viernes, 29 de abril de 2016

Habas en "Colorao" con Huevos Cuajados

Habas en " Colorao". ¿ Os atrevéis a decirme que no ? ¡ Jejejeeje 
No hay nada mejor que cocinar productos de temporada. Estamos en el mejor momento de las habas,  habitas tiernas de Mayo. Aprovechamos hasta su vaina y no tenemos que desgranarlas tan siquiera.

Hace unos días mi amigo José Manuel Abad Manso publicaba en su blog Habas con Jamón al Estilo Manchego.  Os aconsejo que la veáis porque es espectacular y vais a disfrutar de una receta sencilla y cargada de tradición. 

A mí me trajo el recuerdo de las habas en " colorao " de mi madre, me encantan y es una receta a la que tengo especial cariño. Prometí a José Manuel que contaría la anécdota que siempre narro a mis hijas cada vez que pongo la cazuela en la mesa:

" En mi casa tuvimos la suerte de poder comer todos a la vez, mis abuelos , mis padres , mi hermano y yo.  Un buen día que llegaba hambrienta del cole, contaba yo con 6 añitos, me encuentro ante mí un buen platito de habas en colorao con un huevo cuajado encima. 

No daba crédito a lo que veía y no se me ocurrió otra cosa que decir : ¡ Qué asco !

Mi madre que tenía ojos grandes , los abrió más aún, y me dijo muy seria: - La comida no da asco, puede gustar más o menos, pero nunca vuelvas a decir qué asco.

Yo , bien tozuda y esperando que mi madre me trajera otra cosa, dije que no me las iba a comer. Ella, sin decir palabra, retiró el plato;  todos siguieron comiendo, tomaron postre y me mandó de vuelta al cole.  ¡ No sirvieron ni las súplicas de mi abuelo ! Para el que yo era la niña de sus ojos.
Llegó la merienda y volví a tener delante el odioso platito de habas. Me levanté y me fuí. 

Pero a la hora de la cena, el estómago crujía. Yo he sido niña de comer y de buen apetito, y al sentarme a la mesa vi de nuevo el plato. No imagináis lo que me gustó, hasta pregunté si había más y rebañé  pues estaba riquísimo . ¡ Ummmmm !! "

¡ Jajajaja ! José Manuel, ésta es la anécdota que encierra la receta. Momentos vividos junto a mi madre y mi familia, no hay más; me hiciste disfrutar al recordar los mejores momentos de mi vida, una niñez muy feliz junto a los míos. Ésta es mi versión, algo diferente a la tuya, espero que te guste. La he hecho exacta a la de ella, tal como se la he visto cocinar tantas veces.

Este año no he encontrado mejor regalo para el Día de las Madres que  traer una vez más, una de sus recetas.  Nos sirvió para reír juntas cuando la recordábamos y ahora para sentirla a mi lado cada vez que estoy frente a mis fogones.

¡ Feliz Día de la Madre, disfrutad mucho, de cada momento e instante de vuestra vida !


habas_pimentón

INGREDIENTES


  • 1 cebolla fresca o cebolleta
  • 4 dientes de ajos
  • 1/2 k. de habas  tiernas ( si son algo más duras y más grandes , las desgranamos y sólo utilizamos el meollo. Si es así necesitaremos más cantidad )
  • 2 rebanadas de pan del día anterior
  • 1 cucharada colmada de pimentón de la Vera ( La Dalia )
  • 1 huevo por comensal 
  • agua   
  • 15 g. de vinagre de vino
  • 1 cucharadita de cominos en grano
  • 1 ramita de perejil
  • 2 o 3 hojas de hierbabuena
  • 1 hoja de laurel
  • AOVE
  • sal



habas_colorao

PREPARACIÓN

Trocea las habas como en la foto. Lava, escurre y reserva.
Pon a calentar aceite en el fondo de la cacerola. Pica la cebolla y lamina los ajos. Dóralos en el aceite.
 Maja en un mortero las rebanadas de pan, el comino, pimentón, vinagre , perejil y un poco de agua.





Añade este majado a la cebolla que teníamos en la cacerola. Remueve y espera un par de minutos a fuego lento.




Añade as habitas y cubre de agua, pon sal, laurel y las hojas de hierbabuena.



Tapa y cuando comience a hervir , reduce el fuego hasta que estén tiernas y la salsa espese ( una media hora a fuego lento ).
Es el momento de añadir los huevos. espera a que cuajen. 



