martes, 4 de noviembre de 2014

Lengua Guisada con Patatas

Hace muchísimos años, en un lejano país, vivía un caballero en un gran castillo rodeado de súbditos y vasallos.
Lo que más le gustaba a este caballero era hacer grandes comidas para invitar a sus amigos y obsequiarles con sus mejores viandas.
Para este delicado menester ,el señor contaba con la ayuda de su cocinera y ama de llaves. Una buena y seria señora que conocía  a la perfección su cometido.
Un día , el caballero la hizo llamar y le pidió que hiciera un suculento y delicioso plato con el que obsequiar a sus invitados.
Llegó el momento y el plato que servido fue " Lengua ".
Cuando empezaron a comer, todos se levantaron al momento dejando intactos sus platos y diciendo lo mal que sabía aquello. Marcharon al punto.
El señor, muy enojado, llamó la atención a la cocinera y le dejó bien claro que aquel infortunado incidente no volviera a ocurrir.
Al poco , volvió a pedirle que preparara de nuevo una buena comida para los mismos invitados de la vez anterior.
Cuando todos estuvieron sentados a la mesa , la cocinera volvió a servir " Lengua".
El señor enseguida se levantó pensando pedir disculpas por su torpe sirvienta, cuando vio con sus propios ojos, que todos empezaban a comer y se lanzaban en elogios a aquél plato que les habían servido. 
Esta vez marcharon contentos y satisfechos.
Terminada la comida , el señor llamó al ama de llaves:
- ¿ Cómo es posible que hoy haya sido un éxito algo que anteriormente fue un fracaso ?- Preguntó el caballero sorprendido.
- ¡Señor, porque la lengua pude ser lo mejor y lo peor de este mundo!- Contestó la criada.

Este cuento lo leí cuando era muy pequeña, se me quedó grabado aún sin saber qué quería decir.
Ahora lo entiendo perfectamente. ¿ Y vosotr@s ?

Sé que esta tradicional receta no será del agrado de muchos, pero espero que un placer para otros.
Muy económica y sencilla; acompañada de un buen vino y un excelente pan casero se convierte en un manjar.



INGREDIENTES

3 lenguas de vaca
1,5 k. de patatas
1 hoja de laurel
 1 l. de aceite de oliva
harina para rebozar
1 manojo de perejil
2 dientes de ajo
20 almendras crudas
1 galleta María
1 copita de coñac


PREPARACIÓN

Ponemos agua en una cacerola y ponemos las lenguas y el laurel. Hervimos durante unas 2 horas.
Sacamos , dejamos enfriar . Quitamos la piel que las envuelven ( particularmente me gusta así) y las cortamos en rodajas. Reserva el caldo de la cocción.


Calienta aceite abundante en una sartén , enharina las rodajas y fríelas. Reserva.


Pela y corta las patatas en cubitos grandes, pon sal y fríe en el mismo aceite. No las tienes que freír totalmente , sino retirarlas aún duras, ya que terminarán de hacerse más tarde junto con las lenguas. Reserva.


En un mortero ponemos el perejil picado y los dientes de ajo, majamos bien. Añade las almendras y la galleta María. Maja de nuevo todo. Reserva.
Pon los trozos de lengua y las patatas en una cazuela junto con el aceite sobrante de freír.
Añade la picada reservada, pon un poco de  caldo de hervir las lenguas y el coñac. Espera a que evapore el alcohol.


Cubre con el resto de caldo y  deja a fuego medio alrededor de 20 minutos, hasta que las patatas estén tiernas y espese la salsa.














53 comentarios:

  1. Me ha sido muy agradable leer esta historia de buena mañana, es entendible según como cocines la lengua es una delicia o un fracaso, yo donde trabajaba la cocinaba mucho pero aquí en casa ni la pruebo hacer no les gusta la casquería, una receta muy rica Elisa.MUCHOS BESOS DE LAS RECETAS TRADICIONALES DE COCINA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que además de ver una receta que os guste también paséis un buen ratito. Mil gracias!!!

