Mermelada de Fresas, Tomates y Pimientos Rojos

Después de estar más de un mes desconectada no sólo del blog sino de muchas cosas, vuelvo a retomar mi vida. Ganas tenía de que la rutina y la "normalidad" volviera a mi casa, aunque estoy algo cansada y sobre todo con mucha tristeza en mi alma. Nada volverá a ser igual, de eso estoy segura, pues no tener a mi padre a mi lado es difícil de aceptar. 
Pero por los que se van y como homenaje a ellos, debo seguir siempre adelante. Eso me enseñaron mis padres, aunque es duro y difícil, sobre todo cuando perdemos a quienes más queremos. Debo acostumbrarme poco a poco a su ausencia, tiempo al tiempo, pero sintiéndolos siempre muy cerca de mí. Muchas han sido las entradas dedicadas a mi madre y a mi padre, ahora que de nuevo están juntos seguiré haciéndolo,  seguro que las disfrutarán allá donde estén. Así lo quiero creer, así lo siento yo... 

Pero no quiero que la tristeza sea la protagonista de esta entrada, mis padres no lo querrían así. Por eso, empezar con  una dulce mermelada, de elegante sabor y con ingredientes que aportan un color inigualable, me parece la mejor elección. Ya sabéis que soy una enamorada las mermeladas caseras y nunca me faltan. Alegran el desayuno, son inmejorables meriendas y para poner una nota dulce, festiva y colorida a patés y quesos, son indispensables.

Comenzamos a prepararnos, "Que no te falte un perejil" ya lo está y yo lista para recibiros.
 Muchísimas gracias por esperarme, por vuestra preocupación y por el cariño que siempre me mostráis. Me siento muy afortunada.



INGREDIENTES

  • 600 g. de fresas
  • 300 g. de tomates rojos y  maduros
  • 250 g. de pimientos rojos
  • 1 limón
  • 1 palo de canela
  • 500 g. de azúcar


PREPARACIÓN

Pon en el vaso el limón sin cáscara, nada de piel blanca y sin pepitas. Añade las fresas sin las hojas verdes, pimientos troceados y los tomates cortados por la mitad. Si ves que los tomates tienen mucha agua, colócalos durante un rato boca abajo en un escurridor para que vayan soltando el agua.
Tritura todo con velocidad progresiva 5-10, 6 segundos.
Añade el azúcar y el palo de canela. Programa 40 minutos, temperatura varoma, velocidad 1, sin cubilete, poniendo el cestillo sobre la tapadera .



Si la ves líquida programa unos minutos más con igual velocidad y temperatura.



Así acompaño mi cafelito de la tarde. ¡Te espero!












Comentarios

  1. Hola Elisa, te echaba de menos. Lo lamento enormemente. Eres fuerte al volver e intentar retomar tu vida. Tus padres se sienten orgullosos, no lo dudes. Espero que tu receta de hoy te sirva, puede que no para alegrarte, pero al menos como bálsamo para seguir adelante en estos momentos tan duros. Un beso muy fuerte a todos y en especial para ti.

    ResponderEliminar
  2. Siento mucho la desaparición de tu padre, todo mi cariño para ti y los tuyos. Estoy segura que la blogosfera te ayudará a llevar su ausencia.
    Tu mermelada me parece absolutamente original, no he probado ninguna parecida y me gustaría hacerlo porque es una mezcla de sabores interesante. Parece muy buena.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Elisa cariño, me alegra verte por aquí, aunque la ausencia siempre estará ahí acechándote con con el filo de la tristeza clavada en tu alma, no hay más remedio, es así aunque nos duela. Tú sabes salir a flote de todas las adversidades, y esto es un mal trago que hay que digerir aunque te duela.
    Para eso nada mejor que esta deliciosa mermelada que al menos hace que las penas con pan sean menos.
    Besitos ❤️❤️❤️

    ResponderEliminar
  4. Te hemos echado mucho de menos. No hay palabras para consolar en esta situación. Los seres queridos dejan un vació muy grande cuando ya no están con nosotros, pero su recuerdo queda en nuestra memoria y en nuestros corazones y es como si todavía estuvieran con nosotros. Yo hace ya muchos años que perdí a mi padre,pero me acuerdo de el todos los días. Un abrazo muy fuerte Elisa