Deja reposar un poco y sirve.



habas_pimentón



107 comentarios:

  1. Me encanta este plato de habas! Así cuando son tiernas recién cogidas del huerto me encanta prepararlas guisadas con carne, otras veces con jamón o butifarra negra. Esta receta la tengo que probar.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como las recién cogidas no hay color,pero qué ricas!!un beso y mil gracias!!

      Eliminar
  2. Hola guapísima !!
    Pues verás a mí me pasó lo mismo con un plato de espinacas con garbanzos jaja, y ahora me encantan. Además yo tenía por compañero a mi hermano en esa cabezonería de no comerlas, así que ahí estuvimos los dos haciéndonos los fuertes, hasta que sucumbimos y tendríamos la misma edad y todo jaja, qué cosas.
    Las habas en casa siempre las preparaban con tocino y sólo lo hacían para los mayores. No me preguntes pero así era. Hasta que no he sido mayor no he sabido disfrutarla de verdad.
    Espero que pases un buen día de la madre, tienes dos hijas que estarán tan orgullosas de la madre que les tocó en suerte que claro que será un día especial, de luces y sombras por los que no están, pero con mucho cariño.
    Un buen homenaje a tu madre, y allí donde está, sonreirá viendo lo bien que te enseñó moverte en los fogones.
    Besotes gordos mi niña, que tengas un buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, no me extraña nada de nada, pues nuestras madres tenían una buena forma de educar el paladar!!!Lo de las habas sería por costumbre o quizás pensaron que eran más indigestas para niños, no lo sé.
      he pasado un buen día de la madre con mis hijas, muy bonito, mi padre con nosotros también y acordándonos mucho de mamá, ha siso un día muy especial, diferente a cualquiera que puedo recordar sin ella pero sintiéndola a mi lado siempre. Un beso querida Nuria, espero que tú también lo hayas disfrutado mucho, en todos los sentidos, como madre y como hija!!

      Eliminar
  3. Hola preciosa. Tocaba receta dedicada a tu madre y con historia. Yo nunca hice, ni dije algo así, pero me educaron para no hacer ascos a la comida desde niña. La guerra había marcado mucho a las dos familias y tenía un padre maestro. Todo eso, me educó para transmitir lo mismo a mi hijo. La frase era para cuando fuéramos a comer fuera, cosas que raramente ocurría: Aunque no te guste, te lo comes y agradeces.
    Te imagino mirando el plato con pocas ganas y después hambrienta, devorándolo.
    No soy de habas, pero tiernas y con arroz en paella, me gustan.
    Tu plato, en las que las utilizas con piel, ahora que es temporada, me parece una delicia.
    Disfruta de tu día. Yo me voy hoy a ver a mi madre hasta mañana.
    Besos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien nos educaron Marisa,no hay cosa que menos me guste que un niño mal educado en la mesa y remilgado en el comer. pero quedan pocos. Está claro que unas comidas gustan más y otras menos, pero todas se prueban como bien dices se agradecen. Espero que hayas disfrutado de tu madre mucho , mucho, guapísima!!

      Eliminar
  4. Cada vez que te leo, me queda más claro que tu MADRE era una mujer que supo educar muy bien a sus hij@s.
    La historia que cuentas me ha recordado algo parecido que me ocurrió con mi hija a la que no le gustaban los garbanzos y no hubo nada más en la mesa en las tres comidas del día hasta que claudicó y le supieron ricos; y ahora es una forofa de ellos.
    Tengo que decir muy a mi pesar que a mi las HABAS quizás son el único alimento hasta la fecha que no me gustan y no me sientan demasiado bien, pero te aseguro que has logrado parar mi vista en el plato y pensar que deben estar muy ricas, asi que ¿quien sabe? a lo mejor me ocurre lo mismo que a ti.
    CARIÑO FELIZ DÍA DE HOY, MAÑANA VEREMOS QUE NOS DEPARA, PERO POR EL MOMENTO ESTAMOS VIVAS Y DEJANDO CARIÑO POR EL MUNDO Y ESO YA ES MUCHO.
    UN ABRAZO ENORME :)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, bien educados estábamos. Muchas gracias por todo y procuraré seguir tu consejo, un beso muy grande!!