      Eliminar
  2. ¡No las he probado! En realidad de casquería he probado bien poco, pero me he propuesto ir probando, porque seguro que me estoy perdiendo un montón de cosas ricas. Desde luego este plato tiene muy buena pinta y con esa picada de galleta María ¡tiene que estar delicioso! BSS!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad es que la casquería e casa gusta mucho y bien cocinada es deliciosa y sana!!Besos

      Eliminar
  3. Yo es que no sé si alguna vez la he probado, supongo que sí, pero no me ha dejado huella porque ni lo recuerdo. Lo que sí debería es probarla otra vez, pues mi concepto de los sabores ha cambiado y los aprecio de forma distinta. Buen guiso te ha quedado.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También habían cosas que no me gustaban y sin embargo ahora me encantan. hay que seguir probando nuevos sabores y texturas. Un beso grande!!

      Eliminar
  4. ¡¡Hola Elisa!! ¡¡Me ha encantado el cuento!! ¡¡Su moraleja es muy buena y cargada de razón!! La receta tiene una pinta estupenda, aunque yo me temo que soy de las que no se la comería, ja, ja. ¡¡Y nunca la he probado!! Así que como la probara y me gustara, me tendría que aplicar el cuento a mi misma, ja, ja. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que t gustaría, es carne pura, nada gelatinosa como pueda parecer. Un beso!!!

      Eliminar
  5. Hola Elisa, a mí la lengua me gusta bastante y en casa la solemos preparar aunque no siempre es fácil de encontrar en el mercado. Esta receta me parece muy curiosa con al galleta y la almendra, seguro que está riquísima. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te gustaría entonces, a ver si subes alguna para variar mi receta y forma de hacerla, Un beso!!!

      Eliminar
  6. Este es un plato tradicional donde los haya aunque si queires que te diga la verdad nunca he probado la lengua siempre me ha dado un poco de repelús. Un besote

    ResponderEliminar
  7. Ahora que empiezan a bajar las temperaturas, estos guisos vienen de maravilla, te dejan estupendo. Un beso. azafrandehebra

    ResponderEliminar
  8. Hola Elisa!! A pesar de gustarme el menudo, los riñones e incluso los higaditos, nunca he probado la lengua y me parece que a pesar de que me la pusieran por delante por segunda vez como en el cuento y elogiando la pinta tan deliciosa que tiene, me costaría probar bocado, a lo mejor si me hicieras como a los niños que no se les dice que es, me lo llevaría a la boca, pero repito, en la foto tiene un aspecto formidable, de esos de comida casera 100%.
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok, la próxima vez pongo la receta sin decir lo que es!! Jajajajajaaa!! Si probaras te encantaría!! besos

      Eliminar
  9. Fíjate Elisa que nunca he comido lengua, no tengo ni idea a que sabe, pero tiene una pinta estupenda sera cuestión de probarla!!
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que a mi me da repelús, jajaja, será la falta de costumbre porque a mi madre no le gustaba y por lo tanto no la hacía. Sin embargo mi hermana la borda, es cuestión de gustos, está claro porque a sus hijos les encanta.
    No conocía el cuento, mira tú, pero me ha gustado!
    Un besote preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me lo imaginaba yo!!! jajajajaaja!! Al menos te ha gustado el cuento y seguro que si tu hermana la hace también probarás algún día!! Besos preciosa!!

      Eliminar
  11. Es verdad o te gusta o la odia en micaso me gusta te quedo rica rica besitos

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa, pues te voy a decir la verdad, no la he comido nunca.
    Vamos, tampoco la he buscado, pero te aseguro que me gusta la casquería, así que aunque no la cocine yo, si me la ponen en un sitio de confianza la comería sin problema. Las tuyas serían perfectas para estrenarme jaja
    El cuento me ha gustado, y si es cierto, con la lengua se puede hacer cosas divinas y también horribles, el ser humano es así.
    Besotes gordos mi nña, feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería un honor poder hacértelas y que te estrenaras conmigo!! Mil besos!!!

