Croquetas de Cordero y Dátiles

No vamos a volver a hablar de lo maravillosas y acertadas que son unas croquetas, pero sí os tengo que contar, que hacerlas de "aprovachamiento" , es lo que más me gusta. Además del exquisito sabor, lo cremosas que quedan por dentro y tan crujientes por fuera, si las hacemos con algún resto, llevan también los sabores de ese plato y a mí me encanta la combinación.

Este es el caso de la carne que quedó de unas patas de cordero, que hice al horno las pasadas navidades.  No me dio tiempo a hacerles las fotos, pero ahora disfrutaremos de aquellas croquetas que elaboré después.

Nunca se tira nada en la cocina, pues de esos restos pueden salir maravillas. Recuérdalo siempre.

Estas croquetas tienen dueño.  Si me lo permitís, el primer plato está reservado  para mi amiga  Marisa González ( Thermofan ), porque sé que le van a gustar y siempre que reciclo en mi cocina, me acuerdo de ella.


Cordero_dátiles

INGREDIENTES


  • 150 g. de carne de cordero ( el resto que tengas, en mi caso de patas de cordero )
  • 4 dátiles sin hueso
  • sal ( cuidado con la sal, pues ya tendrán las patas )
  • nuez moscada
  • 700 g. de leche semidesnatada
  • 160. de harina de repostería
  • 60 g. de AOVE
  • 1 litro de aceite de oliva para freír las croquetas
Para rebozar las croquetas:
  • huevos
  • pan rallado

PREPARACIÓN

Retira los posibles huesos que queden en en la carne. Ponla en el vaso de la thermomix y pica con velocidad 5, 5 segundos. Saca del vaso y reserva. Pica los dátiles con velocidad 5, 4 segundos también. Saca y del vaso y mezcla con la carne.
Pela la cebolla y ponla en el vaso, programa velicidad 5, 4 segundos. Agrega el aceite, programa  8 minutos, velocidad 1, temperatura varoma. Añade la harina, programa velocidad 2, tres minutos, 100º. Incorpora la leche, pon sal al gusto y un poco de nuez moscada. Programa 10 segundos, velocidad 6. Después velocidad 4, temperatura varoma, 8 minutos.
Agrega la carne reservada con los dátiles y programa 1 minuto más a igual velocidad y temperatura.
Saca del vaso, pon la masa de las croquetas en un bol, tapa con papel film y deja reposar. Yo las dejo de un día para otro guardada en el frigorífico.

Una vez fría la masa y reposada al menos 4 horas, forma las croquetas. Reboza en huevo batido y pan rallado. Fríe en abundante aceite caliente. Ve poniéndolas sobre un papel absorvente una vez fritas .

Yo las presento sobre una cama de lechuga, pero tú hazlo a tu gusto y espero que las disfrutes.

cordero_croquetas








Comentarios

  1. Yo tampoco tiro nada siempre sirve para hacer diferentes platos como tus croquetas tan ricas que se ven .Todo un lujo.Buenas noches cielo.

    ResponderEliminar
  2. Deliciosas, no hay nada como la cocina del aprovechamiento. Tu receta me recuerda mucho a la combinación que se hace en muchas cocinas árabes, un beset

    ResponderEliminar
  3. No se me ha ocurrido hacer unas croquetas con cordero y dátiles, pero si la combinación me gusta en otras recetas, aquí también lo hará. Nada como unas croquetas cremosas y gustosas para aprovechar restos de todo tipo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola Elisa!!
    En casa el cordero nos encanta y nunca sobra pero como sobre alguna vez probaré a hacer croquetas, tienen que estar deliciosas, con ese crujiente por fuera y tan cremosas por dentro son una delicia. Me han encantado...Besss

    ResponderEliminar
  5. Elisa estas son de esas croquetas que yo cuando las hago no digo lo que llevan hasta que se las han comido todas, disfrutan comiendo y preguntando y yo disfruto manteniendo la intriga, aunque el sabor del cordero sea algo fácilmente detectable, seguro que entre los dátiles y la suavidad de la sabrosa bechamel son una locura de ricas. Besos

    ResponderEliminar
  6. Elisa estoy segura de que a Marisa le van a gustar mucho pero a mi me han encantado tienen que estar riquisimas.
    Además yo como tu, en casa no se tira nada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Elisa, pues espero que Marisa me deje a mi unas cuantas, que soy una fanática de las croquetas jeje
    Muy ricas y muy bien aprovechado ese cordero que seguro que también estaba para chuparse los dedos!!