      Eliminar
  5. Eres muy afortunada por esos felices momentos vividos con tu mami. Donde esté, estará bien orgullosa de tí. La receta, inmejorable

    ResponderEliminar
  6. Me encanta, me apasiona y es un plato contundente, bien realizado, de mucho calibre y como siempre hay que darte la enhorabuena por lo que aqui nos traes. Besos querida amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un palto con tradición, otro de los que siempre quiero recordar. un beso querido amigo!!

      Eliminar
  7. ¡¡Hola Elisa!! Esa de qué asco podía haber sido yo perfectamente, pues yo si que le he dado la lata a mi madre para comer. Ese era el día a día en mi casa conmigo, lo que pasa es que yo no sucumbía, porque era muy mala comedora y mi madre sabría qué era sufrir con una hija que no come. De hecho, no me dejaron en paz hasta los 10 años, que fue cuando nació mi hermana y entonces mi madre me dejó por imposible, porque veía que iba a seguir igual y ya no tenía tanto tiempo. Las habas es una de esas cosas que no me gustan cocinadas, aunque si me las como crudas y tiernas con un poco de sal o en la ensalada. Ahora es cuando estoy aprendiendo a comer mejor, y hay muchos alimentos que ya me gustan, pero la lista de los que no, aún es demasiado larga, ja, ja. En fin, cada uno es como es. Besitos y feliz día de la madre para ti y y un beso a tu madre allá donde esté, cuidándoos, seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaaj, doña remilgada, imagino los sofocones de tu madre a la hora de comer!! Bueno , pues fíjate, jamás las he probado como dices, crudas, no sabía ni que se comían así. Creo recordar que en otro comentario a una de mis recetas lo dijiste, voy a ver. Un beso preciosa y mil gracias por el cariño que demuestras siempre!!

      Eliminar
  8. ¡Ay Elisa! Que bonitos recuerdos de tu niñez te ha dejado tu madre, y esos guisos tan ricos, que solo una madre sabía darle ese toque tan especial, para que con poco pareciese mucho.
    Este guiso es muy similar al que cocinaba mi madre, y que ahora cocino yo también, y me ha llamado la atención que gustándote tanto el cilantro no le hayas puesto unos granitos machacados, que era así como se lo ponía mi madre, yo solo se lo pongo si no lo voy a comer yo, pero he de decir que según ellos están mucho más ricas con el cilantro que sin él.
    Así que yo por supuesto me quedo con tu plato y con ese huevo cuajado, que da gloria verlo.
    Besos y disfruta de tu finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Concha , ambas tenemos esa suerte. Pues no, con cilantro no lo hacía , lo probaré sin dudarlo. Cada maestrillo tiene su librillo pero los grandes maestros aprenden unos de otros, verdad? un beso muy grande!!

      Eliminar
  9. Un día muy emotivo el que vas afrontar mañana y su receta anecdótica ya la nos la has regalado.
    Un abrazo de los que arropan Elisa para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, emotivo y especial pues no recuerdo un día de las madres sin ella, a menos si poder felicitarla pero la he sentido conmigo aunque no poder abrazarla es duro y triste. un beso muy grande!!!

      Eliminar
  10. En mi caso nunca funcionó el dejar el temido plato (fuera el que fuera) para merienda y cena; por las buenas, malas, regulares...fui una verdadera pesadilla con la comida. Es un precioso homenaje a tu niñez y a tu madre; seguro que te ve y se siente muy orgullosa al ver tu entrada de hoy, no lo dudes.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, qué niña fuiste, jajaaj!!! Mil gracias por todo, por tu cariño sobre todo!!

      Eliminar
  11. Que idea me has dado para unas habas que tengo en la nevera... preciosa historia Elisa, yo creo que a todos nos ha pasado lo mismo de pequeños jajaja. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, yo también lo creo, no fuí la única. un beso ppreciosa

      Eliminar
  12. Un plato de lujo, muy rico antes es lo habia si no lo queria te lo ponian mas tarde , besitos

    ResponderEliminar
  13. Un plato excelente, es que las madres nos hacían muy buenos guisos y nos traen buenos recuerdos.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, guisos y recuerdos buenos y bonitos, lo mejor que nos han podido dejar, un beso!!

      Eliminar
  14. Nunca las he probado así pero deben estar riquísimas. Las verduras me encantan, probaré la receta.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Un estupendo plato lo apunto pues lo tengo que hacer .
    Feliz domingo y feliz dia de la Madre un besito!!!

