Mermelada de Higos y Membrillos con Dulce Naranja


Por fin llegó el momento de descongelar el verano. Sí, lo que estáis leyendo. Marisa González nos invitó a hacerlo el verano pasado ( ThermofanCongelando el Verano II ). Nos proponía congelar un producto de temporada y descongelarlo en el otoño. Me pareció una idea perfecta, pues disfrutar de productos de otras estaciones en cualquier momento, es genial.

Yo congelo muchísimas cosas, tanto platos preparados que sólo necesitan descongelarse para después calentar, como productos frescos que encuentro a buen precio, de temporada... Para mí es un acierto pues ahorro tiempo y dinero. 
 Si queréis aprender y conocer cómo hacer un buen proceso de congelación, no teneis más que visitar  Thermofan, ella lo explica con todo lujo de detalles .

En esta la ocasión he elegido higos.  Pensando y pensando, llegué a imaginar una deliciosa mermelada de esta fruta veraniega, combinada con otro producto estrella del otoño como es el membrillo. Así, uniría ingredientes de diferentes estaciones. 
Si a eso añadimos, que los higos los macero en vino dulce naranja y pongo canela, el resultado es una verdadera delicia. Para los paladares más exquisitos.

¿ Os acordaréis de congelar el verano próximo ?






Congelando el Verano II

INGREDIENTES

  • 500 g. de higos
  • 600 g. de membrillos ( pesados con piel y sin el hueso )
  • 1 copita de vino dulce naranja (  D.O. Condado de Huelva )
  • 15 g. de aroma de vainilla
  • azúcar
  • 1 palo de canela




PREPARACIÓN

En cuanto tengamos a nuestro alcance los higos, los congelamos: lo primero lavarlos con mucho cuidado, los ponemos a escurrir y secamos un poco con papel de cocina, con mucho cudado pues los higos son delicados.  Depués los colocamos en una fuente o bandeja de cristal, lo tapamos con papel transparente y al congelador.





Cómo descongelar:

 Pasa la fuente del congelador al frigorífico y deja que se descongele la fruta. Irán soltando su propio jugo que aprovecharemos, no lo tires.
Una vez descongelados, quita los cabitos de los higos, añade la copita de dulce naranja y deja macerar durante 3 horas, tapa nuevamente con papel film y guarda en el frigorífico.




PREPARACIÓN EN THERMOMIX

Pon los higos macerados, junto con el jugo que hayan soltado en el vaso, añade los membrillos troceados con piel, junto con el limón sin nada de piel blanca ni pepitas. Incorpora el azúcar. Tritura con velocidad progresiva 5-10, 10 segundos. Baja los restos, pon el palo de canela y el aroma de vainilla. Programa velocidad 1, temperatura varoma, 40 minutos. Sin el cubilete, pon el cestillo sobre la tapadera.
 Una vez fría, espesa unpoco más. Si ves que es necesario, programa unos minutos más con la misma temperatura y velocidad.




PREPARACIÓN TRADICIONAL

Pon en un bol los higos macerados en el vino, membrillos y el limón sin piel blenca ni pepitas. Tritura con la batidora y pásalo a una cacerola.  Añade el azúcar, vainilla y el palo de canela. Cuece a fuego medio. Remueve contínuamente hasta que espese. Alrededor de 1/2 hora.



Marisa, un año más hemos congelado el verano y ahora lo disfrutamos con las deliciosas mermeladas que tanto nos gustan.










Comentarios

  1. ¡Guauuu, qué buena pinta por favor!
    Me encantan los higos, pero nunca los he congelado, de hecho pensaba que no se podía hacer. pero claro si es para hacer una mermelada, quizá no importa que pierdan su textura de como son cuando están frescos.
    Has combinado ingredientes que me fascinan, membrillos (que ahora mismo estoy loca con ellos) y ese vinito de naranja que seguro le pone el toque de gracia.
    Marisa se sentirá muy feliz con tu receta. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Menuda sorpresa. Me iba a dormir y veo la receta. Pues no hace falta que te diga que me encanta la combinación. Yo pensaba en eso, combinar ingredientes del verano con los de otoño. Lo has captado a la perfección, higos y membrillo. Con ese vino tan especial, una deliciosa mermelada.
    Mil gracias querida amiga, por ser y por estar.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Si la mermelada de membrillo me encanta, no me quiero imaginar el sabor de la tuya con el añadido de esos higos macerados. Habrá que pensar seriamente en congelar el verano, que el otoño lo agradece.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Esta mermelada una delicatessen, y lo mejor cocinar con productos de temporada, un beset