      Eliminar
  13. Yo nunca la he probado, pero viendo el resultado me animaría a hacer una degustación,je,je.

    ResponderEliminar
  14. Hola Elisa. Seguro que yo hubiera sido uno de los que se marcharon jj e igualmente lo haría en la segunda ocasión jj. Hay ciertas cosas que no puedo con ellas, sesos, riñones, hígado, foie, lengua etc, etc, y no sigo ya que la lista se haría interminable. Y que conste que muchos de esas cosas no la he probado así que no puedo decir si me gustarían o no pero si con antelación sé lo que es y es una de ellas, me quedo sin probarla. Manías que tengo jj.
    Para quien le gusten estos manjares y viendo como lo has preparado no me cabe duda de que disfrutaría al saborearla tal como hicieron los comensales en la segunda ocasión jj y tu recibirías la felicitación. Yo te felicito, aunque no la pruebe, pero es que tiene que estar muy rica. Lo que no perdonaría sería la salsa y las patatas así que tampoco pasaría hambre jj.
    Un cuento con buena enseñanza sobretodo para quien quiera entenderlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cuento lo entendí con el tiempo y es muy cierto.
      menos mal que este guiso lleva sus patatas y a tí te permitiría poner un huevo!! jajajaja!! Un abrazo!!

      Eliminar
  15. Hola Elisa. Yo no la he comido nunca, pero en mi casa cuando era pequeña, mi abuela la preparaba y mis padres y mis abuelos se la comían muy bien. A mi es que comer ciertas texturas no las llevo muy bien, seguro que está exquisita, porque la pinta del guiso así se ve. Fíjate que no me dices que es o yo no soy capaz de detectarlo en la boca y me la como tan ricamente. Pero como me lo digas o yo me de cuenta, me como todo lo demás pero la lengua no.
    Que le vamos hacer hay cosas que no puedo. Pero tu receta se ve muy rica y estoy segura que a mis padres y suegros les encantaría.
    Un beso fuerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguro que te gustaría y repetirías, jajajaja!! pero las patatas y la salsa sí que te encantarían!Un beso

      Eliminar
  16. Me ha encantado el cuento, para mi es de agrado, aunque a mi hija la mayor no le gusta mucho, la suelo guisar con patatas o judias verdes, otras veces en salsa, en fin la suelo utilizar bastante.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho, si tienes ocasión a ver si subes alguna recta para aprender otras formas de cocinarla. Besos!

      Eliminar
  17. Te me has adelantado Elisa, que tengo una lengua en el congelador hace algún tiempo y no encuentro el momento oportuno de cocinarla pues es muy laboriosa. Después de limpiarla es la carne más sabrosa y pulcra que te puedes comer. Mi manera de cocinarla es diferente a la tuya por eso me quedo encantada con tu "fórmula", ya puedo hacerla de otra manera. Me ha gustado. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pus yo tengo otra en l congelador, esperaré a que subas tu receta y así varío. Me alegro de coincidir contigo. MIl besos!!

      Eliminar
  18. ¡¡¡Ay Elisa!!!, con todo lo de tu post, me quedo sin duda con el pan que tiene una pinta de las de..."toma pan y moja" en la salsita que si la probaría, pero la lengua, no, eso si que no, por ahí no paso, y eso que nunca la he probado pero el simple hecho de ver en crudo lo que es, como que no, ja, ja, ja, . Quizás si me la pones por delante, bien tapadita con mucha salsita y no me dices lo que es, así sí, lo probaría,...y eso que yo me como hasta las piedras, ja, ja, ja.
    no obstante te felicito pues la elaboración te ha quedado que se mete por los ojos, creo que tienes mucho merito compartiendo este tipo de platos que no suele gustar a todos.
    Besos guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja!Bueno por una vez t permito cambiar la lengua por un par de huevos encima de las patatas, y te dejo el pan y el vino para que disfrutes. Me encanta poner estas recetas, son de las que te encuentras opiniones de todo tipo, jejejje!! Mil besos guapísima!!!!