    ResponderEliminar
  16. Algo parecido a ésto también cocinaba mi madre. Cuando eres pequeña y adolescente aún no te has hecho a estos sabores, no me extraña que sólo verlo no lo quisieras, pero una vez que lo pruebas ¡magia! te has convertido en adulto, jajaja. Sé que me tiene que gustar tu guisito, aún recuerdo las albóndigas,no las he vuelto a hacer pero me gustaron muchísimo. Un día de éstos me pongo con las habas en colorao. Besos muy grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que es verdad, el paladar se va educando, me alegro que te guste y más que lo pruebes, para mí todo un honor. un beso muy grande guapa!!

      Eliminar
  17. Qué bonita, evocadora y tierna historia Elisa!!!
    Y que hermoso homenaje le haces a tu madre, cocinando sus platos y mantenimiento vivo su recuerdo a cada momento....
    Siempre estará a tu lado.
    Este plato tiene un aspecto riquísimo, pero a veces, lo que de pequeños no era santo de nuestra devoción, ahora forma parte de nuestros platos favoritos... Y con este no te hizo falta esperar tanto, jaaaa, jaaaa.... Qué bonitos recuerdos....
    Un abrazo muy, muyyy cariñoso y que tengas un bonito día de la Madre!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé , ero es duro no poder abrazarla!! Muchas gracias Nines, por todo!!

      Eliminar
  18. Hola Eslisa, que buen plato de temporada y con habas enteras, tiene que estar delicioso. A mi me gustan las habas, pero empecé a comerlas de mayor, de pequeña no las podía ver, pero tuve suerte, mi madre tampoco.
    La anécdota es un divertido recuerdo y no cabe duda que una buena lección de tu infancia... mira que eramos cabezotas cuando nos daba por decir -no me gusta- cuando ni siquiera lo habíamos probado... yo tengo unas cuantas de esas.
    Te deseo un feliz día de la madre, ya se que será agridulce, pero como tu dices hay que disfrutar de cada instante de nuestra vida, ella será feliz sabiendo que tu lo eres.
    Besiños sonoros corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo yo, cabezota a más no poder, pero mi madre más, jajaaj!! Muchas gracias por el cariño que me demuestras siempre!un beso

      Eliminar
  19. Hola preciosa !! ainsss las recetas de la madres son las mejores por muchas razones, una de ellas es el cariño con que las hacían, este plato te ha quedado espectacular, de mojar pan.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, esran las mejores y lo seguirán siendo!!un beso

      Eliminar
  20. Elisa perdona que no haya venido hasta hoy a visitarte, pero llevo unos días muy liada y tengo un poco abandonado el blog. El pan de espelta me encanta y a ti te ha quedado muy rico, hace unos años que no lo hago y las pescadillas con tomate, una receta estupenda.
    Y ahora te diré que al receta de hoy, me ha parecido muy buena, y después de la anécdota que tiene es para tenerla en cuenta. Yo no he comido muchas habas en casa, pero es que estas habita deben ser supertiernas y la forma en que están hechas, me apetecen un montón.
    Un buen regalo para tu madre, en este día.
    Un beso grande y feliz día de la madre!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que perdonar, así andamos siempre, un poco liadas, pero las amigas no tienen que disculparse. Muchas gracias por todo y espero que hayas pasado un bonito día también!!

      Eliminar
  21. hola!! jo que buenas! ya mismo sin el huevo están estupendas, con el colorao, jeje que saborazo. Y ahora metele el huevo que vamos a mojar pan, a mi me ha encantado el plato. Un beso!

    ResponderEliminar
  22. Que bien por tu madre, si no fuera por ella no no hubieras enseñado la receta y tiene muy buena pinta. Un beso al cielo para nuestras madres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me la habría perdido y además nunca la hubiese publicado!Un beso y un millón de gracias

      Eliminar
  23. Hola reina! Pero qué recuerdo más bonito te ha traido este plato, me encanta escuchar historias así, y es que cada receta, cada bocado, cada sabor...nos contaría una historia vivida, un recuerdo pasado y cómo no, apuesto a que la mayoría nos sacaría una sonrisa. Te envío toda la fuerza de todo corazón y un abrazote fuerte en este día, tu plato y la ternura que le has puesto es el mejor regalo que le puedas hacer. 1 beso guapa y sé muy feliz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. las recetas de nuestra vida , de nuestra casa llevan los mejores recuerdos. Mil gracias por todo, un beso preciosa!!