    ResponderEliminar
  5. Que extraña mermelada pero la mezcla de sabores tiene que estar maravillosa.
    Siento mucho tu perdida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Elisa si hay algo seguro en esta vida es que un día termina y sin embargo jamás estamos preparados para esto que es seguro que va a llegar. Una pérdida familiar, por mucho que se anuncie, es siempre dura de afrontar y es normal que hayas estado desaparecida del blog un tiempo, no es fácil seguir con nuestro día a día, necesitamos un tiempo de adaptación y reunir el coraje suficiente para cerrar los puños, levantar la cara y plantarnos frente al mundo para seguir como si nada aunque por dentro estemos rotos en miles de trozos.

    Sin embargo encuentras un punto amable en esta pérdida. Ahora están juntos de nuevo y desde donde estén estarán orgullosos de ti y de seguir con tu vida y con tu cocina virtual adelante para seguir compartiendo lo que aprendiste de ellos, para dejar constancia de su legado y que no se pierda. Gracias por tanta generosidad.

    La receta es una maravilla, y es que tienes una manos increíbles para las mermeladas ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  7. Hola ELisa! Siento mucho tu pérdida, me imagino lo difícil que tiene que ser, cada vez que pienso en el día que lleguen a faltar los míos me pongo mala... La vida tiene que seguir sí pero es muy duro. Seguro que tus padres estén donde estén estarán más que orgullosos de ti y contentos de ver que sigues adelante! Tu receta me parece perfecta para retomar las riendas del blog, es muy original esta mermelada, yo nunca había visto ninguna con estos sabores... Llama mucho la atención y por supuesto estará riquísima!! Te mando un fuerte abrazo y muchos achuchones!! Ánimo guapa!!

    ResponderEliminar
  8. Aisss mi niña querida...
    No sabes cuanto me ha alegrado ver tu entrada; entre otras cosas porque tal como dices a ellos no les hubiera gustado que no avanzaras. Me los imagino felices viéndote, felices tal como fueron en su vida familiar; y aunque a buen seguro tuvieron altibajos como todo el mundo, eran gente positiva que no se amilanaban por nada; y esa es la herencia que te han dejado para el resto de tu vida.
    Hoy nos regalas una dulce mermelada, dulce y atrevida, como tu, jaja
    UN BESO UN ABRAZO Y TODO MI CARIÑO PARA LO QUE PUEDAS NECESITAR.
    Conxita

    ResponderEliminar
  9. Elisa siento lo de tu padre.
    Te extrañe mucho pero no me imagine esto.
    Cuídate!!! y cocina a tus papis, que seguiré viendo encantada esas receta :-))
    Una mermelada súper original.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  10. Hola Elisa se te echaba en falta no sabia que el motivo de tu asencia fuera este ,siento mucho lo de tu padre muchos animos ,como bien dices esten donde esten estaran felices de ver que continuas con tu dia a dia y compartiendo las recetas que te enseñaron y tantos recuerdos traen consigo.
    La mermelada se ve divinisima y no dudo lo mas minimo que este de rexupete , te ha quedado de relujo.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Hola Elisa!! Ay, qué rara estaba la blogosfera sin ti, somos una pequeña familia, y las ausencias por aquí también pesan. Creo que lo mejor que has hecho es volver a este rincón que tanto te gusta y te distrae, así, por un ratito nos cuentas cosas, tus recetas, tus manualidades...
    Siento muchísimo lo de tu padre, pero parece que él quería estar ya al lado de su mujer y seguro que desde allí os siguen protegiendo. Muchísimo ánimo y te mando un gran achuchón para que levantes ese ánimo porque ya sabes que van a seguir viviendo en ti, porque mientras los recordemos, ellos seguirán aquí.
    Y no podías volver más que con una estupenda mermelada, no se me hubiera ocurrido nunca hacer una igual que esta, fresas, tomates y pimientos, ¡¡casi nada!! Ideal para acompañar carnes, tostas...y donde la quieras añadir, porque tiene que estar buena un rato, y el color, ¡¡espectacular!! Besitos y ahora si, nos vemos prontito, deseando ver tu próxima receta.

