Albóndigas de Berenjenas

Las albóndigas bien merecen tener un apartado en mi blog. Las hago de diferentes ingredientes y las de verduras son especialmente exquisitas para mí. Cuando esas verduras son totalmente ecológicas y cuidadas con el mayor esmero, el resultado final es inigualable. Así son las que cultiva mi amigo Ángel y ha tenido el gran detalle de enviarme lo mejor de su huerto, berenjenas, pimientos, tomates, acelgas, pepinos... Ya podéis imaginar lo contenta que estoy pues estos regalos son los que más ilusión me hacen. Mil gracias tanto a Ángel como a María,  una joven pareja encantadora y tan generosa.
Ante la cantidad de berenjenas que tenía, he cocinado muchos platos con ellas. Hoy elaboramos estas exquisitas albóndigas, suaves y deliciosas que han hecho difrutar a muchos en la mesa.

  
INGREDIENTES
Albóndigas:
  • 150 g. de miga de pan del dís anterior
  • 100 g. de cebolla
  • 1 kg. de pulpa de berenjena asada
  • hojas de perejil 
  • hojas de hierbabuena 
  • hojas de albahaca
  • 1 huevo
  • 1 pizca de canela
  • sal y pimienta al gusto
  • 40 g. de AOVE
  • harina para rebozarlas
Salsa:
  • 300 g. de cebolla
  • 1 puerro 
  • 3 dientes de ajo
  • 300 g. de tomate natural triturado
  • 250 g. de vino blanco
  • 70 g. de AOVE
  • 200 g. de agua
  • 70 g. de AOVE

PREPARACIÓN THERMOMIX

Albóndigas:
Corta las berenjenas en mitades, ponlas boca bajo y haciéndoles previamente unos cortes en la pulpa, en un recipiente apto para microonda untado el fondo con aceite. Programa 8 minutos a máxima potencia. Transccurrido el tiempo dales la vuelta y programa 6 minutos más a igual potencia. Mis berenjenas eran de gran tamaño, el tiempo dependerá de ello. Espera a que se enfríen. Saca la pulpa y reserva. Igualmente puedes asarlas en el horno eléctrico.
 Pon la cebolla en el vaso de la Thermomix. Programa velocidad 5, 4 segundos. Añade el AOVE. programa 4 minutos, 120º, velocidad 1. Añade la cebolla a la pulpa de la berenjena que tendremos bien picadita así como el resto de ingredientes. Mezcla todo bien y ve formando las albóndigas rebozándolas en harina.
Fríe las albóndigas en abundante aceite caliente. Saca a un plato con papel absorvente para quitar el exceso de aceite. Ponlas en una cacerola baja y grande.

Salsa:
Pon en el vaso de la Thermomix la cebolla cortada en cuartos, los dientes de ajo pelados y la parte blenca del puerro cortado en trozos. Programa 5 segundos, velocidad 5. Añade el AOVE, programa 7 minutos, 120º, velocidad 1. Añade el tomate y programa 120º, 4 minutos, velocidad 1. Incorpora el vino y sin poner el cubilete programa 4 minutos, temperatura varoma, velocidad 1. Echa el agua, sal y pimienta. Programa 20 minutos, temperatura 100º, velocidad 1. Quita el cubilete y pon el cestillo encima de la tapa para favorecer la evaporación y así la salsa reduzca. 
Espera a que baje la temperatura, si es de tu gusto, tritura la salsa programando velocidad 7 durante 4 segundos. 


Incorpora la salsa a las albóndigas reservadas en la cazuela y deja cocer unos minutos a fuego lento, mueve la cazuela para que las albóndigas queden bien bañadas en la salsa.
Sirve acompañadas de arroz blanco.



Comentarios

  1. A mi tambien me gustan las albóndigas, y de todos los colores y sabores. Éstas me parecen muy ricas y sanas. Y si son de berenjenas ecológicas mucho más buenas!! Bs.

    ResponderEliminar
  2. A mi me parece un gran regalo, si a mi casa llega una caja de verduras ecológicas me vuelvo loca y me pasaría como a ti, intentaría utilizarlas en todo tipo de recetas. Unas albóndigas me parece una idea excelente, a mi me gustan mucho también en tempura con un hilito de miel, no se, te doy la idea por si acaso, pero como las has preparado están buenísimas.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Elisa todo un manjar!!
    Qué suerte de tener amigos así!! Es un regalo estupendo y has sabido aprovecharlo muy bien.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Elisa! Qué buenas tus albóndigas corazón... con esas verduras tan ricas con las que has tenido la suerte de cocinar... mucho mejor... me encanta con el acompañante del arroz que le va genial... Un plato delicioso... Un beso...