      Eliminar
  24. No puede ser mas bonito este plato.
    La anécdota es buenísima y de lo más educativa. Dejar hacer lo que uno quiere, siempre es lo cómodo y fácil (pero lo difícil es educar) LO que las madres hemos tenido que sufrir para hacer comer verduras....
    FELIZ DÍA DE LA MADRE, aunque este año sea un poco triste.
    Mil gracias por compartir esta receta de la que ahora en adelante también la copiaré.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, no sé por qué es tan difícil hacer que coman verduras ls niños. Un beso querida amif¡ga, siempre un placer recibirte!!

      Eliminar
  25. Y que tontitas eramos de pequeñas que sin probar lo que nos ponían en el plato ya decíamos que asco, yo también lo hacia era bastante dengue, pero como era la pequeña creo que estaba más consentida y acababa dejándolo en el plato claro que a la hora la cena ya comía cualquier cosa.Anda que ahora no dejo nada en el plato.
    De todas maneras no me extraña que la receta de las habas de tu madre te gustara porque se ven estupendas. Cuantas recetas habréis compartido y cuanto aprendido de ella verdad.
    Un besico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, ahora rebañamos si es necesario!! mil gracias y encantada de que te guste!

      Eliminar
  26. Qué buena pinta tiene el plato y con el huevo ya el remate que no puede faltar en un plato que se precie. Un besote y feliz semana.

    ResponderEliminar
  27. Que pintaza tiene. Esta receta me la apunto para hacerla en casa!!
    Acabo de conocer tu blog y me quedo por aquí
    Te invito a visitar el mio
    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de recibirte en mi blog y espero verte mucho!!un beso

      Eliminar
  28. Que curiosa esta receta, y que buena pinta se le ve.

    ResponderEliminar
  29. jajaja.......hoy es lo que almorzado y ya la publicare es muy.muy parecida.......ya veras cuando la publiqwue¡¡¡¡
    besitos y anda que no esta buenaaaaaaaaaa¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  30. Si las viera mi marido, con lo que le gustan las habas, no te deja ni el plato y menos este año que no las ha probado aun.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  31. Pues tú madre era una mujer sabia. Hoy en día los críos lo tienen todo y parece que lleven las riendas ellos, una lástima. En nuestra época era otra cosa.
    Quién te iba a decir que con los años tendrías un blog de cocina y estarías hablando de aquella anécdota.
    Una rica receta, sí señor.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, pero desde luego nos educaron bien!! Es verdad lo que dices, nunca podría imaginarlo. Mil besos querida amiga!!

      Eliminar
    2. 1000 besos para ti, pasa un bonito día.
      Sil

      Eliminar
  32. Un plato sano, aunque yo me quedo con el huevo, las habas no me van mucho, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Adita , que te lo pongo paara cenar, jajaja!!un beso preciosa

      Eliminar
  33. Que rico plato Elisa, y la historia creo que la hemos vivido muchas de nosotras, yo tuve suerte, era malísima para comer y claro mi abuela corriendo iba y me hacía otra cosa, pero mis hermanos lo han vivido igualito a ti, recuerdo un plato de lentejas ir y venir hasta que mi hermano se las comió.
    Gracias por traernos tantos recuerdos.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pobrecillo y tú que mimada!! jajaaj!!Mil besos guapísima!!

      Eliminar
  34. Hay que ver qué platito tan delicioso y apetecible, ¡se me hace la boca agua!.
    Y, sí, de pequeños, a nosotros no nos dejaban andar con tonterías con la comida: se comía lo que había, te gustara más o te gustara menos. Creo que ahora se equivocan un poquito con los chiquillos, que se pierden cosas riquísimas, como estas habas.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo creo, pero qué le vamos a hacer, un beso y un millón de gracias!!

      Eliminar
  35. Elisa, hoy nos regalas un 2 x1, por un lado una buena receta y por otro una buena anécdota o recuerdo familiar. La receta tiene que estar muy rica y la historia familiar muy simpática. Por cierto, tu madre estará contenta y orgullosa de tu regalazo. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero, que me vea. Un beso muy grande y mil gracias por todo!!