      Eliminar
  19. no he probado la lengua nunca, pero estoy segura que debe estar super rica asi guisada con patatas, tiene una pinta increible, yo me apunto.
    un saludo noemi

    ResponderEliminar
  20. Qué bonita historia!!!! Lo que ocurre con la denominada "casquería ", es que mucha gente decide que no le gusta sin llegar a probarlo.
    Yo recuerdo haberla comido de pequeña y creo que no me disgustaba.
    Esta tuya con ese guisito ha quedado genial!!!
    Un abrazo cariñoso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguro que si a la mayoría no se le dice lo que es , todos probarían!! Un beso preciosa y mil gracias!

      Eliminar
  21. Hola Elisa!!! Yo la preparé hace dos semanas y es exquisita, la hago muy a menudo, seguro que un día la subo. Asi como la tuya no le preparado pero me la apunto porque se ve muy rica. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantará ver la receta!! Muchas gracias y me alegro de que te guste!!

      Eliminar
  22. Hace años que no como lengua. He de decir que me costó probarla pero es un manjar.
    Me llevo la receta para volver a probarla.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te guste y a ver qué te parece de esta forma cocinada!!Un beso

      Eliminar
  23. Elisa!!
    Esta vez me vas a perdonar porque aunque lo has presentado tan bien en el plato y con esa historia tan bonita, no podría con la lengua es superior a mis fuerzas, será que me viene de niña :(
    De todas formas es increíble lo apetecible que haces todo, porque de no saber lo que es...caía!!
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja!!! Muchas gracias por todo María , eres un sol y encantadora hasta para decir que algo no te gusta!! Mil besos!!!

      Eliminar
  24. Me quedo con la historia que nos has contado porque me ha gustado mucho y porque por muchos años que pasen siempre se podrá aplicar.

    En cuanto al plato... esta vez voy a pasar... Lo siento, no puedo con ella, desde una vez que mi madre nos la "camufló" en la comida y yo descubrí lo que era ¡menuda tragedia griega se armó! Es un trauma infantil jajajaja

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja!! yo creo que todas las madres hacemos lo mismo, intentar camuflar los ingredientes , aunque a veces son intentos fallidos, como en tu caso!! Al menos has pasado un buen ratito leyendo el cuento . Un besazo guapísima!!

      Eliminar
  25. Si te soy sincera en mi casa nunca se ha comido, de hecho no alcanzo ni a imaginarme a qué sabrá, pero seguro que bien cocinada merece la pena probarla :)
    Curioso cuento que encierra una gran verdad.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Hola Trini!! pues sabe a carne, nada de gelatina ni nada parecido. Si te atreves te la recomiendo.
    El cuento tiene una buena moraleja que entiendes a medida que pasa el tiempo!! Un beso!!

    ResponderEliminar
  27. Me ha gustado el cuento, esa moraleja cuenta verdades como puños.
    Sobre la receta te dire que tiene muy buena pinta, pero yo con la casquería no me llevo muy bien, la probe hace muchos años mi medre suele prepararla, pero yo la probé esa vez y ninguana más, no me hizo gracia, seguro que tu receta esta muy rica, pero yo aparto la lengua y me como las patatas.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  28. jajajjaa pero que graciosa eres Elisa!!! Vente a casa pero las lenguas no se hacen eh!!! jajja Conscientemente nunca la he probado, aunque reconozco que en tu plato nunca pensaría que es eso jajja. Un beso muy grande amiga!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale , vale , no te preocupes pero sé que terminarían gustándote!! jajajajaja!! Mil besos !!

      Eliminar

Encantada de recibir y leer tus comentarios. Me importa mucho tu opinión y me ilusionan tus visitas
¡ Muchas gracias y vuelve pronto !

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...