    ResponderEliminar
  5. La mermelada se ve maravillosa, nunca pensé en congelar higos, este año por la sequía se quedaron pequeñajos y además las abejas esas malas se los comieron todos.
    Tu mermelada la has combinado de maravilla seguro que tiene un sabor maravilloso. Que bien te ha quedado, eres una artista en estos menesteres guapa....Bess

    ResponderEliminar
  6. una mermelada espectacular ! imagino el sabor ,nunca congele higos ,bueno en realidad no suelo congelar fruta (solo fresas) hasta este verano ,que congele otra para Marisa
    bss

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Ohhh, Elisa!! ¡¡Cómo me ha gustado esta mermelada!! ¡¡Una auténtica delicia!! Con los higos macerados en el vino dulce de naranja, los membrillos y ese toque de canela y vainilla, el resultado es una mermelada exquisita de verdad, para disfrutarla con pausa y tomándote tu tiempo para saborearla. ¡¡Me encanta!! Besitos.

    ResponderEliminar
  8. ¡Cómo pasa el tiempo.! Parece que está tan lejano el verano. Qué paciencia has tenido al esperar este tiempo y al elaborar esta mermelada con tanto mimo. Tiene un aspecto delicioso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Elisa me ha resultado bien curiosa :-)) la combinación de tu mermelada.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  10. Que mermelada mas rica , tendre en cuenta el año que viene en congelar los higos besitos

    ResponderEliminar
  11. Elisa ¡qué fuerte has apostado con esta receta! Este año el nivel de Congelando el verano está por las nubes y las mermeladas están triunfando totalmente. A mí la combinación de sabores me ha parecido un acierto ¡ay quién la pillara! y creo que has sido muy valiente al congelar los higos porque son tan delicados y este año ha habido tan poquitos (al menos aquí) que casi ha sido una osadía atraverse con esta fruta y yo te lo agradezco enormemente porque he aprendido muchísimo con tu entrada.

    Una receta de lujo ¡me ha encantado! y se me ocurren un montón de posibilidades para ella

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  12. Elisa,con esa mermelada congelo de seguro el verano.......me pierdo con los higos,y una maravilla d esabores todo lo que les puesto¡¡¡¡
    De rechupeteeeee¡¡¡¡
    Besitos preciosa y espero que no os llueva mucho en Huelva¡¡¡

    ResponderEliminar
  13. Elisa que combinación tan rica y diferente, otoño y verano misturados, entre vino de naranja, todos los sabores que tiene esta mermelada la hacen especial y gourmet, ni las mejores panaderias tienen estas delicias. Muy buen aporte a congelando el verano.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  14. Hola Elisa! qué buenísima mermelada, me estoy relamiendo y todo, que con esa combinación de sabores debe ser una gozada ponerla en una tostadita o comérsela a cucharadas ;-) Estupendo que se puedan congelar los higos, la verdad es que no lo sabía. Muchos besos y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  15. Tiene que estar de rechupete, mi abuela la hacía de higos pero con membrillo tiene que ser un manjar! Un besazo.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  16. A mí los higos me chiflan, y con esta combinación tan requetebuena, creo que moriría por esta mermelada!

    ResponderEliminar
  17. Hola Elisa. Me encantan las mermeladas aunque no hago en casa. En esta que has hecho has utilizado una de las frutas que más me gusta como son los higos. Es un verdadero deleite poder saborearlos.
    Y si a eso se le añade el membrillo y ese vino dulce que no he probado pero que no dudo debe ser tentador, el resultado que has obtenido es un verdadero manjar. Ver la foto de esta mermelada y hacerse la boca agua es lo mismo.
    Que tengas un estupendo fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Una delicia de mermelada, tomo nota amiga. Besos.

