria, remolacha , frutas u otro elemento. Te ha quedado divino y de sabor seguro que delicioso. 👏👏👏👏👏😘😘

    ResponderEliminar
  21. Qué rico con ese toque dulce de la remolacha!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Encantada de recibir y leer tus comentarios. Me importa mucho tu opinión y me ilusionan tus visitas
¡ Muchas gracias y vuelve pronto !

Print Friendly and PDF