      Eliminar
  36. Qué recuerdos tan bonitos, Elisa! y qué bien que los compartas con nosotros; en mi casa también se hacían las habas muy parecidas a las tuyas aunque de pequeña no consentí comerlas, bueno en general con ninguna verdura...imagínate qué pesadilla para mi madre. Fué ya de mayor cuando me dí cuenta de lo que me estaba perdiendo!
    Un beso fuerte, guapísima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una gran pesadilla, jajaja!! Un beso grande amiga!!

      Eliminar
  37. Que plato más rico y que recuerdos tan bonitos de tu madre Elisa, yo también era maña comedor de pequeña y recuerdo que mi madre no se complicaba conmigo, me hacía tortilla francesa y listo, ahora con mi hijo yo sufro lo mismo solo que a el jo le gusta la tortilla francesa ni la de patatas ni ninguna, uffff. Tus habas en colorado no las conocía y ya te digo que me apetecen así que buscare las habas tiernas.
    Un besito enorme y feliz semana .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu madre estaría harta de discutir contigo, jajajaja!! Y el niño ahora lo ha heredado de ti!! me alegro que hayas cambiado tus gustos y que ahora disfrutes con estas recetas!!un beso

      Eliminar
  38. Ya me he reído pero mucho con la gracia que lo cuentas paisana y es que las madres tienen mucho arte y de Tal palo tal astilla... un beso y gracias guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, me alegro de que hayas pasado un buen rato!!Esos es lo bueno y lo que más importa. Mi madre tenía arte y gracias, mucha , mucha, jajaja!! Eso dicen que me parezco a ella. Mil besos preciosa!

      Eliminar
  39. No conocia este plato y me ha encantado no hay mas que ver las fotos no dejan de decirme comeme , te ha quedado de relujo no lo siguiente.
    Que recuerdos tan bonitos , me ha encantado tu historia familiar.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. una sencilla y anecdótica historia, nada más pero que yo recuerdo con cariño. un beso muy grande y mil gracias por todo!!

      Eliminar
  40. Me gusta todo lo que has utilizado para elaborar este plato, no lo he probado nunca pero te digo desde ya que sería totalmente de mi agrado. Eso si, con un buen trozo de pan al lado, para pringar en esa salsita y dejar luego bien rebañado el plato.

    Besinessss

    ResponderEliminar
  41. Eisa, mira que como casi de todo, pero precisamente las habas no son mi fuerte. Cuando vivía en casa de mis padres y mi madre las hacía siempre las probaba, pero costaba cogerle el punto. Por cierto, también recuerdo haber vivido alguna anécdota parecida a la tuya con algún plato de niño, y ahora lo agradezco, aunque confieso que normalmente me mimaban demasiado y siempre había un plan b jajaja

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, qué le vamos a hacer, jajaaj! Esos plan B me los hacía mi abuela cuando mi madre no estaba, bueno casi no había plan pues directamente iba a lo que nos gustaba. Un beso !!

      Eliminar
  42. Jajaja, hay que mirar el lado bueno, sino te las pone en la mesa otra vez te habrias quedado sin saber lo buenas que estaban, ahora las haces tú, mira si están ricas, desde luego, buena pinta si que tienen, es una receta estupenda.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mejor sabn Azucena, agradezco que me enseñaran a comer bien , de todo. Un beso muy grande!

      Eliminar
  43. un plato delicioso!! y como dice azuzena si no te las vuelve a poner te habrias quedado sin anecdota y sin saber lo ricas que estaban
    bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es verdad, me sentó mal en el momento pero después lo he agradecido!!un beso guapa!!

      Eliminar
  44. jajajaaaa... qué buena la anécdota!!! Es verdad que casi coincidimos en nuestras introducciones. Genial el plato... a mí me gusta mucho!!!
    Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, anda que no!!ya te lo dije, un beso guapa!!

      Eliminar
  45. Madre mia que pintaza Elisa, y mira así nunca las he comido con su vaina, pero como bien dices tienen que estar muy tiernas, por aquí nunca las he visto tan tiernitas, si las encuentro las pruebo porque tienen que estar exquisitas...Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues está riquísimas, si llegas a encontrarlas no dudes probar, un beso!!

      Eliminar
  46. Un plato perfecto para estas fechas que estamos todos en operación bikini. Súper completo y súper rico. Muaks

    ResponderEliminar
  47. Me gustan las habas preparadas de todas las maneras y tambien crudas. Estas tienen una pinta genialy una bonita historia que me ha encantado. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si has disfrutado de todo es lo que más importa, un beso guapa!!

