Muslitos de Codorniz al Pedro Ximénez

Siempre he disfrutado del verano intensamente junto al mar, en la playa, rodeada de mi familia. Aquellos veranos en los que cada día íbamos a la playa y todas las horas nos parecían pocas.  Tengo miles de recuerdos que me hacen feliz y me siento muy afortunada de haber tenido la suerte de vivirlos.

Ahora son diferentes pero siguen siendo buenos veranos donde el tiempo se para, las prisas se detienen y eso es lo que más me gusta; todo es más relajado. Cuando contemplo el mar, hago recuento de muchos momentos vividos que no volverán pero permanecerán para siempre en mi memoria. Recuerdos que a veces me traen una sonrisa y otras una nostalgia agridulce. Pero son míos, aquellos con los que sueño tantas veces. Me llamaréis loca pero le hablo y cuento mis cosas, pido consejo y hasta que me ayude... ¿Será posible que alguien me escuche allí a lo lejos?

La receta de hoy muy sencilla y deliciosa. Unos bocaditos que no se hacen esperar.


codorniz_muslitos

INGREDIENTES

  • 10 muslitos de codorniz
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 1 copita de Pedro Ximénez
  • 1 copita de agua
  • sal y pimienta
  • AOVE
  • arroz blanco como guarnición


PREPARACIÓN

`Pon a calentar aceite en el fondo de una cacerola. Dora en él los muslitos. Añade la cebolla picada y el diente de ajo laminado. Pon sal y pimienta al gusto.



Cuando la cebolla adquiera color incorpora el vino, espera unos minutos a que evapore el alcohol.



Ahora echa el agua. Deja que se cocine a fuego medio-bajo hasta que los muslitos estén tiernos y la salsa haya espesado.


Sirve acompañados de arroz blanco y disfruta de estos exquisitos bocaditos.


muslitos_codorniz



Comentarios

  1. Un plato exquisito, es que el Pedro Ximénez le da un toque especial a todos.

    Siéntete dichosa por atesorar tantos recuerdos y como dicen...
    Recordar es volver a vivir.... aunque claro de otra forma.

    BESOS 😘 😘😘😘..... disfruta de esos momentos!!!

    ResponderEliminar
  2. La receta me gusta porque los muslitos de codorniz son muy sabrosos, solo que no los he visto nunca en el super, en tal caso los haría, ya que con esa salsa son riquísimos.
    Y a mi el mar me encanta, vivo al lado de él y en el mes de agosto disfruto de pleno en la playa.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Esos recuerdos no nos los quita nadie y es bonito tenerlos.
    Me gustan estas codornices con el P.X. han de tener muy buen sabor. Mi problema con las codornices es que si me las dan cocinadas me las como, pero si las hago yo dejo que se las coman los demás, no sé, en fin manías que nadie es perfecto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Elisa , a mi me ocurre igual. Vivir cerca del mar es un privilegio en todos los sentidos. Cada vez que necesito pensar , estar en soledad conmigo misma , relajarme etc, acudo a su encuentro.
    Esa inmensidad , contemplar las olas, disfrutar de su olor, es mágico y me da paz para el espíritu , me acomoda y regenera por dentro, así que te entiendo perfectamente.
    Lo que también carga pilas es una comida como la que has preparado, que me parece de un goce total y ese toque al Pedro Ximénez, siempre es un extra añadido que le da el toque especial a la receta. Me ha encantado.
    Un abrazo y buen día guapa.

    ResponderEliminar
  5. Pués claro que te oyen cariño, no te quepa duda!!!
    El mundo invisible existe, y ellos segun su trasparencia tienen poder para escuchar y ayudar; y estoy segura de que tu madre entra en este grupo.
    Me encantan las codornices, como bien dices son un bocado sabroso, a ver si me animo y voy en busca de un par de ellas.
    MIL BESOS TESORO, Y A SEGUIR DISFRUTANDO DE TU VERANO ^:^
    Conxita
    tedeternura.com

    ResponderEliminar
  6. Qué plato tan sencillo y tan delicioso, Elisa, nos encantan las codornices... Y en cuanto a los recuerdos, dejarse mecer por ellos puede ser muy gratificante...

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  7. Si tu estás loca entonces yo voy contigo de la mano. Aquí en Gijón hay una ruta que empieza(para mi) donde la lloca del rinconín (así se le conoce a la figura de la madre del emigrante) recorre y bordea la playa, es una gozada pasear sobre todo cuando se siente nostalgia en el alma y hasta se puede gritar. Algún día pondré alguna fotos. Se me va la pinza y me enfrían las codornices....jejeje. Besinos wapa

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Hola Elisa!! De loca nada, cada uno es muy libre de hablarle a lo que quiera y creer en lo que quiera, sobre todo si eso nos reconforta. Este mundo es muy duro y cruel, es verdad que afortunadamente los buenos son mayoría, pero los malos, ¡son tan malos! que si no fuera por poder desahogarnos con alguien, Dios, el mar, las plantas...da igual, es importante hablar y no guardarse las cosas, plantear nuestras dudas, nuestros temores o nuestras alegrías. Es sano y saludable.
    Y sana y saludable tu estupenda receta de hoy. Una proteína estupenda la de las codornices y con un sabor muy rico que le ha tenido que dar el vino dulce. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Elisa tu hablale que seguro que alguien te escucha, que rica estas codornises con esa salsa besitos