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola mi querida Elisa!
    Este reto es una idea fantástica. En casa tenemos una higuera, pero la pobre va creciendo muy poco a poco. Yo creo que ni 15 higos nos ha dado, jajaja. Ah, y además nos da dos una semana, tres la siguiente, jajaj.
    Pero seguro que el próximo año ya nos da más. Con que nos de los suficientes para hacer esta delicia de mermelada estaré feliz.

    ¡Un beso y abrazo grande!

    ResponderEliminar
  20. Hola, buena receta. Seguramente lo intentaré. Mientras tanto te sigo, entonces no me perderé nada. Si pasas por mi lado Yo sería feliz

    ResponderEliminar
  21. ¡Qué delicia de mermelada!. Y, aunque el higo sea una fruta veraniega, no sé por qué le veo un toque otoñal a esta receta. Me ha encantado.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  22. Hola, Elisa. Desconocía por completo esta iniciativa tan estupenda de congelar el verano. La combinación con esos fabulosos ingredientes que propones debe dar lugar a una mermelada muy sabrosa y apetecible. Ya me la estoy imaginando en un desayuno. ¡Rica, rica!
    Besos y feliz semana, preciosa.

    ResponderEliminar
  23. Hola Elisa! Yo suelo congelar con frecuencia, pero la verdad es que nunca se me habría ocurrido hacerlo con una fruta, me ha gustado mucho tu propuesta,qué aspecto tan delicioso! A ver si me acuerdo el próximo verano, aunque con esta cabeza que tengo..
    Las mermeladas es una de mis asignaturas pendientes, me apunto tu receta, me ha encantado!
    Un besito!

    ResponderEliminar
  24. Me encantan los higos el problema es que siempre que llegan me los como por lo que nunca me da tiempo para emplearlos e ninguna receta. Un besote y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  25. Hola Elisa, creo que esta vez nos has preparado una auténtica delicia, membrillo e higos. Debe estar exquisita la mermelada. Me apunto la idea de congelar el verano, aunque creo que con el veroño que tenemos a lo mejor no hace falta, je, je. Besos guapa.

    ResponderEliminar
  26. Hoy me has enseñado una cosa más, soy una apasionada de los higos y de la congelación, lo congelo casi todo pero los higos mira tu por donde pensaba que no congelarían bien, que se aguachinarían mucho pero, al ver tu receta ya me has sacado de dudas, el año que viene congelo, menuda mermelada más rica con membrillo y ese licorcito de naranja.
    Me ha encantado la idea.
    Un besazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  27. Los ingredientes por separado me gustan , juntos serán deliciosos.

    Tendremos que darnos un capricho de vez en cuando.

    Gracias Elisa por compartir la receta!

    BESOS

    ResponderEliminar
  28. Oh la la! Menuda combinación, el verano con el otoño, una mermelada del veroño jeje! No me imagino bien el sabor pero seguro que es espectacular, las mermeladas caseras me chiflan y me las comería todas a cucharadas mmm! y del sabor que sea siempre salen ricas jeje! La tuya tiene un color delicioso, eso es lo que transmite para mi jeje, me llevo mi bote! Besitos!!

    ResponderEliminar
  29. Esta mermelada aun no la he probado, se ve riquísima!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  30. Hola Elisa, perdona por tardar, tuve problemas en algunas webs con los comentarios, algo de bloguer que no iba bien. Pues si, la mermelada es un lujo y los higos quedan genial, hemos coincidido con el membrillo. Tomando nota voy de tu receta, que me encanta :) un beso!!

    ResponderEliminar
  31. Eli, qué maravillosa combinación, me gustan las dos frutas y me gustan las dos mermeladas, imagino que esta mezcla con el añadido de vino naranja y canela debe ser para no parar de comer, jijijiji...perfecta elección.
    Besos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Encantada de recibir y leer tus comentarios. Me importa mucho tu opinión y me ilusionan tus visitas
¡ Muchas gracias y vuelve pronto !