      Eliminar
  48. TIENE UNA PINTA ESTUPENDA AUNQUE DE NIÑA NO LO APRECIARÁS DE MANO! UN BESAZO ELISA.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maria, ay que ver lo tontillas qe somos de pequeñas!!un beso preciosa

      Eliminar
  49. ¡Hola mi querida Elisa!
    Yo conozco a José Manuel gracias a Instagram, me dio tanto gusto ver que también lo conocieras y nos contaras esa historia que le tenías prometida a él, a todos nosotros.
    Todas las emociones que se pueden sentir, las he sentido con este post. ¡Precioso!
    Me guardo esta receta también, ya sabes que ahora todas las comidas que tengan huevo me hacen ojitos. Y por cierto, no sabía que era la temporada de las habas pero con razón la semana pasada que fui al mercado las vi tan lindas y por supuesto las compré y como dices, ¡tiernitas!
    ¡Feliz día de la madre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Manuel tiene una cocina maravillosa y mejor persona es. Yo también estoy encantada que nos conozcamos en un mismo círculo , es estupendo ir ampliándolo con buenos amigos blogueros.
      me alegro que te vayas animando a incluir los huevos en muchas de tus comidas, son un manjar. Ahora las habas están en su mejor momento , son para disfrutarlas!!un beso querida Maribel!!

      Eliminar
  50. Querida Elisa, este plato lo hacía también mi madre. A mi nunca me han gustado mucho las habas, pero ahora que las tengo y ya las estoy recogiendo en el huerto, me encanta!! jajaja! lo que son las cosas... Tengo pendiente de publicar una receta con ellas pues son tan tiernas que también las hago con cáscara y todo. Tu plato tiene un aspecto delicioso. Me sentaría a comerlo sin rechistar... Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé por concha, si es que parece que nos hemos criado en la misma familia, jajaja!! me alegro que tengas buenas habas, las tuyas estarán deliciosas!!un beso

      Eliminar
  51. Hay Elisa yo como te he dicho en alguna ocasión nunca las he comido así, las tengo pendientes pero ya para el año que viene, porque ya sabes que no me vuelven loca y le hemos dicho al vecino que se llevase todas las que quedaban en las matas, que ya estaba harta de comerlas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya verás como te aficionas, así quedan riquísimas, ya me gustaría a mí ser vecina tuya, tu me das las habas y yo te las devuelvo cocinadas!!jajaaj!! un besazo!

      Eliminar
  52. Buenos días Elisa, te estoy escribiendo con una sonrisa dibujada en mi cara primero por el pasaje que has descrito de tu niñez respecto al plato de habas colorás y segundo, porque me has hecho recordar a su vez que tanto mis tías como sobre todo mi abuela, tenía la misma forma de actuar si llegado el caso, decía que no quería comer lo de ese día, la diferencia contigo, es que yo era mucho más cabezota y en alguna que otra ocasión me iba a la cama sin probar bocado,¿la de platos que tan ricos que me perdí durante mucho tiempo y los kilillos que se iban por mi cabezonería, aunque luego los recuperaba rapidamente con un buen atracón de madalenas de chocolate. Me copio tu receta y aprovecho como bien dices esta época de habitas tiernas para zamparme un buen plato de tus habas colorás sin atisbo alguno de asco, ya te contaré. Muchísimas gracias por tu amistad y tu mención, ¡Un enorme abrazo!
    PD: Siento haber tardado tanto en responder, pero desde primeros de Abril, tanto mi m,ujer como yo trabajamos por la mañana y las tardes dan para muy poco.

    ResponderEliminar
  53. Hola , jajaja, nuestras abuelas nos querían mucho pero a la hora de comer no había cuentos. No creas que yo no era cabezota, lo sigo siendo y mucho, pero era de buen comer y eso de tener el estómago vacío no iba ca conmigo. Para mí ha sido un placer compartir anécdota contigo y recordar una boníta y maravillosa época de vida. Fui muy feliz.Comprendo perfectamente que no hayas contestado, el día tiene unas horas y a veces no damos para más. Y si es por trabajo mucho mejor, pues hoy en día es un tesoro tenerlo- Un beso!!

    ResponderEliminar

Encantada de recibir y leer tus comentarios. Me importa mucho tu opinión y me ilusionan tus visitas
¡ Muchas gracias y vuelve pronto !

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...