    ResponderEliminar
  12. Hola Elisa , siento mucho tu perdida ,pero piensa que siempre estarán en tu corazón
    la mermelada me parece super original y tiene que estar bien rica ,no se me hubiera ocurrido una igual seguro que el resultado es de 10
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Hola Elisa.
    Siento muchísimo lo de tu padre.
    Ya decia yo, el porqué de tu ausencia en el blog.
    Solamente mandarte un abrazo de lo más cariñoso para tí y tu familia.
    Ya sabes que este dolor con el tiempo se calma, y con la compañía de la gente que te quiere
    se lleva mejor, y eso a tí no te falta...
    En tu casa tu familia, y en tu cocina todos nosotros.
    Te mando mucha fuerza en estos momentos tan duros...cuídate mucho.
    Has elegido una entrada original...
    Un besazoooo enormeeeeeee.

    ResponderEliminar
  14. Hola Elisa lo siento mucho, pero como bien dices ellos no querrian verte triste hay que seguir , una mermelada original por su mezcla besitos

    ResponderEliminar
  15. Ya me parecía a mi que llevabas tu demasiado tiempo sin publicar, pero lo que no me imaginaba ni de lejos era la razón.
    Ya lo creo que es duro adaptarse a ese tipo de perdidas, dejan un vacío imposible de llenar, pero es la vida querida Elisa y hay que acostumbrarse a lidiar con ella ¡no queda otra!
    Sorprendente tu mermelada, tiene una mezcla muy poco corriente y desde luego un color que enamora y tratándose de una mermelada estará divina, a mi al igual que tu, las mermeladas caseras, me encantan!
    Un gran abrazo, muchos besos y muchísimo ánimo.

    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  16. Lo siento muchísimo Elisa, pero no dudes que tus padres se sentirán muy orgullosos de tí por ser tan fuerte y seguir adelante. Esta mermelada tan original debe estar riquísima!
    Te mando un abrazo fuerte con mucho cariño, ánimo!

    ResponderEliminar
  17. Que de menos te echaba y lo que menos esperaba es que tu ausencia habia sido por la perdida de tu padre sin lugar a duda que lo siento mucho. Si me permites decirte algo es que ellos nos ayudan desde donde esten por eso te digo que lo recuerdes en esos momentos bonitos de la vida en donde las risas hacen su aparicion, de momentos felices entre familia, de esos momentos en lo que ellos siempre han querido lo mejor para ti.
    Asi pues aunque va ser lento por que cuesta mucho te deseo todo lo mejor y como no decirte que es una delicia esta mermelada.
    Un abrazo muy fuerte. Besos

    ResponderEliminar
  18. Hola Elisa siento muchísimo la pérdida de tu padre, yo aunque he dejado el blog de momento no me pierdo ninguna de vuestras recetas y me a entristecido mucho el saber de tu dolor. Haces bien en volver a la rutina y aunque es un duro golpe el tiempo va curando, te mando todo mi cariño desde aquí.
    Un z millón de abrazos.

    ResponderEliminar
  19. Elisa, lamento mucho esta noticia de tu padre, no lo sabía. Pasaba por aquí por tu blog para saber si habías publicado y me extrañaba mucho que no, ya veo por qué. Te dejo un abrazo grande y apretadito dándote muchas fuerzas y energía positiva...Besitos!!

    ResponderEliminar
  20. Lo sentimos en el alma, Elisa. Ese consuelo de pensar que ahora está en un sitio mejor y reunido con los seres queridos que marcharon antes, también los sentimos nosotras así... Tus padres están pendientes ahora de ti desde arriba... Y seguro que disfrutando con esta mermelada tan sorprendente, al menos para nosotras por la mezcla de ingredientes dulces y salados. ¡Tiene que estar riquísima!