    ResponderEliminar
  10. Querida Elisa, tú haz lo que te apetezca, y si dicen, que digan...
    Adoro el mar, aunque no vivo junto a él, no tengo esa suerte, pero si lo tengo cerca, ya lo sabes y cuando puedo echar una escapada, es como un chute de energía positiva. Sobre todo cuando no es temporada de vacaciones, prefiero ir en Primavera y Otoño, incluso en invierno cuando hace solecito pasear un rato por la orilla del mar arrebujada entre abrigo, guantes y bufanda, es una terapia mejor que la de mil psicoanalistas, Jajajaja.
    Entiendo tu unión y tu pasión por el mar, lo llevas en la sangre.
    Quédate con lo positivo, con los buenos momentos, y lo malo o que prefieras olvidar, deja que se lo lleven las olas, mientras disfrutas de los que te rodean día a día, y sospecho que no te costará mucho, siempre que los sigas alimentado así de rico.
    Besos y sé feliz. Besitos a tus niñas.

    ResponderEliminar
  11. Pero qué plato tan estupendo! Me parece una combinacion perfecta!habrá que hacrlas sí o sí..

    ResponderEliminar
  12. La comida tiene esa cualidad de traernos recuerdos de momentos compartidos con nuestra gente, recordando recetas que son muy de casa y con las que hemos crecido, y si además son tan buenas como esta es todo un placer, gracias por compartirla Elisa, un beso.

    ResponderEliminar
  13. Estas las tengo que hacer si o si!! me encantan las recetas que lleva PX, quedan deliciosas y estos muslitos de codorniz son una delicatesse. Bs.

    ResponderEliminar
  14. Qué bonitos recuerdos Elisa. A mí el mar me pilla lejos pero me encanta leer lo que nos cuentas de tu infancia cerca de él y de esos veranos en su orilla.

    La vida tiene momentos buenos y otros malos, pero aunque ahora los recuerdos te sepan agridulce ¡los tienes! Esos momentos que has vivido no te los puede quitar nadie y aunque ahora duela recordar, sobre todo por todas las personas que ya se han ido, piensa que has sido afortunada de tenerlos a tu lado y vivir tantas cosas bonitas.

    La receta de hoy otra maravilla, como todo lo que sale de tus manos y tu cocina

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  15. Yo creo que si que te escucha... a tus pensamientos, recuerdos y deseos. :)
    El plato me lo llevo, que rico!! Besos.

    ResponderEliminar
  16. Hola Elisa:
    Justo ayer estuve yo en la playa en esos mismos términos de los que tú hablas. No se escuche no no relaja y se agradece.
    Tenemos la suerte de tener cerca a la playa y poder perdernos en silencio o hablando.
    No me gusta la codorniz así que, tendría que cambiarla por otra ave. Seguro que con tu salsa como yo el pan y a disfrutar.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  17. Las perdices, de fábula. Nunca dejes de hacer aquello que te hace sentir bien (y menos por lo que puedan pensar los demás). Un besazo!

    ResponderEliminar
  18. Qué recuerdos tan bonitos Elisa, a mi me pasa lo mismo pero con la montaña y el campo...yo vivo ahora cerca de la playa, pero no es tanto lo que la disfruto, a veces pienso que me lo pierdo sin razón...
    Deliciosa la receta como siempre, deliciosa y elegante presentación.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  19. Qué receta más rica, pero nunca he visto vender los muslitos de codorniz, así que probaré a hacerla con codornices enteras, que hace un siglo que no como, por cierto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Esos muslitos tienen una pinta divina. Un besote y feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
  21. Que bonito es querida amiga recordar esos hermosos recuerdos q te hacen sonreír y estar agusto me encanta q nos lo cuentes cómo me encanta este plato que tiene q ser un verdadero manjar esos muslitos de codorniz tienen que ser deliciosos Mil besicos preciosa

    ResponderEliminar
  22. ¡Hola Elisa! que bonito ha sido leerte... también me siento privilegiada por tener bonitos recuerdos como tú junto al mar y es que siempre he vivido muy cerquita... y no temas de locura por hablar al mundo, sin saber si hay alguien que te escuche y te de repuesta alguna, pero te trae paz a tu corazón. Yo lo suelo hacer alguna que otra vez... No sé si será por culpa de tener el mismo nombre...puede que se nos vaya la pinza un poco a las dos... puede!!... jajaa... pero como digo siempre... bendita locura!! jajaa... Bueno corazón que me encanta como siempre la receta que nos traes... encantada me comería yo esas codornices... Un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Encantada de recibir y leer tus comentarios. Me importa mucho tu opinión y me ilusionan tus visitas
¡ Muchas gracias y vuelve pronto !

Print Friendly and PDF