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Elisa! Desde que hice mis primeras croquetas caseras decentes he cambiado totalmente de opinión acerca de ellas, me encantan! Encontré la receta adecuada y fácil para hacerlas y estoy deseando volver a repetir, no tengo la thermomix así que tendré que seguir haciéndolas sin el aparato jeje! Pero si algún día alguien me lo quisiera regalar probaré los ojos cerrados tu receta porque te han quedado de lujo y sé que de tus recetas me puedo fiar 100%!! Antes me gustaban las croquetas sin más y ahora estoy loca por ellas ♥ pero eso sí, siempre caseras porque las del comercio sigo sin poder tragarlas jajaja!! Besitos guapi!

    ResponderEliminar
  9. Elisa ya sabes que yo defiendo la cocina de reciclaje y aprovechamiento a capa y espada y estoy segura de que Marisa va a disfrutar mucho con estas croquetas que le dedicas que a mí me han llamado mucho la atención por la combinación de sabores ¡tienen que estar espectaculares! ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  10. Estas tengo que probarlas ! me encantan las croquetas y si son de reciclaje mejor esta combinación con los dátiles tiene que ser una pasada ,anotadas quedan
    besitos

    ResponderEliminar
  11. Madre mía que cosa mas buena con el sabor que le da el cordero tienen que se estupendas, me encanta aprovechar la comida y fijate que tengo la thx pero creo que la primera vez no me salió la masa bien y no la he vuelto a preparar en el vaso, solo a mano pero ahora me has animado con tu receta y tengo que probar.
    Besitoss guapa

    ResponderEliminar
  12. Una combinación de lujo, asi que las croquetas estarán divinas.
    Besos. LOla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen que tener un sabor de rechupete ,un abrazo

      Eliminar
  13. Me ha encantado la idea, la mezcla debe ser súper rica!

    ResponderEliminar
  14. Que croquetas más originales tienen que estar muy ricas. Besos.

    ResponderEliminar
  15. ¡¡Hola Elisa!! Precisamente, las croquetas con restos de otras preparaciones, son las que más me gustan, y justo por lo que dices, que saben al plato en cuestión y están riquísimas, me gustan incluso más que cuando hago expresamente las croquetas sin restos, porque aunque están ricas igual, las que aportan la carne de otras preparaciones son lo más. A mi me encanta hacerlas con el resto de Pollo a L´Ast, ese sabor sólo se consigue cuando utilizas precisamente los restos. Imagino lo buenas que te ha tenido que quedar con los restos de patas de cordero y esos dátiles añadidos. ¡¡Para chuparse los dedos!! Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Que ricas y que bien aprovechamos todo , besos

    ResponderEliminar
  17. Querida Elisa. Mil gracias por acordarte de mí. Sí, reciclar es otra cosa que nos une y estas croquetas son una maravilla. Me gusta la combinación del cordero con los dátiles.
    Ganas de hacer croquetas tengo, pero tiempo, no. A ver si en Semana Santa, encuentro tiempo y vuelvo a llenar el congelador de nuevo. Seguiremos reciclando y aprovechando todo en la cocina para crear nuevos platos todavía más ricos, como tus croquetas.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  18. deben estar de 10 gracias por tu idea cuando me sobre cordero las preparo

    ResponderEliminar
  19. En casa nos encantan las croquetas y estas son de lo mas originales con la carne de cordero y los datiles ,una pena no poder dar cuenta de una seguro estan de rexupete ademas de quedarte de relujo.
    Seguro que a Marisa le han encantado tus croquetas de reciclaje.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  20. Me encantan las croquetas pero la verdad es que nunca les he puesto dátiles. Las probare a ve que tal son. Un beso

    ResponderEliminar
  21. ¡Esa combinación de cordero y dátiles, para unas croquetas, nos ha resultado de lo más sugerente, Elisa! Nosotras aprovechamos el puchero, todo un clásico...

    Un beso grande de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  22. Hola, Elisa: ¡Me encantan las croquetas! Bueno, las croques como las llamamos en casa. Vaya suerte que ya tengan dueña... ¡tendrás que hacer más! Un besazo

    ResponderEliminar
  23. Una idea, además de original para elaborar unas croquetas, me parece deliciosa.
    Al cordero le va muy bien la miel, los dátiles o las ciruelas, pero nunca he comido unas croquetas con esa rica combinación.
    Seguro que están para repetir.
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  24. Que originales!! Nunca se me habría ocurrido hacer una masa así para las croquetas ;)
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar
  25. Tu amiga esta de suerte y nosotr@s también, porque como bien dices la mezcla de sabores tiene que ser deliciosa.
    Un 10 para tus CROQUETAS QUERIDA!!!