    Bienvenida de nuevo, un beso enorme de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  21. Tiene una pinta deliciosa esa mermelada y me parece una combinación muy original. Un besote y feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
  22. Hola Elisa ... Ahora entiendo tú ausencia y siento mucho la pérdida de tú padre, la tristeza y el desconsuelo que ahora sientes. Veo que eres una persona muy fuerte y positiva, a pesar de todo vuelves con una riquísima mermelada para endulzarnos la vida.

    Un abrazo muy fuerte !!

    BESOS

    ResponderEliminar
  23. Querida Elisa. Me alegro muchísimo de tu vuelta. Como ya sabía la causa, sólo puedo decirte que sabes perfectamente que me puedo poner en tu lugar y que necesites tu tiempo para recobrarte de algo tan duro e inesperado. Sabes lo que es perder a tu madre y ahora, tu padre. Ambos estarán cerca de ti cada vez que los recuerdes y eso pasa a menudo.
    Puedes estar orgullosa porque tu padre se ha ido recibiendo todo el amor y dedicación por tu parte y tu familia.
    No podías hacer otra cosa que volver con una mermelada que no dudo que estará deliciosa. Sabes que hemos hecho más de una receta de la otra y siempre nos ha gustado.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  24. Elisa, yo también te echaba de menos, porque nunca sabes qué ha pasado, esperas siempre que esa ausencia sea por cosa buena y nunca por causas como éstas. Estoy apenada por ti, te lo digo tal como lo siento, y lo siento de veras. No puedo, ni sé darte consuelo, soy muy mala para consolar, sólo decirte que estoy contigo y que cuentes conmigo, si es que puedo ayudarte en algo. Está muy reciente su pérdida, hay que dejar pasar un tiempo para la reflexión, para pasar el duelo... Nunca nos conformaremos, pero lo veremos desde otra óptica más amable y serena.
    Me parece una idea estupenda que retomes el blog y nos regales tu rica mermelada, sorprendente sin duda, mermeladas al fin de pimiento y tomate que mezcladas se unen para saborearlas en un mismo momento. Me encanta.
    Muchos besos y un abrazo de los grandotes. Para adelante, poco a poco.

    ResponderEliminar
  25. Siento muchísimo la perdida de tu padre, a mi me toco hace tres años y fue un golpe muy duro. Pero la vida sigue y con tu alegría y ganas de vivir todo sigue hacia adelante. Y por lo que veo has querido endulzarte un poquito la vida con esa estupenda mermelada que te voy a robar, con tu permiso. Debe estar riquísima!!!!. Un fuerte abrazo Elisa.

    ResponderEliminar
  26. ¡Espectacular combinación!
    No se me habría pasado nunca por la imaginación hacer una mermelada con esos tres ingrediente, he hecho mermelada de fresa, de tomate y de pimientos rojos, por cierto, las tres son ideales, pero nunca he probado unirlos, tengo que hacerlo, ya me ha entrado la curiosidad y me imagino que, al ver el aspecto que tiene la que acabas de hacer, no voy a parar de untar pan en ella para saborearla tranquilamente.
    Siento mucho la pérdida de tu padre, sé por lo que se pasa y lo que duele, ojalá sepas afrontarlo y tu duelo no se prolongue demasiado.
    Hoy quisiera dejarte un abrazo muy especial con mis cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  27. Hola! Lo siento mucho, se lo que estas pasando y te transmito mi apoyo, el tiempo tiene que pasar y es doloroso, si pero es ley de vida. Un abrazo muy fuerte!!
    La mermelada me chifla, besos.

    ResponderEliminar
  28. Elisa, querida, noté tu ausencia y pensé que te habías ido de vacaciones... le pregunté a mi hermana por ti y me contó lo sucedido, ni te imaginas cuánto lo lamenté. Aunque no nos conozcamos en persona, por este medio, vamos formando una "familia" virtual que nos une no solo por nuestra pasión por la cocina y los platos ricos y bien hechos, sino porque vamos contando detalles de nuestras vidas y hacemos que nos conozcamos un poco más las unas a las otras.