    ResponderEliminar
  5. Se ven bien ricas tus albóndigas :-))
    Y si queremos cuidar el planeta no queda otra, que comer lo más natural posible sin química artificial en nuestra alimentación ;-)
    1 saludito

    ResponderEliminar
  6. Eso es un regalazo amiga, a nosotras que nos gusta la cocina no pueden acertar mejor que con esos regalos.
    Desde luego tienen una pinta increíble, me guardo tu receta!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Querida Elisa, me has dejado con la intriga de tu sorpresa pendiente, jajaja..., pero no soy impaciente, tómate tu tiempo, y así me la llevaré de verdad, jajaja...
    Tus albóndigas me han encantado, ya sabes que mi padre las siembra, este año la cosecha está siendo más tardía por lo del confinamiento, pero ya está comenzando a dar sus primeros frutos, precisamente tengo dos berenjenas blancas hermosísimas en mi cocina esperando alguna idea novedosa para mí, y mira por dónde aquí que me la encuentro en tu cocina, además sencillita, de las cosas que me gustan. Anotadas las tengo a fuego para que no se me olviden, jajaja...
    Besitos y disfruta de tu verano en el paraíso.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Hola Elisa!! Sabes utilizar los ingredientes como nadie, que te dan un montón de berenjenas, pues unas estupendas albóndigas. A mí ni se me hubiera ocurrido, hubiera caído más en lo clásico, rellenas, mousaka, en tempura y poco más. Y tú te marcas con ellas unas albóndigas divinas con una salsa para chuparse los dedos. Ideales. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Me quedo con esta súper receta que tiene una pintaza genial 👍besinos wapa

    ResponderEliminar
  10. Muy ricas amiga y saludables.Me las preparare para mi..Una manera de comer verdura casi sin enterarte.Bsssss

    ResponderEliminar
  11. Elisa hace unos días hice unas albóndigas, claro diferentes y que compartiré pronto, me parecen deliciosas estas que nos regalas, una maravillosa forma de aprovechar esas berenjenas, te digo algo; las berenjenas me saben a un tipo de carne vegetal, no se si es la textura, el color en fin, me encantan!!!. Guardaditas quedan, con esa rica salsa sencillamente hay que prepararlas. Que buenos regalos los que te ha hecho esa pareja de amigos, sin duda, aprovecharás cada ingrediente con tu buen hacer
    besos Elisa!!!

    ResponderEliminar
  12. Hola Elisa, tus amigos te han regalado vida, y digo vida ya que unas berenjenas ecológicas, hoy en día, valen su peso en oro. Su sabor es inigualable, bueno, como los de antes. Y que mejor que aprovecharlas con esta receta donde la protagonista es la berenjena, me ha encantado, me gusta mucho. Besos amiga.

    ResponderEliminar
  13. Elisa, pero si parecen de carne, están perfectas! No se me hubiese ocurrido usar berenjenas en albóndigas, bueno, ya sabes que con las berenjenas voy poco a poco, jaja, pero esta idea me parece genial, se ven riquísimas. Una vez intenté hacer con lentejas pero no quedaron tan buenas, así que me guardo tu receta para probar porque me ha entrado antojo, lo que me gustan las albóndigas.
    Besos amiga, cuídate mucho!

    ResponderEliminar
  14. Hola Elisa, con lo que me gustan las albóndigas de diferentes maneras y de berenjenas no las he hecho nunca, y mira que me gustan. Tienen que estar buenísimas con todo lo que le has puesto, me guardo tu receta que serán las próximas que haga.
    Un bst guapa.

    ResponderEliminar
  15. Elisa querida, yo desde que probé las albóndigas de berenjena, hace unos años, cuando las publiqué en el blog... las adoro y se han convertido en todo un clásico del verano... las hago más de una vez... y mira, este verano aún no las he preparado. Te las voy a copiar que con la Thermomix, es que no da ni pereza cocinar. Es el mejor invento y el más caro que me he comprado jamás.... Tus albóndigas tienen una pinta sensacional... besos querida y disfruta del verano, aunque este sea un tanto raro...

    ResponderEliminar
  16. Me encantan las berenjenas, así que las albóndigas estarán de rechupete.

    Gracias Elisa por compartir nuevos platos

    BESOS

    ResponderEliminar
  17. Nunca hice ni he comido albondigas de berengenas, pero tomo nota que seguro estan de rechupete, besos

    ResponderEliminar
  18. ¡Nunca se nos habría ocurrido hacer una albóndigas de berenjenas! Y la verdad es que nos imaginamos su delicioso sabor (aunque una de nosotras es alérgica a ellas desde no hace mucho, y no sabes que pena le da...)

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  19. Pues no sé si al corte se verá que son de berenjena, porque desde luego así vistas parecen de carne. Otra receta más para la carpeta, pues nunca comí albóndigas vegetales. Eso sí, tendré que comprar las berenjenas pues este año no las hemos sembrado. Yo tengo un poquito de huerta, pero siempre agradezco cuando alguien me regala algún producto que no tengo cultivado en ella, así que entiendo tu ilusión.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Encantada de recibir y leer tus comentarios. Me importa mucho tu opinión y me ilusionan tus visitas
¡ Muchas gracias y vuelve pronto !

Print Friendly and PDF