    ResponderEliminar
  26. Hola, guapa:
    Por fin puedo visitar los blogs tras una larga temporada enferma y con recaídas. Aún sigo malita, pero con fuerzas para estar un rato delante del ordenador escribiendo.
    En estos momentos estoy con un hambre tremenda y salivando tras ver estas deliciosas croquetas de cordero y dátiles que has preparado. El interior se ve cremoso y dan ganas de pegarle un bocado al ordenador. Seguro que estaban deliciosas.
    Un beso enorme y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  27. ¡Adoro! las croquetas, siempre que sean caseras.
    Estas que has hecho me parecen súper originales y muy muy sabrosas. Me han encantado, así que "tomo nota".
    Te han quedado deliciosas, las fotos hablan por sí solas.
    Un besito

    ResponderEliminar
  28. Me parece genial la idea de combinar sabores que de por sí "congenian" muy bien. Seguro que están muy ricas. Estando ricas no sobra ni una, de una sentada se terminan, jjj. Casi no llego a tu receta, he tenido y tengo una semana complicadilla. Gracias Elisa. Besosssssss.

    ResponderEliminar
  29. Que croquetas tan especiales, los datiles les deben dar un sabor delicioso!
    Bs

    ResponderEliminar
  30. Pero qué bien que has aprovechado esta carne, Elisa, aunque lo que me ha sorprendido es la combinación con los dátiles, así que un diez para estas croquetas tan originales

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  31. Geniales!!! nos declaramos fanáticos de las croquetas y éstas nos parecen muy originales con esa combinación de ingredientes. Y además cocina de aprovechamiento....que más se puede pedir,jeje.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Jolin,,vaya pinta...deben de estar geniales..un saludo desde Murcia....

    ResponderEliminar
  33. Lo de los dátiles les da un punto marroquí al asunto que me encanta! Las croquetas en general son uno de los inventos mejores que se han hecho jamás en la gastronomía, que sean de aprovechamiento las hace todavía mejor porque guardan el sabor del guiso anterior y eso es un plus. Vamos, que no he dicho nada nuevo, que me encantan tus croquetas, niña!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  34. Elisa, siempre es bueno aprovechar todo y reciclar comida es lo mejor. Apoyo siempre la idea, ahora veo tus croquetas y con lo que me gusta el cordero que es de las carnes más ricas (que no compro seguido por el precio, pero me fascina!!). Pues me dejas con la boca abierta. Adicionando dátiles ya es todo un manjar, esa combinación me seduce por completo. De seguro Marisa será la primera que se siente a tu mesa y yo al lado de ella feliz de compartir contigo esta deliciosa receta.
    un beso!

    ResponderEliminar
  35. Hola Elisa. Ten han quedado deliciosas. Bsitos y feliz día.

    ResponderEliminar
  36. Tiene que estar riquisima la mezcla de sabores!!besos

    ResponderEliminar
  37. Me encantan tus recetas porque son siempre supe originales pero con mucho de cocina tradicional...

    ResponderEliminar
  38. Una combinación muy rica, los datiles deben dar un toque dulzón a la croqueta que apetece probar! Besitos!

    ResponderEliminar
  39. Una combinación muy rica, los datiles deben dar un toque dulzón a la croqueta que apetece probar! Besitos!

    ResponderEliminar
  40. Elisa, unas croquetas divinas, muy originales, el cordero y los dátiles van perfectos así que estás croquetas deben estar estupendas. Marchando una ración!!
    Besos y buen domingo y por fin, ultimo de
    Invierno

    ResponderEliminar
  41. Hola guapísima !!!
    Porque no sé quien fue la primera persona que hizo una croqueta, pero habría que hacerle un monumento o ponerle una calle, es de las cosas más ricas que se pueden hacer caseras.
    Qué ingredientes más ricos has utilizado para estas mi querida Elisa, me saben a Marruecos talmente con esos dátiles. Reciclar nos da la oportunidad de que nuestra imaginación eche a volar, porque desde luego las que hemos heredado la enseñanza de no tirar nada, algo tenemos que inventar para las segundas oportunidades.
    Sé que a Marisa este abrazo virtual le habrá encantado, tanto como a tí dedicárselo.
    Besotes mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  42. Querida Elisa, coincidimos en que las croquetas son fantásticas, incluso para dar buen uso a ingredientes que nos han quedado en pocas cantidades y que resultan insuficientes para un plato que requeriría de ellos en mayor número. En esta oportunidad, has combinado sabores agridulces que se complementan muy bien. No dudo que los amantes de la carne de cordero sabrán apreciar la unión de esta carne con los dátiles ;)
    Beso enorme para vos.

    ResponderEliminar
  43. Que maravilla Elisa, a mi me encantan las croquetas de todas las formas y sabores. Están tienen que estar de muerte!! Los dátiles son riquísimos y es una mezcla de sabores que tiene que estar deliciosa!! Un beso.

    ResponderEliminar
  44. Unas croquetas riquísimas!! Pintaza tremenda.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  45. Nunca hubiera imaginado estas croquetas ....Me parecen fantásticas, y con los dátiles un toque dulce brutal. Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Encantada de recibir y leer tus comentarios. Me importa mucho tu opinión y me ilusionan tus visitas
¡ Muchas gracias y vuelve pronto !