    Lamento mucho lo de tu padre, y así tan de repente. Pero te envío todo el ánimo y cariño que por aquí me es posible. Sabes que te queremos mucho y apreciamos tus entradas y recetas. A mi, personalmente me gustan mucho, porque me recuerdan enormemente a la cocina de mi casa, la que siempre han hecho mi madre y hermanas, que (a veces) intento reproducir a mi estilo y adaptando a mi manera de comer...

    Tu mermelada me parece muy innovadora, creo que jamás se me hubiera ocurrido mezclar fresas y tomates para hacer una mermelada, pero creo que has tenido una idea genial y me encantaría probarla.

    Te mando un fuerte abrazo, amiga, y espero volverte a ver prontito por aquí, para disfrutar de otra nueva y creativa receta.

    ResponderEliminar
  29. Te he echado de menos y sinceramente creí que te habías tomado un tiempo de descanso, pero veo que el motivo era otro mucho más triste y doloroso. Desde aquí te mando todo mi cariño y aunque las palabras, a veces, no sirven de consuelo te diré que las personas que amamos nunca dejan de estar a nuestro lado, nos acompañan mientras nosotros no dejamos de pensar en ellos. Que seas muy fuerte en estos momentos es mi mayor deseo. Millones de besos y abrazos y por cierto, la mermelada una delicia, como todo lo que sale de tu cocina.

    ResponderEliminar
  30. Vaya Elisa, lo siento mucho. Recuerdo como si fuera ayer cuando falleció tu madre. Ahora están juntos y aunque sabemos que aquí no nos quedamos nadie, perder a tus padres es muy muy duro. Muchos ánimos y hoy estarán contentos con esta dulce y rica mermelada que has elaborado. Diferente y con muy buena pinta, la verdad.
    Te mando un besito y mucha fuerza.
    Con todo mi cariño,
    Sil

    ResponderEliminar
  31. Elisa, he pasado bastantes veces por tu blog y estaba muy extrañado por tu ausencia. Ahora que conozco el motivo solo se me ocurre decirte que te mando un abrazo muy pero que muy fuerte. Lamento de corazón lo que nos cuentas, cuando llega este punto en nuestras vidas solo nos queda mantenerlos siempre presente en nuestros recuerdos.

    En cuanto a la receta, no he probado nunca esta combinación en una mermelada, pero me chuparía los dedos

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  32. Hola Elisa, yo pensando que estarías de vacaciones. Lo siento muchisimo, se lo que se siente, es duro y tienes que dar tempo, ellos ahora nos están cuidado desde otro lugar.
    La mermelada me parece riquisima y con tres ingredientes que me encantan por separado y que jamas hubiera hecho una mermelada con los tres juntos, pero se que es un manjar sin duda esta mezcla, lo probare Elisa.
    Te mando un abrazo enormee y mucha fuerza y animo preciosa.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  33. Hola guapa , no sabía nada de lo ocurrido. Lo siento enormemente, se lo que se sufre pues ya he pasado por ello con mi padre y si, es cierto que se necesita tiempo para seguir normalizando la vida, pero no queda más remedio. Mucho ánimo.
    Una mermelada de lo más apeteceible. Me ha encantado. Bs.

    ResponderEliminar
  34. La verdad es que te estaba echando de menos,pero no me atrevía a preguntarte. Siento mucho la muerte de tu padre, es muy duro y el tiempo te ayudará a superarlo. Muchos besos y muchos ánimos.

    ResponderEliminar
  35. Elisa esta mermelada por los ires y venires del último mes y medio me la había perdido, leyendo tu ausencia no existen palabras para describir el vacio que dejan los seres queridos que parten a otros planos. Siento mucho tu perdida, me alegra verte por acá siempre, para reconfortarnos que aunque estemos a muchos kilómetros de distancia, estamos ahí. Te mando un abrazo inmenso de corazón.
    De tu receta tengo fresas y tomates, me faltan los pimientos, suena de lo más tentadora con ese precioso color. La guardo en pendientes de mermeladas que me gusta preparar siempre que puedo, la veo entre quesos y panes *_*

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Encantada de recibir y leer tus comentarios. Me importa mucho tu opinión y me ilusionan tus visitas
¡ Muchas gracias y vuelve pronto !